Press "Enter" to skip to content

Metamorfosis

Esto es para ti: 

Dicen que la vida nunca es fácil para nadie y eso es cierto. Durante años de nuestra vida vivimos situaciones fuera de nuestras manos, las cuales van creando lo que seremos a través de los años y se reflejará consciente o inconscientemente en nuestras decisiones. 

Es difícil darnos cuenta de un daño y es todo un reto decidir afrontarlo. Eso es lo que más admiro de ti: la determinación con la que renunciaste a todo aquello que no te hacía feliz, el cambio drástico de tu vida sin miedo a las habladurías de los demás, proponerte sanar hasta lograrlo. 


Y es que aún sin tener nada, seguías siendo todo para mí. Incluso en tu peor faceta. 

Fuiste un conducto en el universo el cual me hizo ver la oscuridad que se esconde en un ser humano, lo fácil que es convertirse en un demonio y destruir todo a tu alrededor. Pude ver el odio descamado en tu piel, la furia abombando tus venas, el sudor de la inseguridad incesante sobre tu frente, tu vulnerabilidad representada en un océano de lágrimas. No voy a negar lo mucho que me asusté, planeé salir huyendo más de un millón de veces hasta que decidí cerrar la puerta y poner la llave decisiva entre tus manos, mientras aguardaba en el cuarto vecino.
Imaginaba todo, menos un cambio. 

Entonces me sorprendió tu fortaleza. El coraje de afrontar un pasado doloroso para disfrutar del presente y planear un mejor futuro. Vi como rompías las barreras, como amaestrabas a la bestia, como recogías cada uno de los pedazos rotos de tus experiencias fallidas. Te mirabas al espejo aprendiendo lo suficiente de ti, queriéndote en totalidad para poder ofrecer lo mismo allá fuera. Me mostraste una brutal transformación en base a tudeterminación. En efecto, alguien puede cambiar si realmente así lo quiere. 

Sabrás quien eres al leer esto y quiero agradecerte la caricia que hoy me hace feliz, el amor tras un besotierno, las largas pláticas que te han convertido en mi mejor amigo. No cambiaría absolutamente nada, pues de cada intento hemos aprendido y ahora sé que de tu mano rendirse no está permitido. 

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: