Press "Enter" to skip to content

Estados Unidos anula regla de Trump que negaba asilo a migrantes víctimas de violencia

(AGENCIAS) 17 de junio de 2021.- El gobierno de Estados Unidos puso fin a dos políticas de la era de Donald Trump que dificultaban que los migrantes centroamericanos que escapaban de la violencia obtuvieran asilo.

El secretario de Justicia, Merrick Garland, dijo este miércoles que los jueces de migración ya no tienen que seguir las reglas de la era Trump que dificultaban que los migrantes que enfrentaban violencia doméstica o de pandillas consiguieran asilo en Estados Unidos.

Dijo que hizo los cambios luego de que el presidente Joe Biden le ordenó a su oficina y al Departamento de Seguridad Nacional que preparasen reglas para lidiar con asuntos complejos de la ley de migración sobre grupos de personas que deberían ser elegibles para protección humanitaria.

La medida pudiera facilitar que migrantes centroamericanos ganen sus causas en las cortes de migración y fue celebrada por activistas por los derechos de los migrantes.

Por su parte, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, puso fin a principios de junio al Protocolo de Protección de Migrantes (MPP), que obligaba a los solicitantes de asilo centroamericanos a esperar en México una respuesta a sus casos judiciales de Estados Unidos.

Hace un mes, el Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados, Filippo Grandi, pidió el fin de la autoridad llamada Título 42, nombrada así por una sección de una ley de salud pública de 1944 que el gobierno de Donald Trump usó en marzo del 2020 para negar asilo en la frontera sur de Estados Unidos.

De dicha sección, Joe Biden autorizó una reforma para que los menores no acompañados podrían entrar al país, pero no adultos solteros y familias, lo que le trajo criticas por dejar el asilo fuera del alcance de muchos y por alentar a algunos padres a mandar a sus hijos al otro lado de la frontera.

La Patrulla Fronteriza tuvo más de 173 mil encuentros con migrantes en la frontera mexicana en abril pasado, cifra récord desde abril del 2000, aunque el número no es directamente comparable porque más de seis de cada 10 fueron expulsados en base a las normas pandémicas. La expulsión no tiene consecuencias legales, por lo que muchos lo intentan varias veces.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: