Se opone Canadá a planes de Trump de militarizar frontera por Covid-19

0
146

Ottawa, Canadá a 26 de MARZO DE 2020.- .- El Gobierno canadiense está intentando convencer a Estados Unidos de que no militarice la frontera entre los dos países como respuesta a la propagación de COVID-19, según reveló este jueves el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

egún medios de comunicación canadienses, la Casa Blanca está considerando enviar miles de soldados de zonas próximas a la frontera con Canadá con el objetivo de evitar los cruces ilegales durante la crisis provocada por la propagación de COVID-19.

Hoy, durante su rueda de prensa diaria, Trudeau confirmó las intenciones de la Administración del presidente Donald Trump y las reticencias de Canadá a la medida.

«Canadá y Estados Unidos tienen la frontera sin militarizar más larga del mundo y a los dos países les interesa que permanezca de esta forma. Hemos estado en conversaciones con EE.UU. sobre esto», contestó Trudeau de forma sucinta a las preguntas de los periodistas.

Tras solicitar aclaraciones sobre las conversaciones entre los dos países, Trudeau añadió que Canadá ha «subrayado que el hecho de que la frontera sea la más larga sin militarizar ha beneficiado a los dos países y sus economía» y que creen que «tiene que mantenerse de esta forma».

El posible envío de tropas a la frontera con Canadá ha causado sorpresa y reticencias en Ottawa ya que desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, la dirección del principal flujo de personas que cruzan la frontera de forma irregular es de Estados Unidos a Canadá.

Además, el pasado 20 de marzo, Canadá y Estados Unidos acordaron devolver a las personas que cruzan la frontera de forma irregular para solicitar asilo, una medida criticada por las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Según la cadena de televisión canadiense Global News, los planes de la Casa Blanca son situar tropas a una distancia de unos 30 kilómetros de los puestos fronterizos entre Estados Unidos y Canadá.

Las tropas utilizarían sensores y otras tecnologías para detectar individuos que crucen la frontera de forma irregular pero no tendrían la autoridad para detener a los supuestos infractores, ya que en Estados Unidos la ley prohíbe que los militares actúen como fuerzas policiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here