Press "Enter" to skip to content

Desvelo

Comienzo a sospechar que
las madrugadas fueron
creadas para escribir.
Para conectar con la 
fosa de nuestros más
oscuros deseos hasta 
convertirse en una pila
de insomnio.

Y aunque la soledad no 
abruma, las ausencias 
exasperadas queman un
poquito más. El descanso
no cesa, pero sí acrecienta
la imprudencia con el 
suave movimiento de 
la luna. 

La noche fría y despejada
transporta a la creación
de un sentimiento, de un
vacío y una oración fiel
que me invita a rendirme 
ante la cólera de mis 
memorias.

Dulce velada…
Como poeta te pertenezco,
pues la inspiración me 
lleva lejos, mucho más allá
de los propios sueños.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: