Press "Enter" to skip to content

Abel Murrieta, candidato de MC, es asesinado en Sonora

Ciudad de México a 13 de Mayo de 2021.- Abel Murrieta Gutiérrez, exprocurador de Justicia de Sonora y candidato de Movimiento Ciudadano (MC) a la Alcaldía de Cajeme, fue asesinado este jueves, confirmó la Fiscalía General de Justicia de esa entidad.

“La #FGJE #Sonora realiza operativo para dar con los responsables del cobarde ataque en el que fue privado de la vida Albel Murrieta Gutierrez, ex procurador de Justicia de Sonora y Candidato a la alcaldía de #Cajeme”, planteó la dependencia en su cuenta de Twitter.

Antes de que la FGJ sonorense confirmara esta noticia, Clemente Castañeda, dirigente nacional de Movimiento Ciudadano, expuso que Murrieta Gutiérrez había sufrido un atentado.

“Abel Murrieta, un hombre honorable, con una trayectoria intachable y nuestro candidato en Cajeme, acaba de ser víctima de un atentado. Nos encontramos a la espera de conocer su estado de salud actual y en comunicación con sus familiares, quienes cuentan con nuestro respaldo”, escribió Castañeda en sus cuentas en redes sociales.

De acuerdo con las primeras versiones, el candidato de MC a la Alcaldía de Cajeme fue atacado a balazos por varias personas, cuando se encontraba en un acto de campaña cerca de la Plaza Tutuli.

Los testigos revelaron que el atentado se dio poco antes de las 17:00 horas de este jueves entre las calles California y Guerrero.

Los medios locales publicaron que el candidato y exprocurador General de Justicia de Sonora en entre 1991 y 1991 recibió varios impactos de bala en el pecho y la cabeza.

A pesar de ser auxiliado en el sitio del ataque por paramédicos, el candidato a Alcalde no sobrevivió.

Francisco Abel Murrieta Gutiérrez nació el 1 de mayo de 1963 en Ciudad Obregón, Sonora. Abogado de profesión, inició su carrera política en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Fue Diputado federal por el partido tricolor de 2015 a 2018.

Pide ONU-DH esclarecer desapariciones de Claudia Uruchurtu y Grisell Pérez

Ciudad de México a 13 de Mayo de 2021.- La Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó este jueves las desapariciones de las defensoras de derechos humanos mexicanas Claudia Uruchurtu Cruz y Grisell Pérez Rivera.

“La ONU-DH llama a las autoridades a realizar una investigación urgente e integral de los hechos y a lograr la búsqueda y localización de las dos defensoras de derechos humanos, desaparecidas desde hace más de 40 días”, dijo en un comunicado Guillermo Fernández-Maldonado, representante de la ONU-DH en México.

Grisell Pérez, abogada de 38 años y defensora de los derechos humanos, fue reportada como desaparecida desde el pasado 26 de marzo en Tlalmanalco, en el Estado de México.

Pérez desapareció luego de haber hecho un plantón ante el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para pedirle que se reuniera con las familias de víctimas de feminicidio y apoyara los refugios para mujeres.

Mientras que también el 26 de marzo, la luchadora social Claudia Uruchurtu Cruz fue privada de su libertad cerca de la plaza central del palacio municipal de Asunción Nochixtlán, en el estado de Oaxaca.

Uruchurtu había denunciado supuestos actos de extorsión y abuso de poder por parte de las autoridades municipales de Nochixtlán.

La ONU-DH destacó que en México las defensoras de derechos humanos enfrentan violencia por parte de diferentes actores, incluidos ciertos servidores públicos, lo que además se ve agravado por la discriminación “estructural por motivos de género”.

Por ello, dijo, es “esencial” que en la búsqueda de ambas activistas y en la investigación de su desaparición se incorpore la perspectiva de género.

Fernández-Maldonado indicó que la impunidad en los crímenes contra defensores de los derechos humanos “es una de las causas que más agravan la vulnerabilidad que enfrentan en México”.

Por ello, apuntó, es necesaria una investigación efectiva y de acuerdo a los estándares de debida diligencia, que logre que las personas responsables rindan cuentas ante la justicia por estos hechos.

“Es el más claro mensaje de que estos terribles actos no serán tolerados”, añadió.

El organismo llamó a las autoridades a adoptar las medidas necesarias para garantizar una búsqueda pronta y efectiva de las dos defensoras conforme a los principios rectores para la búsqueda de personas desaparecidas del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada y a los demás estándares relevantes en la materia.

Del mismo modo, alentó a que haya una investigación “pronta y exhaustiva” de ambas desapariciones y que se comprendan todas las posibles líneas de investigación, incluyendo la relacionada a su activismo.

México afronta una crisis histórica de desapariciones con un registro de 87 mil 820 personas no localizadas desde 1964.

Según el informe “Situación de la defensa de derechos humanos y la libre expresión en México a partir de la pandemia por Covid-19”, presentado a inicios de febrero por varias ONG, 24 personas defensoras de derechos humanos fueron asesinadas en el país durante el año 2020.

Permanecen hospitalizados 23 estudiantes tras tiroteo

(AGENCIAS) 12 de Mayo de 2021.- Veintitrés personas permanecieron hospitalizadas el miércoles luego de un tiroteo en una escuela en la ciudad rusa de Kazán que mató a nueve personas, incluidos siete jóvenes.

Los 23 se encontraban en condición estable el miércoles por la mañana, dijeron las autoridades, aunque al menos ocho personas, tres adultos y cinco niños, serían trasladadas a Moscú para recibir tratamiento.

Un hombre armado atacó el martes por la mañana una escuela en Kazán, una ciudad a 700 kilómetros al este de Moscú, haciendo que los estudiantes se escondieran debajo de sus escritorios o salieran corriendo del edificio. Nueve personas, siete estudiantes y dos empleados de la escuela, murieron.

El atacante, identificado como un joven de 19 años, fue arrestado. Las autoridades no dieron detalles inmediatos sobre el motivo, pero dijeron que legalmente poseía un arma de fuego.

El miércoles fue declarado día de luto en Tartaristán, la región rusa de la que Kazán es la capital, y se espera que se celebren los funerales de las víctimas.

Los medios rusos dijeron que el autor del tiroteo era un exalumno de la escuela que se llamaba a sí mismo “un dios” en su cuenta en la aplicación de mensajería Telegram y prometía “matar una gran cantidad de biomasa” en la mañana del tiroteo.

Los ataques a escuelas son raros en Rusia, y el presidente Vladimir Putin reaccionó ordenando al jefe de la Guardia Nacional del país que revisara las regulaciones sobre los tipos de armas permitidas para uso civil.

El ataque escolar más mortífero en Rusia tuvo lugar en 2004 en la ciudad de Beslán, cuando militantes islámicos tomaron como rehenes a más de mil personas durante varios días. El asedio terminó con disparos y explosiones, dejando 334 muertos, más de la mitad de ellos niños.

En 2018, un adolescente mató a 20 personas en su escuela vocacional antes de suicidarse en Kerch, una ciudad en la península de Crimea, anexada a Rusia. A raíz de ese ataque, Putin también ordenó a las autoridades que reforzaran el control sobre la propiedad de armas. Pero la mayoría de las medidas propuestas fueron rechazadas por el parlamento o el gobierno.

El legislador ruso Alexander Khinshtein dijo en Telegram que el sospechoso del ataque de Kazán recibió un permiso para una escopeta hace menos de dos semanas y que la escuela no tenía seguridad aparte de un botón de pánico. Las autoridades no especificaron qué tipo de arma utilizó el atacante.

Las autoridades en Kazán dijeron que la escuela tenía una portera para la seguridad durante el día, y ella fue quien presionó el botón de pánico, alertando a las fuerzas del orden sobre el ataque.

Los funcionarios rusos prometieron pagar a las familias de los muertos 1 millón de rublos (aproximadamente 13 mil 500 dólares) cada uno y dijeron que los pagos se transferirán al final del miércoles.

¿Y si los tres hermanos fueron confundidos por el CJNG?

Guadalajara, Jalisco a 12 de Mayo de 2021.- Ayer, cientos de personas marcharon para exigir justicia por los tres hermanos que fueron secuestrados en días recientes y asesinados por un comando en su casa, ubicada en Guadalajara, Jalisco.
Las autoridades del estado mexicano de Jalisco, en el occidente del país, investigan si el secuestro y asesinato de tres hermanos pudo tratarse de una confusión por parte de los agresores.

Los secuestros ocurrieron en momentos en que cientos de habitantes han huido de sus localidades en el norte de Jalisco para escapar de las confrontaciones entre grupos narcotraficantes.

La noche del viernes, un grupo de hombres armados que llevaban chalecos tácticos con las iniciales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) secuestró a los tres hermanos de su casa en Tlaquepaque, un suburbio de Guadalajara, dijo el lunes el Fiscal estatal Gerardo Octavio Solís Gómez.

Los cadáveres de las víctimas fueron encontrados el domingo en la mañana envueltos en ropa de cama y arrojados al lado de una carretera en las afueras de Guadalajara. El mensaje que dejó el cártel incluía una advertencia al Gobierno.

El secuestro ocurrió poco después de que agentes de la Fiscalía General de la República fueran atacados mientras escoltaban a un individuo, señaló Solís Gómez. La persona, que no fue identificada por las autoridades, vivía en la misma calle de los tres hermanos.

Los agentes federales y otra persona sobrevivieron porque viajaban a bordo de una camioneta blindada, explicó Solís Gómez en conferencia de prensa. El Fiscal señaló que las autoridades también investigan si se trató de un ataque directo contra los tres hermanos.

“Sabemos que estos grupos de crimen organizado tienen que actuar de manera rápida y siempre existe posibilidad de que han cometido algún error”, agregó.

Dijo que no parece que se haya tratado de un secuestro para cobrar un rescate, porque nunca hubo un intento de comunicarse con la familia. Las víctimas, dos hombres y una mujer, tenían entre 20 y 30 años, según la prensa local.

El CJNG, que dirige sus acciones desde el estado, es uno de los más poderosos de México y tiene la reputación de ser extremadamente violento.

En junio pasado, el Jefe de la policía de la Ciudad de México resultó herido cuando un grupo del CJNG atacó a tiros el vehículo blindado en el que se dirigía a trabajar.

Miles de personas se congregaron en las inmediaciones de la Rectoría General de la Universidad de Guadalajara para realizar la “Marcha por la Justicia y la Paz en Jalisco” hacia la Glorieta de los Desaparecidos, para exigir justicia por el lamentable asesinato de los hermanos González Moreno, quienes fueron sustraídos de su hogar la noche del viernes pasado y encontrados sin vida en el poblado de San Cristóbal de la Barranca el domingo 9 de mayo por la mañana. Foto: Fernando Carranza, Cuartoscuro

Más al norte de Jalisco, cerca de los límites con el estado de Zacatecas, unos 600 habitantes han abandonado sus localidades debido a los enfrentamientos entre grupos delictivos rivales, dijo el lunes la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco.

La zona es escenario de frecuentes enfrentamientos por la disputa de territorios entre el CJNG y el Cártel de Sinaloa, pero los combates alcanzaron su punto máximo el viernes, cuando individuos armados con fusiles de asalto y vehículos blindados intercambiaron disparos.

Durante su huida, los residentes buscaron refugio en iglesias en el municipio de Teocaltiche, donde el Gobernador Enrique Alfaro estuvo presente el lunes y se comprometió a reforzar la seguridad.

Las confrontaciones entre grupos delictivos han arrebatado la paz a este pueblo, afirmó Alfaro.

La situación se deterioró a tal grado que el párroco local Manuel Sandate, encabeza casi a diario oraciones por la paz. Muchos lugareños se han ido a vivir con parientes.

La Comisión de Derechos Humanos dijo que si no se encontraba una pronta solución a la violencia, los habitantes de la región corren el peligro de convertirse en desplazados que podrían necesitar albergue y apoyo alimentario.

Marchan en Guadalajara para exigir justicia por asesinato

Guadalajara a 11 de Mayo de 2p21.- Estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y manifestantes realizan este martes una marcha en las calles de Guadalajara para exigir justicia para los hermanos Ana Karen, Luis Ángel y José Alberto González Moreno, quienes fueron asesinados tras ser secuestrados por un grupo armado que los sacó de su casa el pasado viernes 7 de mayo.

Miles de manifestantes comenzaron el recorrido de la “Marcha por la Paz y la Justicia” desde la rectoría de la UdeG para continuar sobre avenida Chapultepec en la ciudad de Guadalajara en dirección hacia la glorieta de las y los desaparecidos.

Los universitarios acusaron mediante consignas la creciente inseguridad y la brutalidad de la violencia a la que se enfrenta el estado de Jalisco a manos del crimen organizado. 

La marcha está encabezada por el rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva, quien señaló que es su turno para unirse para exigir justicia por las víctimas de la violencia.

Los primeros contingentes arribaron a la glorieta alrededor de las 18:45 horas, en donde Villanueva señaló que los manifestantes tomaron las calles de la ciudad porque se resisten como comunidad a “normalizar la barbarie”.

“Es hora de exigir soluciones nuestras autoridades. A los tres niveles de gobierno. Lo menos que podemos pedir es que trabajen de manera coordinada. Dejen de culparse los unos a los otros”, añadió.

Los cuerpos de los hermanos González Moreno fueron hallados sin vida en la carretera a Colotlán, a la altura de la comunidad de El Pueblito, en el municipio de San Cristóbal de la Barranca. Estaban envueltos en cobijas y junto a ellos había una lona con amenazas para las autoridades estatales por enviar agentes vestidos de civiles a hacer investigaciones.

El pasado 7 de mayo varios sujetos encapuchados, armados y con equipo táctico, ingresaron a una finca ubicada en la colonia San Andrés, donde secuestraron a los tres jóvenes, alrededor de las 22:40 horas.

Gerardo Octavio Solís Gómez, fiscal general de la entidad, señaló que al menos uno de estos sujetos portaba en su pecho las siglas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La Fiscalía General del Estado de Jalisco (FGE) ha mencionado que este hecho puede estar relacionado con un ataque contra elementos ocurrido el viernes pasado en Tlaquepaque.