Política Virtual

0
3036

DIPUTADOS DE DURANGO, MÁS LARGOS QUE LA AVENIDA JUÁREZ 

POR: Cuauhtémoc Torres González 

Después de un corto y reconfortante período vacacional decembrino, nos encontramos con
la desagradable sorpresa de que, otra vez, los diputados locales por el estado de Durango, hicieron nuevamente de las suyas.

A nuestros legisladores les valió sombrilla la política que a nivel nacional ha emprendido el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que, en esta época de crisis,
debe prevalecer un profundo sentido de austeridad, en cualquier nivel de gobierno.

Con su taimada actitud, los integrantes de la LXVIII Legislatura de la entidad duranguense, demostraron una nula congruencia con las promesas que en sus respectivas campañas le hicieron a la sociedad, pues en lugar de reducirse el sueldo, se auto-aprobaron un jugoso incremento dentro del presupuesto de egresos del estado para el ejercicio 2019.

En el citado documento, quedó establecido de manera plena que los representantes sociales percibirán ahora un sueldo de 90 mil 611 pesos mensuales; es decir 2 mil 639 pesos más que sus antecesores el año pasado.

De manera “disfrazada”, y para justificar el incremento de marras, los legisladores que forman parte de la Comisión de Hacienda, tomaron el falaz acuerdo de que cada diputado donará “a voluntad” la mitad de su percepción a lo que considere pertinente, aunque
aclarándose que tal donativo no es, definitivamente, obligatorio. Por fin, ¿Se va a dar o no?
Y todavía, para supuestamente razonar su intransigente postura, el legislador Rigoberto Quiñones Samaniego sostuvo ante los medios que sus compañeros no habían llegado desgraciadamente a un acuerdo para reducirse su salario, con lo que habrían economizado más de 39 millones de pesos durante sus tres años de gestión y que se pudieron haber destinado a la ejecución de diversas acciones de beneficio social.

Con tan jugosa posibilidad, para los que menos tienen, hubiera sido mejor que
se quedara callado. En contraste a este abuso, y dentro del mismo presupuesto duranguense de egresos, se estableció que los salarios del primer nivel del Poder Ejecutivo se mantendrán exactamente igual que el año pasado. Incluso el gobernante,
José Aispuro Torres, permanecerá con sus 113 mil pesos mensuales del 2018. Algo verdaderamente digno de destacar, pues no hubo incremento ni reducción.

Cabe destacar que esta decisión gubernamental, permitirá a la Secretaría de Finanzas y Administración seguir adelante en su propósito de reducir al máximo el millonario déficit financiero que de herencia se les dejó.

Basta recordar que de cara al 2017, la deuda estatal duranguense era de 2 mil 200 millones de pesos, cifra que con un manejo razonable y transparente, tal monto para finales del año que inicia, se espera mantenerla en aproximadamente 850 millones de pesos. Una actitud de profunda honestidad que realmente esperaban los duranguense del primer gobierno de la alternancia, aclarándose que en los años anteriores se había contado con el apoyo extraordinario del Gobierno Federal, respaldo que desapareció para finales del 2018.

Por hoy, fue todo. Hasta la próxima… Dios mediante.
Para quejas, sugerencias y hasta una que otra mentada… aguilaquecae_51@ hotmail.com y aguilaquecae51@gmail. com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here