Política Virtual

0
798

¿ROBO DE AGUA….O DE RECURSOS?

POR: Cuauhtémoc Torres

La suspensión o limitación que en el suministro del agua potable aplicó por falta de los pagos correspondientes a varios centros educativos el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Lerdo –SAPAL-, provocó diversas reacciones por parte de algunos sectores sociales en contra de la administración que encabeza el alcalde Homero Martínez Cabrera.

De acuerdo con las atribuciones que la respetiva ley les otorga, los organismos operadores se encuentran facultados para limitar el servicio a los usuarios que por meses, y en este caso hasta por años, han dejado de pagar los consumos del vital líquido. Sobre todo, si el convenio que tenían ha expirado, como se comprobó fue el caso.

Para acallar algunas de las inconformidades ciudadanas, fue necesario que el presidente municipal presentara públicamente un desglose del millonario adeudo que los ocho

centros educativos mantienen con el Sapal y que de crecer, podrían provocar su colapso financiero, dejando sin agua a toda la ciudad. Y todo por no realizar las acciones (cobros, pues), administrativas que corresponden.

Visiblemente molesto, y respaldándose en sólidos argumentos de una serie de incumplimientos de pagos, Martínez Cabrera exhibió a sus detractores, mostrándoles el adeudo que por 520 millones de pesos mantiene el Sapal con diferentes dependencias, pues nada más a la Planta Tratadora le debe 380 millones de pesos; 78 a la Comisión Nacional del Agua –CNA- por concepto de derechos de extracción; 37 al Infonavit; 3 al Instituto Mexicano del Seguro Social –IMSS- y más de 30 a la Comisión Federal de Electricidad –CFE-, misma que de igual forma también les ha suspendido por falta de pagos el servicio de la energía eléctrica, dejando sin agua a diferentes sectores habitacionales.

Así las cosas, hasta ahora sabemos que el organismo operador lerdense se encuentra al borde de la quiebra y con la urgente necesidad de recibir recursos, pues sólo el Instituto Tecnológico de Lerdo le debe 24 millones de pesos, mientras que el Cbatis 4 suma un adeudo de 14 millones de pesos.

El edil no se midió al profundizarse en sus válidos argumentos, pues afirmó que los adeudos por concepto de agua no debería existir, sobre todo porque cada centro educativo tiene sus ingresos propios, independientemente de que reciben sus buenos subsidios o presupuestos, ya sea del gobierno federal o del estatal y extrañamente sus directivos sólo se esmeran por cubrir los recibos de la energía eléctrica,

del teléfono y del internet, olvidándose del compromiso que tienen con el servicio del agua potable y del impuesto predial.

Viendo las cosas como están, es innegable que las autoridades educativas, o han estado robándose el preciado líquido o los recursos con los que deberían de pagarlo.

Ante esta insoportable situación, y por lo que no hicieron otros alcaldes, el edil viajó a la capital duranguense con la intención de defender la ley de ingresos del municipio a su cargo y pedirles a los diputados que, en lo sucesivo, etiqueten los recursos de cada escuela para que a Lerdo le cumplan con el pago de los servicios que les proporciona.

Por hoy, fue todo. Hasta la próxima…Dios mediante.

Para quejas, sugerencias y una que otra mentada…aguilaquecae_51@hotmail.com y aguilaquecae51@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here