Reflexiones Amorosas

0
595

DOLOR Y GOZO UNE A LA SAGRADA FAMILIA

POR: Antonio Fernández

…” Y bajo (Jesús) con ellos (María y José) y volvió a Nazareth, y estaba sometido a ellos, y su madre conservaba todas estas palabras (repasándolas) en su corazón “… ( Lc 2, 51)

Enseña Nuestra Santa Madre Iglesia al cristiano católico; …”Nuestro Señor Jesucristo que sujeto a María y a José, consagro con su permanencia la vida familiar con sublimes virtudes, -ruega al Señor- haz que, con el auxilio de ambos, nos instruyamos con los ejemplos de tu Sagrada Familia, y alcancemos su eterna compañía “ … La humanidad vive en todo momento entre dolor y gozo por las cosas del mundo cae en la desesperación por hacerlas suyas, y cuando por alguna razón de “ego” no las logra crea maquinaciones para apropiarse de ellas pero si estas se le complican entrelaza a su interior las escapatorias pasajeras al placer, alcohol, drogadicción o gula siendo posible que al término de ellas venga de la conciencia el remordimiento consecuencia del mal obrar es el dolor de haber caído se convierte en su interior en sed abrazadora que mientras permanezca en el error más será la resequedad en el alma y en la mente la intranquilidad que se diluye en amarguras y resentimientos acciones sin sentido perjudiciales para el alma y el cuerpo, porque quien busca y logra las cosas del mundo no descansa de ellas busca más y quiere más, vuelven a él más persistentes cuando encienden la ansiedad del “yo” la furia pasional de la envidia que renueva la ambición maliciosa de la avaricia su rapacidad, tacañería y demás hábitos, la obstinación del poder hace perder la realidad a razonar por qué estoy en esté mundo, más la actitud codiciosa es poderosa que tiene envuelto al pecador. Lo conocido como los niveles de la sociedad sea en la pudiente lo es en todos los niveles sean a los que se llama ricos y los que viven en pobreza, el que tiene o no tiene dinero en ambos son las debilidades y flaquezas las que predominan debido a su alejamiento de Dios por lo que no puede el pecador por si solo detenerse y nadie puede decirse desconocedor de lo que bien conoce, no puede escapar a la angustia que da a la avidez el ansia de satisfacer la ambición de tener más y más. ¿Y cuál es la verdadera avidez y satisfacción del alma? Ninguna, más bien es dolor cuando el pecador consciente de su realidad abrumado de haber ofendido a Dios con sus actos, ofendido al prójimo por el robo, engaño así todo cuanto mintió respondió al deseo del acto malo por ello vive en el interior de su alma una situación incómoda porque la conciencia no deja de reclamar que se arrepienta, si cree que metiéndose al trabajo o a cosas en que se distraiga concentrado en las bagatelas del mundo se va alejar de esa pena que pesa en él va a ser difícil lograrlo, es más no lo podrá hacer, porque esa pena al no rechazarla crecerá más e ira con él a todas partes, solo con la ayuda de Dios nuestro Señor lo va a superar. La conducta humana del pasado es la misma de hoy, solo que hoy está más refinada no en bien sino en maldad, llama nuestra atención la preocupación del Papa Félix III en su reinado como Papa de la Iglesia católica su predicación muestra la preocupación del Vicario de Cristo Nuestro Señor ilustra a las ovejas donde está la caída del ser humano e invita meditar; …”El error que no se resiste es aprobado y la verdad que no es defendida es oprimida”…¿Quién se atreverá decir lo contrario?

¿Dónde aprender a conservar el estado de gracia? En la Catedra sublime impartida por Nuestra Madre María Santísima desde la Anunciación al escuchar y ser confortada por el Ángel, en la visita a su prima Santa Isabel, en la cueva de belén oír las palabras de los pastores, a este momento todo ha sido gozo, pero al conocer la profecía de San Simeón después de bendecir al Niño Jesús; …” Esté es puesto para ruina y para su resurrección de muchos en Israel, y para ser una señal de contradicción.-Y a tu misma alma, una espada la traspasara a fin de que sean descubiertos los pensamientos de muchos corazones “… En Nuestra Madre María fue la fe cimentada en el amor a Dios la que le fortaleció de otra forma se hubiera afligido y podía pensar; …Una cosa es la que me anuncio y otra la que se profetiza, dijo Cristo Nuestro Señor; …”Dichosos los que han creído sin haber visto “ … El Ángel anuncia a María; …” El será grande y será llamado el Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre “… ¡Así es! Se cumplió la palabra de Dios expresada por el Espíritu celestial,

al escuchar a Simeón vino el presagio de un misterio infinitamente doloroso en la vida de su Hijo y en el de ella, ya que el corazón de Jesús esta unido al de su madre, así, sí su Hijo goza también ella, sí su hijo padece también ella, así el padecimiento es de María a Jesús. En María Santísima todos estos acontecimientos los guardo en su corazón, los repasa y desmenuza detenidamente, comprende que vendrá el rechazo de su Hijo por Israel tragedia que conocerá al pie de la Cruz, al llegar a este momento atraer al corazón del cristiano católico el significado que se deduce al rezar el Ave María, vemos tres partes: la primera se refiere a la Anunciación, la segunda al nacimiento del Niño Jesús en el pesebre de Belén y el tercero María al pie de la Cruz en ese momento ambos corazones padecen gozo en corazón porque se acerca el momento de la redención de la humanidad, como dolor y angustia por la ignominia humana y para confortar la fe de la humanidad de los siglos Nuestro Señor Jesucristo en su agonía dice a su Madre; …” Jesús viendo a su Madre, y junto a ella, al discípulo que amaba dijo a su Madre: Mujer, he ahí a tu hijo “…A no dudar que el corazón de la madre abnegada atrajo a su Hijo en aceptación las palabra que dio su aprobación al Ángel en la Anunciación; …” He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra “ …De donde pedimos en el Ave María; …”Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros y los pecadores “ …Al meditar su oración nos abre el corazón la obra del Señor encomendada a la Madre de Dios.

Lo anterior es el cimiento que nos conduce a que ese dolor y gozo unió a la Sagrada Familia, por lo que se afirma el sufrimiento padecido por José esposo de María es la virtud de la obediencia, acatamiento y sumisión como Jefe de la Sagrada Familia a lo dispuesto por Dios pero es digno de alabanza, porque cuando le fue exigido respondió con el acto más perfecto de obediencia, cuando él Ángel en sueños da el mandato que viene de Dios; …”Huye a Egipto y permanece allí hasta que te diga, y José, levantándose de noche se fue a Egipto “…Sin esperar a más cumple lo ordenado sin pedir explicaciones o preguntar cuál es la ruta más segura o dar tiempo a que la madre prepare alimentos y ropa, comunica lo que se tiene que hacer a su esposa y ella obedece tomando al Niño parten, Preguntaría María; ¿A dónde vamos? ¿Por qué tenemos que salir tan rápido? No lo hizo, dejo la conducción de todo a José su esposo quien obedece en lo más castigado al caminar con su familia por el desierto soportando de día altas temperaturas, en las noches frio gélido, vientos arenosos y peligro de salteadores, José obedece con voluntad el deseo de Dios. María todo lo retiene en su corazón siendo Madre al llevar en sus brazos la redención de la humanidad, en José es gozo la responsabilidad de ser el padre nutricio del Hijo de Dios. Siempre unidos en las vicisitudes como fue antes del nacimiento del Niño en Belén, los Santos Evangelios nos dan a conocer que su vida familiar es similar a la que padecen las familias que han venido al mundo, sufren padeciendo las vicisitudes en todos los órdenes de la vida, pero apegados a lo dispuesto por Dios Nuestro Señor en el orden espiritual y moral de la vida familiar es aprender de la Sagrada Familia su unión que ayudo a superar las adversidades dolorosas, opresivas y sofocantes, así como en Jesús, María y José fue el entendimiento y comprensión inspirados en el amar y servir a Dios, así debiera ser la familia cristiana católica que cuando pase la borrasca vivir el gozo agradecido al Señor por su providente ayuda.

Al hablar de la familia cristiana católica es hablar en todos los órdenes de la vida, porque las cosas de la “modernidad” más que bien es una sentencia ilógica y contradictoria a los valores espirituales y morales de cada persona sea la edad que fuere, cada familia, por el que se acusa fuera de época, son contradictorias a la nueva época, refleja en la vida de las personas el error de vivir dando auge al “dejar hacer y dejar pasar” corriente disolutiva de la familia, porque cuando en la familia los padres mantienen el orden espiritual, moral y de orden no habrá esa disolución que hoy se tiene de palabra, obra y pensamiento en todos los lugares del mundo, donde los hijos se rebelan contra sus padres, y los padres dejan que esos hijos incitados por el error les corrigen sino contentándoles con dadivas se entretengan en lo que es su gusto echando por tierra la autoridad que Dios comparte al padre y a la madre de su divinidad. El orden espiritual de la familia cristiana católica se nutre en la enseñanza que

Cristo Nuestro Señor legislo en su paso por el mundo cuando dijo; …” ¡Lo que Dios a unido, el hombre no lo separe! “… Punto de partida para la creación de la familia mandado de Dios en el Genesis; …” Procread y multiplicaos “…Repasando, lo que para la sociedad inspirada en este mandato divino considere base para el buen gobierno de los ciudadanos; la familia célula primera de la sociedad formada por el padre, madre e hijos, valora la familia existe para el bienestar de sus componente donde es necesario que cada uno tenga derechos, deberes y obligaciones a ser respetados y el Estado, en este caso debe estar ordenado al bien común de la familia y personas de que está conformada. ¿Dónde encontrar el camino para el bienestar de los componentes de la familia, siendo buen avance la intención? En el fortalecimiento, consolidación y afirmación de la familia es la enseñanza cristiana católica, podrá unida afrontar las adversidades en que se vea envuelta. La Sagrada Familia es el modelo de vida familiar y unión entre Cristo Nuestro Señor y Nuestra Madre María Santísima y José jefe de la Sagrada familia ver sus virtudes, abnegación, comprensión y amor a Dios.

El dolor y gozo de María y José son mostrados en los Santos Evangelios para comprensión del cristiano católico; …” Cuando tuvo doce años, subieron, según la costumbre de la fiesta; mas a su regreso, cumplidos los días, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que sus padres lo advirtiesen. Pensando que el estaba en la caravana, hicieron una jornada de camino, y lo buscaron entre parientes y conocidos “ … Pensando en la angustia en María y José ver llegar a su padre solo, preguntar a los familiares y conocidos que responden; …No lo hemos visto … José creyendo se vino con María y ella cree que el Niño se vino con su padre, repasan los hechos y son conjeturas e inquietudes, temores y zozobras, saber su responsabilidad en cuidarlo se dolían del descuido en que habían caído, empezó a clarificar sus pensamiento al coincidir se hubiera entretenido en algo ¿Dónde? En vista de que estando en el mismo lugar no obtenían conocimiento resolvieron hacer lo que el Evangelio ilustra;

…” Como no lo hallaron, se volvieron a Jerusalén en su busca “… En camino comentarían lo que en el corazón de María y José palpita deducen que el Niño Jesús estará en el Templo ¿A que otro lugar de la ciudad podría ir sino es la Templo? Cada vez que se acercan a la ciudad es más clara la realidad en los padres: ¡Jesús está en el Templo! ¡Ahí lo buscáremos! Habremos de meditar y reflexionar, si por nuestras caídas, errores, tentaciones toleradas, y demás flaquezas humanas, perdemos a Jesús y nos sentimos vacíos y apenados que por nuestros actos lo perdimos, buscarlo con fe en el lugar donde el cristiano católico sabe que le espera en el Sagrario, en la confesión y en la Eucaristía. María y José coinciden con ello enseñar a la posteridad de los tiempos cuando se pierde a Jesús como nos ha sucedido, ir al Templo donde está mi Hijo espera de escuchar penas, dolores y agravios que por los pecados sumen el alma en esta situación suplicar que de nosotros va a suceder lo mismo, estarás invadido por el gozo de encontrarlo, y dirán María y José al corazón del cristiano católico, hijo mío vivirás nuestro gozo; …” Y al cabo de tres días lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos e interrogándolos, todos los que le oían estaban estupefactos de su inteligencia y de sus respuestas “…Obvio que estaba entre los doctores y ancianos emocionados por sus preguntas y palabras reconocían en ellas una enseñanza, sabiduría y conocimiento que ni ellos con sus estudios de las escrituras conocían, pasaron tres días sin recapacitar en el tiempo embelesados en lo que escuchan, es de ver la prudencia que nos manifiesta el divino Maestro al guardar no el lugar del Maestro sino el de alumno porque todavía no era su hora, estos hombres eran carentes de fe se sorprendieron como muchos lo hacen al escuchar la palabra de Dios, pero en nada recapacitan la necesidad de tomar la decisión de modificar su conducta, estos hombres conocían los oráculos más que la gente del pueblo, no se les permitió reconocer en el Niño Jesús al Mesías esperado de Israel.

Este momento fue gozo en María y José, podía la mente decirse que las palabras del Niño Jesús no corresponden a lo que ve en el corazón de sus padres. El Niño rodeado de los doctores y ancianos, escuchan claramente de la voz de la Madre una ternura infinita hace saber su desconsuelo; …” Al verlo (sus padres) quedaron admirados y le dijo su madre; Hijo, ¿Por qué has hecho así con nosotros?

Tú padre y yo, te estábamos buscando con angustia. Les respondió: ¿Cómo es que me buscabais? ¿No sabíais que conviene que Yo esté en lo de mí Padre? Pero ellos no comprendieron las palabras que les habló “…Veamos, está manifestación de los conocimientos del Niño Jesús sorprende a la gente del templo reunidos con Él asombra a sus padres verlo entre ellos no de la sabiduría que ellos ya conocen que quede claro su asombro fue su repentina manifestación. Mas lo importante para María y José es que ante la adversidad ninguno se culpo como se acostumbra entre padre y madre, unidos en el problema acuden en oración a Dios y Él los conduce a donde es su deseo, es aprender de la Sagrada Familia el dolor y el gozo, los padres de familia ante la vida explosiva de situaciones que se vive solo la oración podrá superar esa avalancha incrédula en que se vive

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here