Relaciones a Larga Distancia

0
1246

POR: Estrellita de la Torre Lomelí

En estos tiempos es algo tan común en las personas que utilizan redes sociales las relaciones a distancia, de esta forma hemos conocido a ese ser que ha cautivado nuestros sentidos, emociones y el corazón. Debido a las redes sociales, es muy notorio las nuevas relaciones que se enlazan a través de ellas y que se vuelve tan real como efímero, dependiendo del entusiasmo, la perseverancia y el amor que dispongamos, tal vez solo es una ilusión o quizá sea la prueba más grande que pueda presentarse.

La verdad es que de este tipo de relaciones demostramos el verdadero significado de la palabra amor, en ella se comprueba la lealtad, la confianza, la paciencia, la empatía, la conexión, la introspección, la dedicación, la fidelidad, la disponibilidad, la entrega, el compromiso y sobre todo el amor.

Es más que claro que al llevar una relación así, ya nos hemos planteado un par de preguntas: ¿Somos capaces en verdad de llevar una relación así?, ¿Podemos llevar una relación leal a alguien que no hemos tocado y que no ve lo que hacemos cuando no estamos?, ¿Qué esperamos de una relación así?, ¿nos sentimos a gusto, amados (as)?, ¿Podemos soportar la ausencia del otro?.

Es tan fácil enamorarse de alguien con palabras, pero recuerden que los hechos son los que valen; el verdadero valor de este tipo de relación es que se quiera trasformar un amor de pantalla a algo totalmente real. No se trata de decir sólo te amo, sino demostrarlo, luchar por estar con esa persona que nos ha llenado el corazón y el alma, que ese amor se vuelva verdadero, que haya más hechos que palabras.

Este tipo de relación se trata de una lucha constante contra las inseguridades, dudas, miedos y sobre todo porque todo lo externo que sencillamente puedan dañar algo que se ha decidido formar. La verdad es que el amar a alguien cambia nuestro panorama, nuestra vida, tiempo, amistades, sueños, salidas y deseos, pero sobre todo siempre establecer las bases, hablar de forma clara, abierta y libre y saber que puede beneficiar o arruinar algo tan bello. Este tipo de relaciones necesita dosis extra, que una relación normal; ya que las circunstancias te obligan a ser honesto con lo que sientes y a entender a tu pareja en casos difíciles, apoyar, cuidar y tranquilizar en lo que se presente. El saber comunicarse, ya que se requiere de voluntad y paciencia, ya que conforme pasa el tiempo las dudas e incertidumbre van apareciendo.

Debemos recordar que tenemos que considerar los sentimientos del otro al tomar decisiones, que existen circunstancias que podría generar inseguridades si no lo platicamos, la comunicación en estos casos ayudará a mantener las cosas menos intensas y más positivas. Pero recordemos que cuando existe amor, todo se puede lograr, alejemos siempre las dudas, los miedos y hagamos sentir al otro que aunque no estén cerca existe el compromiso, la lealtad y la promesa de que pronto estarán juntos y recuerden que: “Querer es poder y cada uno nos ponemos los obstáculos que nos impidan continuar”…

Los invito a leerme en el Diario Digital e Impreso EXTRA de la Laguna y en mi página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here