Press "Enter" to skip to content

Ilusiones

POR: Hugo Ramírez Iracheta

LA OPOSICIÓN, en el contexto político, asume una actitud politiquera. Es decir, está contra todo cuanto planeen, hagan y digan los gobiernos de los tres niveles. Teóricamente, su posición debería ser contrapeso del poder. Podría hacerlo mediante la verdad y con pruebas irrefutables que respalden sus dichos. Sin embargo, la supuesta oposición tiende más a la descalificación y utiliza con enorme liberalidad los insultos. También se olvida completamente de ayudar a la consecución de beneficios para los gobernados.

LA DESALINIZACIÓN del agua de mar es un problema insoluble que nadie aborda pese a la escasez de agua en La Laguna. La explicación no es complicada. Al contrario es sencilla. Pero esa sencillez vuelve difícil encontrar una pronta respuesta. De todos es sabido que si los inversionistas no obtienen utilidades grandes y rápidas, el capital se

mantiene estático. El capitalismo es un sistema diseñado para responder al anhelo de los ricos de acrecentar sus fortunas fácil y rápidamente. Cuando no hay utilidad de por medio, ni siquiera la escasez de agua que resiente la sociedad es capaz de movilizarla.

HE AQUÍ un poema de Charles Baudelaire:

Deberíamos estar siempre ebrios. Eso es todo. No hay otro dilema. Para no sentir la terrible carga del Tiempo que nos destroza la espalda hasta hacernos besar el suelo, es necesario embriagarnos sin tregua.

¿De qué? ¡De vino, de poesía, de virtud! ¡De lo que quieras! ¡Pero embriágate!

Y si en cualquier momento, en la escalera de un palacio, sobre la hierba fresca o en la soledad cerrada de tu habitación te das cuenta de pronto que la embriaguez cede o está por disiparse, pregunta al viento, a las olas, a la estrella, a las aves, al reloj, a todo aquello que huye, a todo aquello que gime, todo lo que

gira, lo que canta, lo que habla: pregunta a todos qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, las aves, el reloj, te responderán “¡Es hora de embriagarse! Para dejar de ser esclavos martirizados del Tiempo, ¡embriágate! ¡Embriágate sin cesar! De vino, de poesía, de virtud… de lo que quieras.”

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: