Press "Enter" to skip to content

¡Seré abuelita!…

POR: Estrellita de la Torre Lomelí

Hace pocos días, justamente el día en que celebraba mis 45 primaveras, me dieron la noticia de que seré abuelita, de repente creo que ciertos tipos de sorpresas no las esperas, te llegan como balde de agua fría que sacude todos tus sentidos y hacen girar tus emociones, se siente un mundo de preguntas, tu vida en cuestión de instantes da un giro por completo.

“¿Yo?, abuelita tan joven”, me sentí como haber pasado de ser una simple chicuela a la madurez de un momento a otro, que ya era hora de sentar cabeza (jajajaja). Creo que en ese momento no pensé en mi hijo, ¡sino en mí!.

Después de unos instantes caí en cuenta que uno como padre siempre desea para sus hijos lo mejor, que concluyan sus estudios, que se encuentren estables en cada aspecto de sus vidas, ya sea laboral, académica, sentimentalmente y en contadas ocasiones esperas recibir una noticia de este tipo.

Claro que siempre piensas que algún día iba a llegar una noticia así, pero nunca piensas cuanto tiempo deba pasar para ello, la verdad es que no se está preparado para una situación así y menos cuando sientes que tus hijos son demasiado jóvenes y aún les falta camino por recorrer y sobre todo, tú como madre aún te sientes en la flor de la juventud (jajajajaja).

Pero la verdad, es que nunca estamos preparados para ninguna situación, la vida solo se vive y se disfruta continuamente con sus altas y bajas, con sus pros y desventajas, creo que conforme van pasado los días, te vas haciendo a la idea de que todo tarde o temprano cambia, que hay que recibir las bendiciones, así tal cual como son y sobre todo el hecho de saber que un nuevo miembro siempre será bienvenido en cualquier familia.

Hoy debemos de estar conscientes que nada, ni nadie obstaculiza el camino de otra persona, al contrario; ahora es la lucha de dos personas que tendrán que sobrevivir por mantenerse juntas, por avanzar, por seguir en la búsqueda de nuevos desafíos, de nuevos proyectos y metas pero en unidad, en un mismo conjunto.

Sé que nadie estamos preparados para cambios, para nuevas llegadas, para otros desafíos, otros caminos, nuevas vidas; pero los tiempos de Dios siempre son perfectos y hoy por hoy, me encuentro totalmente feliz, por los hijos que tengo, por la familia que formé, y por dos nuevos miembros que se unen a ella; una nuera y la extensión de mi hijo, que un día me dirá “Abuelita”.

Uno siempre inicia con el miedo que da el recibir un nuevo miembro y sobre todo el hecho de que cambiarán tal vez mil cosas en muchos aspectos, aunque claro, creo que mi principal temor era el creer que aún no tenía la edad para ello… Pero me doy cuenta que jamás existirá la edad adecuada para ser abuelita y es que siempre se nos pinta con cabellos blancos, con patitas de gallo y cuerpo encorvado; la verdad es que el hecho de experimentar hoy una nueva etapa no significa que la juventud o la creencia de ella se escape entre las manos, sino hoy será la madurez y experiencia de enfrentarse a nuevos cambios, nuevos retos y sobre todo al complemento perfecto a lo que será nuestra nueva familia…Enhorabuena a mí!….

Los invito a leerme en el Diario Digital e Impreso EXTRA de La laguna y en mi página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: