Mis andanzas por el periodismo y lo que falta…

0
1286

POR: René de la Torre Márquez

Hace algunos años pensaba que el periodismo tenía que ver con talento, inspiración, personas con un don “natural” para escribir bien, para lograr tener información privilegiada, para lograr contar historias maravillosas… en resumen, personas “especiales”.

Todo eso lo miraba con cierto recelo porque jamás en mi vida he sido una persona “especial”. Lo miraba todo tan lejano. Pero un buen día entré a trabajar al pequeño diario digital EXTRA de La Laguna, dirigido por mi abuelo René De La Torre Rodríguez, y me empezó a hablar de métodos… ¿qué diablos es todo eso de métodos?, ¿y la inspiración?, ¿y el talento?… bueno pues mi abuelo, insistía en que para armar un buen texto en primer lugar se requiere disciplina, orden, método, esfuerzo y mucho sacrificio.

¿Será posible que entonces pueda yo ser de esos periodistas ‘especiales’?, ¿será entonces que cualquiera puede hacer piezas increíbles, bien escritas, con profundidad?

Años después leí «De qué hablo cuando hablo de correr» del japonés Murakami y recuerdo un párrafo que decía que uno de los secretos de escribir era que lo hacía diario, diario, diario, que tenía más de 20 años que no dejaba de hacerlo, que había días que le encantaba lo que lograba, otros que se avergonzaba, otros entre azul y buenas noches… pero el caso es que se siempre estaba ahí. Siempre es siempre.

Yo no me formé en ninguna ‘gran’ escuela de periodismo, empecé, como dije anteriormente, en EXTRA de La Laguna, luego en el programa radiofónico Al Dos Por Uno transmitido en una estación de GREM, después pasé a El Siglo de Torreón y también estuve en Grupo Fórmula y así hasta reinventar Comarca Deportiva.

Y aquí estoy con esas dos fórmulas: escribiendo diario y pretendiendo tener un método. Eso es un poco Comarca Deportiva, un poco de método, un poco de ensayo-error, un poco de perseverar. Para estar aquí, lo digo por quien llegue a este sitio, debe saber que la vanidad se te hace añicos cuando miras notas que te han llevado semanas armar y tienen 100 visitas. Aquí, aquí (al menos hasta ahora) no hay sitio para el ego descomunal. Aquí no vas a ganar fama.

Yo soy el responsable. Lo digo porque también admito que he cometido errores a la hora de plantear temas, de equivocarme en el “timing” de las notas, por no haber sido claro en los perfiles de los textos y también de no lograr que este sitio sea lo suficientemente poderoso y musculoso todavía para competir a nivel nacional. Lo siento, asumo ese fracaso.

También debes de saber que Comarca es un sitio artesanal, no es un lugar para hacer tanta plata (al menos no por ahora y eso es lamentable) y tampoco están las superestrellas. Somos personas que nos ha costado mucho estar aquí… lo cual ya es ganancia, al menos para mí lo es.

Durante el camino que me ha llevado a formar Comarca Deportiva he conocido a distintos jóvenes (que pueden estar o no ligados a Comarca Deportiva) pero que están forjando su propio sendero y abriéndose paso en el periodismo lagunero.

Ojalá te des tiempo de ver a Gerardo Lozano, si supieras lo que le ha costado llegar hasta donde está, seguro le apoyarías.

Ojalá te des tiempo de conocer a Alejandro Ramos, si supieras el aguante y la piel gruesa que tiene, seguro que le tenderías la mano.

Ojalá te des tiempo de visitar SOMOS 12, si bien es competencia de Comarca Deportiva, si supieras de todo el corazón que Enrique Barrón y Daniel Hernández le ponen a su contenido, seguro serías el número 13.

Ojalá te des tiempo de escuchar narrar beisbol a Rober Piña, un deleite escucharlo hablar del deporte que le apasiona.

Ojalá te des tiempo de escuchar a Pichy LozoyaGarcía, si supieras lo que le apasionan las historias y el manejo que tiene frente al micrófono, seguro pensarías que hace un buen rato se graduó.

Ojalá le des la oportunidad a Eugenioo Avelar de escucharlo, si supieras el empeño que pone para aprender algo nuevo cada día, seguro empezarías a aprender algo nuevo también.

Ojalá tengas tiempo de ver el arte de Carlos De La Cruz Herrera, debes ver su arte para saber que deja el corazón en cada pincelada.

Ojalá te des tiempo de leer a Lucia Olivares que es una extraordinaria pluma, el futuro del periodismo lagunero.

Así que creo que ninguno de nosotros es de esas personas “especiales” que pensaba que eran los periodistas. Pero aquí estamos, intentando. Con una filosofía rocosa y con el deseo de pulir nuestras formas de hacer periodismo.

He tenido maestros que no me han dado fama, pocos contactos, pero a cambio me han transmitido lo que se queda en el cerebro y también en el corazón: la ética, la dignidad, la pasión.

Quizá ni los conozcas porque no tienen nada que ver con los mediáticos, es una pena que ahora se valoren más otras cosas que la calidad, porque ¿sabes?, te estas perdiendo de encantadoras historias como las de Hugo Carrillo o la dignidad humana y la resistencia de René De La Torre Rodríguez, la enorme sencillez y sabiduría de Cuauhtémoc Torres. En esa lista tendría que enumerar a Irma Bolívar, Héctor Castañón Cuadros, Don Ramón Ortíz, a Jaime Sepúlveda y Raúl Herrera. Y los que han hecho posible Comarca Deportiva: el talentoso, guapo e innovador René De La Torre Márquez y el corazón de Gerardo Lozano.

En Zona de Obras, la maestra Leila Guerriero, escribió algo que dice así:

“Es posible que el periodismo cambie. Que los medios cambien. Que los soportes cambien. Es posible que los periódicos desistan de ser lo que alguna vez fueron: una forma de entender el mundo. Es posible que se transformen en deliverys de morbo, que les dé lo mismo fabricar noticias que refrigeradores. Pero la pregunta no es si el periodismo va a cambiar. La pregunta es si vamos a dejar que eso nos cambie a nosotros. ¿Dejarían morir, sin intentarlo todo, a alguien a quien quisieron mucho? Mírense: lo que elijan será lo que son”.

Así que sigo pensando que si acaso puedo o podemos ser ‘especiales’ es porque seguimos aquí. Ojalá en un futuro, si acaso lees esto, Comarca Deportiva siga de pie, quizás con otros rostros o tal vez con otro nombre, pero que siga de pie.

De corazón, de alma, espero que en algún momento la calidad, las formas, importen para monetizar proyectos. De corazón, de alma, espero que algún día de proyectos como Comarca se pueda vivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here