Dicen en las Calles…

0
250

POR: Hugo Ramírez Iracheta

OLVIDO. Al visitar las ciudades capitales de Coahuila y Durango, los laguneros ya no desean vivir en Torreón y Gómez Palacio. Al compararlas con esas urbes les parecen ranchos, grandes, pero ranchos al fin y al cabo. Y eso no es todo. Su aspecto parece gritar “Estamos descuidadas y no se acuerdan de nosotras”. La modernidad de éstas últimas magnifican la desigualdad del trato hacia las poblaciones de provincia.

ÓPTICA. Según un articulista agnóstico, Fox no hizo casi nada. ¿Y los millones de pesos de los hijos de Martita, de la matriarca y los del propio vaquero urbano acaso no cuentan? En realidad, el escribidor no se refirió a eso; pero debió hacerlo, aunque fuese como anécdota. El escrito hace referencia a la intención de Andrés Manuel López Obrador de hacer cambios en las formas de gobernar, las cuales han permanecido incólumes por décadas. Sin
embargo, el reconocido crítico de AMLO en cierta parte del texto lo halaga, (el adulador es un enemigo oculto), pero es un engaño con el cual trata de encubrir su costumbre
de expresarse mal del tabasqueño. En el último párrafo escribe: “La fe permite encontrar fuerzas para combatir a una realidad que por momentos se presenta como invencible”. Y finaliza: “La pregunta es hasta dónde esa fe puede llevar el efecto AMLO en la vida pública del país”. Actitud incomprensible y contradictoria de quien hace afirmaciones como adivinador del futuro, sin bola de cristal, pero computadora de última generación del
2024.

DESASOSIEGO. La trivialidad caracteriza a un amplio sector del periodismo mexicano. Los periodistas (vendidos, rentados o dizque independientes), olvidaron, o nunca supieron, el propósito de su labor. Además, han abandonado el engaño, las medias verdades y tergiversar los hechos para beneficio personal. Ahora se dedican a elucubrar. Un comentarista político se preocupa mucho porque la definición sobre la bondad y la maldad
de las personas sea determinada por un solo individuo. ¿Tendrá razón? Si es así, entonces, ¿quiénes se creyeron Sócrates, Platón, Aristóteles, San Agustín de Hipona, Santo
Tomás de Aquino, René Descartes, David Hume, Arthur Schopenhauer, Friedrich Nietzche o Jean Paul Satre para especular sobre la ética? Éstos son unos pocos filósofos localizados en una búsqueda hecha con grande preocupación y rápidamente en Wikipedia.

ACLARACIÓN. El siguiente enunciado lo encontré en el blog Definición.s: Dentro del mundo del periodismo, a veces, los profesionales de los medios de comunicación, hasta que consiguen las pruebas y las fuentes que certifican la información que han obtenido, lo que hacen es especular sobre un determinado hecho. Una acción esta que trae consigo que surjan diversas y variadas teorías acerca de una cuestión determinada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here