Reflexiones Amorosas

0
786

DIOS QUIERE SER AMADO

POR: Antonio Fernández

…” Respondió Él: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, con toda tu alma, y con todo tu espíritu “… (Mt 22, 37)

La solución a la problemática desordenada del ser humano está en resolverse a resolverla y como las inclinaciones indebidas de la vida no son fáciles de componer al instante, requiere ajustarlas a lo que se quiere de bien y no cesar en el continuo esfuerzo de salir del círculo en que se está encerrado, la puerta de salida va estar en la constancia de cultivar la fe en Dios y su misericordia conducirá a encontrar la salida de ese círculo, vamos a conocer y porque no a disfrutar con gozo y alegría la obra de Jesucristo Nuestro Señor que la gracia perseverante manifiesta en el alma la majestad y realeza de su divinidad, motiva a las almas al conocer de San Pablo; …” Vivo Yo, dice el Señor, que ante Mí se doblará toda rodilla, y toda lengua ensalzará a Dios “ … ¿Y cómo ensalzar a Dios? Alabando y glorificando en palabra obra y pensamiento cumpliendo con amor su doctrina y mandamiento que se vive por Él, a lo que es buena la pregunta; ¿Cómo es mi amor para con Cristo Nuestro Señor que vino al mundo a redimir mi alma? Muchas son las respuestas inspiradas de corazón, otras solo de palabra, a no dudar otras de convicción sincera afirman: …No puedo expresarlo porque lo que hasta ahora he realizado en nada se compara a los bienes que de Dios recibo por su divina providencia vienen a Mí, me disponen a mi salvación reconociendo que sin Él nada soy… El cristiano católico empeñado en conducirse busca su salvación en la palabra Dios la que alaba y enaltece e impulsa a vencer los obstáculos que en la vida terrena son prueba continua. Pero Jesucristo Nuestro Señor no dejo momento en su paso por el mundo en impartir la catedra de su misión como Hijo Amado de su Padre imparte, el punto primordial de su doctrina y mandamiento va a mostrarnos la perfección de su legislación apreciar el amor del Padre por las almas.

El Señor ha tenido una confrontación con los saduceos sobre la resurrección basada en una mujer que al contraer matrimonio murió el esposo, está se volvió a casar con un hermano que muere, contrae matrimonio con otro hermano y conforme morían se casa con el que sigue hasta morir todos, viene la pregunta; …” En la resurrección, pues, ¿de cuál de los siete será mujer? Porque todos la tuvieron].[ Respondióles Jesús y dijo: Erráis, por no entender las Escrituras ni el poder de Dios, Pues en la resurrección, ni se casan (los hombres) ni se dan (las mujeres) en matrimonio, sino que son como ángeles de Dios en el cielo “ … Es de imaginar a sus enemigos conspirado en hacerlo se contradijera y los del error fueron ellos por no conocer las Escrituras que decían muy bien conocer quedando en evidencia ante el pueblo, cambian la estrategia agrupados sus enemigos en un solo frente olvidando sus diferencias perversos resuelven hostigarlo, no se comprende la conspiración que el sanedrín urde contra Dios y su Hijo Amado, sus dirigentes están conscientes de que Jesucristo es el enviado de Dios el Mesías esperado no alcanza su inteligencia a deducir que siendo Dios su mirada va a lo profundo de sus pensamientos conociendo sus maldades e iniquidad contra su divinidad, es más Él conoce más de ellos que ellos mismos.

La infinita inteligencia de Jesucristo Nuestro Señor en cuando es el Verbo de Dios, el sanedrín no la vislumbro la negó y al paso de los siglos sus milenarios enemigos se mantienen en el error de no aceptar su divinidad hoy de ellos muchos sufren arrepentidos en el purgatorio o padecen eternamente en el infierno es la triste realidad. Dejemos la palabra al Evangelista; …” Mas los fariseos, al oír que había tapado la boca a los saduceos, vinieron a reunirse junto a Él “…Ante el Señor tuvieron oportunidad de razonar su error prefiriendo callar, es confort espiritual y tranquilidad del cristiano católico el convencimiento los sabios unidos de los siglos poseedores de la inteligencia creada no podrán contradecir a Dios quien es la inteligencia increada, es bueno recapacitar y no permanecerán en el error.

Va a la palestra el seleccionado por el sanedrín doctor de la ley en actitud de superioridad orgulloso de su encomienda decidido se acerca a Nuestro Señor no con el respeto que se merece, menos con humildad porque la desconoce mucho menos aprender de su Catedra, se acerca como a persona despreciada: …” y uno de ellos, doctor de la Ley, le propuso esta cuestión para tentarlo; “…Ya la intención de “tentarlo” está mal, haciéndose el interesante creyó encontrar el punto de contradicción del cual esperaba lograr lo que otros como él no habían logrado, finge reconocer su calidad de Maestro

que verdaderamente lo es, a su palabra da una entonación por puro formulismo de dientes afuera porque en su interior como los del sanedrín no acepta, va directo a la pregunta; …” Maestro, ¿Cuál es el mayor mandamiento “…Todos voltearían a ver el rostro amoroso de Cristo Nuestro Señor, pocos dolidos por la forma en que se interroga al Señor, otros intrigados esperan, otros están en el haber que dice y sus enemigos esperan la contestación para la segunda interrogante; …” Respondió Él: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, con toda tu alma, y con todo tu espíritu “ …¿Que esperaban estos conspiradores de la respuesta? El Señor legisla como debe ser el amor a Dios su Padre que ellos conocen y recitan en diferentes horas del día, entonces, el Señor dijo la verdad que estaba asentada en la Ley, Ley que siendo Dios dicto a Moisés definición que viene desde antes de la creación por Dios mismo, una vez más callaron, y más se encendió su odio contra el Justo. Ante esta intriga sea de nuestra parte la lealtad a su mandamiento y mirando en una misma altura todo mandato que nos imponga a nuestra voluntad ver en ella que la manifestación del Señor es su voluntad la que debe el cristiano católico. Y para dejar más clara su legislación sobre la obligación que todos tenemos para con nuestro Creador confirma; …” Este es el mayor y primer mandamiento “…Enseño que el amar a Dios está por encima de todo interés que exista en las almas en su paso por el mundo de prueba, el punto primordial es “Amarás al Señor tu Dios” No pide un amor compartido sino único y primordial quedando las cosas del mundo en un lugar lejano, pide que su amor a Él sea el centro de los actos de todo ser humano, ante esta necesidad espiritual el pesimista se pone las manos en los oídos para no escuchar teme salir de su vida. Para perfeccionar su mandato dejo muy claro a todos los tiempos su disposición; …” El segundo le es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo “…Define el Señor el orden espiritual y moral del ser humano, el primer amor es a Dios, el segundo amar al prójimo como te amas a ti mismo, como te atiendes en tus necesidades, como eres contigo mismo en tus penas, dolores y agobios encuentras el medio de superarlos, ese mismo proceder sea por amor a Dios entregarlo al prójimo. Conforme el ser humano logra éxitos envanecido por ellos se aleja de este mandamiento, olvidando el primero y el segundo, la realidad es hacer del prójimo un medio para abusar de él, entre más agobiado viva más es el abuso, sin valorar en su interior el amor pedido por Dios es una invitación amarlo, la invitación más poderosa es prevenir nuestra salvación amándolo.

El orden moral queda encerrado en esta revelación: los dos mandamientos principales están unidos en el sentido de quien ama a Dios de igual manera ama al prójimo, pero si dice amar al primero y despreciar al segundo, miente, para insistir en nuestra salvación San Juan ilustra el mandamiento del Señor a sus discípulos; …” Y este es el mandamiento que tenemos de Él: que quien ama a Dios ame también a su hermano “…Por qué; …” De estos dos mandamientos pende toda la Ley y los Profetas “… ¿A qué se debe que quienes dicen servirlo lo traicionan? Vino a ser amado, dio la vida por amor a cada ser humano que ha nacido en el mundo, no se reconoce que Dios quiere ser amado.

hefelira@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here