Press "Enter" to skip to content

Otra muerte de joven negro a manos de la policía aviva crisis racial en EU

Minneapolis a 13 de Abril de 2021.-  La muerte de un joven negro antier a manos de una policía que se presume disparó por accidente cuando pretendía usar una pistola inmovilizadora avivó la tensión en las calles de Minneapolis, en medio del juicio contra un ex agente acusado de la muerte de George Floyd que tiene en vilo a Estados Unidos.

El presidente Joe Biden calificó de “trágico” el deceso del joven y expresó que las manifestaciones pacíficas son comprensibles, pero que “no hay absolutamente ninguna justificación” para el pillaje.

Después de una noche marcada por protestas, Jacob Frey, alcalde de Minneapolis, decretó un toque de queda a partir de las 19 horas (local) de ayer, que regirá también en la vecina Saint Paul y en los tres condados del área metropolitana, incluido Hennepin, donde ocurrió el incidente. Agentes de la Guardia Nacional fueron desplegados.

Daunte Wright, afroestadunidense de 20 años, murió baleado por “accidente” cuando conducía por Brooklyn Center, un suburbio de Minneapolis el pasado domingo, según el reporte de la policía.

La familia del joven aseguró que fue baleado por la policía antes de regresar a su auto para tratar de huir, aunque se estrelló varias cuadras más allá. Wright fue declarado muerto más tarde, indicó la familia.

El suceso desencadenó protestas en Brooklyn Center hasta la madrugada. Minneapolis ya estaba en vilo por el juicio al primero de cuatro policías implicados en la muerte de George Floyd. Brooklyn Center es una ciudad de unos 30 mil habitantes situada en la frontera noroeste de Minneapolis.

El gobernador de Minnesota, Tim Waltz, publicó en Twitter que rezaba por la familia de Wright “mientras nuestro estado llora otra vida de un hombre negro arrebatada por las fuerzas de seguridad”.

Manifestantes ondearon banderas de Black Lives Matter. Otros marcharon con las manos en alto. En una calle se escribió con gis de colores: “Justicia para Daunte Wright”.

La policía disparó gas lacrimógeno para dispersar a una multitud que se congregó fuera de la estación de policía de Brooklyn Center.

La policía local manifestó en un comunicado que los agentes marcaron el alto a una persona poco antes de las 14 horas (local) del domingo. Tras determinar que el conductor tenía una orden de arresto pendiente, la policía intentó detenerlo. El conductor regresó al vehículo y huyó en auto. Una agente disparó al vehículo, alcanzando al conductor. La policía informó que el auto había recorrido varias cuadras antes de chocar con otro vehículo.

Una pasajera que iba en el vehículo sufrió lesiones durante el choque.

Katie Wright, madre de Daunte, relató que su hijo la llamó cuando le ordenaron que parara y que escuchó un altercado antes de que se cortara la llamada. Al llamar de nuevo, la novia de su hijo le dijo que Daunte había sido baleado.

El comandante de la policía de Brooklyn Center, Tim Gannon, señaló ayer que el incidente fue “accidental”, y subrayó que la agente involucrada no quiso disparar, pero confundió su arma de fuego con su taser (pistola inmovilizadora).

“Fue una descarga accidental que resultó en la trágica muerte” de Wright, justificó.

La policía, que según su superior era una agente experimentada, fue suspendida y su nombre no ha sido dado a conocer.

Esta nueva muerte de un ciudadano negro a manos de la policía revivió el trauma de una ciudad escenario de noches de protestas tras la muerte de Floyd el pasado 25 de mayo.

La defensa de Derek Chauvin, ex agente acusado de la muerte de Floyd, pidió al juez que dirige el proceso que aislara al jurado, preocupado de que las protestas por la muerte de Wright pudieran influir en su decisión.

Pero tanto la fiscalía como el juez se negaron a la petición.

Chauvin enfrenta cargos de asesinato y homicidio por su papel en la muerte de Floyd, después de inmovilizarlo colocándole su rodilla en el cuello cuando lo arrestaba por supuestamente haber pagado en una tienda con un billete falso.

El reconocido cardiólogo Jonathan Rich testificó ayer que la muerte de Floyd se debió a los bajos niveles de oxígeno inducidos por “asfixia posicional” a la que fue sometido.

“No veo ninguna evidencia de que una sobredosis de fentanilo haya provocado la muerte” del detenido, afirmó Rich.

En tanto, la poderosa organización de derechos civiles ACLU indicó que el fallecimiento de Wright es una de las 260 muertes provocadas por la policía en lo que va de 2021.

“¿Qué es lo que tiene que pasar para que las fuerzas del orden dejen de matar a personas de color?”, asentó en un comunicado Ben Crup, abogado de la familia Floyd, quien también representará a los deudos de Wright.

Uso de la fuerza en detención de militar negro

En Windsor, Virginia, el teniente Caron Nazario, negro de origen latino, fue detenido por dos agentes que le apuntaron con sus armas de fuego para luego rociarlo con gas pimienta y dejarlo en libertad.

El hecho se conoció al divulgarse videos que muestran al teniente Nazario demandando en varias ocasiones a los agentes que le explicaran la razones de su detención.

“Esto realmente es desastroso”, denunció el teniente, vestido con su uniforme de camuflaje, antes de ser rociado en la cara con gas pimienta. El militar circulaba con placas de matriculación no permanentes, según varios medios.

El agente Joe Gutierrez fue suspendido por este hecho al no respetar los protocolos.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: