Press "Enter" to skip to content

Dos cohetes explotan cerca de la embajada de Estados Unidos en Bagdad

(AGENCIAS)

09 de Enero de 2020.- Poco después de que 22 misiles balísticos atacaran dos bases militares en Irak en la que se encontraban militares estadounidenses, ayer en la noche, dos fuertes explosiones se escucharon cerca de la embajada estadounidense en Bagdad. Medio internacionales, sin embargo, señalan que no se registraron daños en el complejo diplomático.

Dos nuevos cohetes estallaron el miércoles en la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran entre otras, la embajada de Estados Unidos, según informaron periodistas que oyeron las fuertes explosiones. Acto seguido se activaron las sirenas. Pese a las especulaciones, todavía se desconoce sobre el responsable del hecho, pues ni Irán ni Estados Unidos se han pronunciado al respecto. 

El ataque se produce 24 horas después del disparo de 22 misiles iraníes sobre bases que albergan a soldados estadounidenses y de la coalición internacional en Bagdad y que no causaron víctimas. Hasta el momento, medios internacionales afirmaron que la embajada se encuentra bien y se desconoce si daños materiales o heridos en la zona.

Se trata, además, del tercer ataque en la Zona Verde desde que un dron estadounidense mató al general iraní Qasem Soleimani y al hombre de Irán en Irak, Abu Mahdi al Muhandis, hace cinco días en la capital iraquí. Justamente esta mañana el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había anunciado que no pensaba llevar a cabo ninguna retaliación militar contra Irán por lo ocurrido.

El discurso del mandatario tuvo cuatro claves: la primera fue justificar sus acciones contra Irán a comienzo de año y futuras sanciones económicas; la segunda fue aclarar que, gracias al arsenal e inteligencia estadounidense, no hubo bajas en el ataque realizado por Irán el martes; en tercer lugar, culpó al presidente Barack Obama de propiciar el ataque de Irán, una declaración polémica que de seguro estará bajo las lupas de los verificadores de hechos en las próximas horas; por último, el mandatario pidió a los líderes del mundo estar pendientes de Medio Oriente para evitar “violaciones a los Derechos Humanos”.

Estados Unidos acusó a los grupos Hashed de estar detrás de los ataques con cohetes a la embajada estadounidense en Bagdad y a las bases que albergan a tropas estadounidenses en el país.

El miércoles, las facciones más duras del Hashed anunciaron que vengarían los ataques estadounidenses. Su jefe paramilitar Qais al Jazali – considerado como «terrorista» por Estados Unidos – dijo que la respuesta de Irak a Estados Unidos «no será menor que la respuesta iraní».

Harakat al Nujaba, una facción de la línea dura de Hashed, anunció que vengaría la muerte de Muhandis. «A los soldados estadounidenses: no cierren sus ojos. La venganza por la muerte del mártir Muhandis está viniendo de las manos de los iraquíes hasta que el último soldado suyo se vaya», dijo.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: