Press "Enter" to skip to content

Notitas Educativas

ESCUELAS DE EDUCACIÓN ESPECIAL

POR: Karina García Vázquez

Cuántas veces en las pláticas familiares o con las amigas hemos escuchado la palabra educación especial? Y que es la educación especial ?pues es la atención diseñada para satisfacer las necesidades de los estudiantes con discapacidades. Los servicios y apoyos que un niño recibe pueden ser muy diferentes a los que servicios que recibe otro niño. Se trata de individualización. Lo importante es darles a los chicos los recursos que necesitan para progresar en la escuela.““¿Qué se imagina cuando piensa en educación especial? Puede que se imagine chicos con discapacidades pasando el día escondidos en un tipo diferente de salón, separados de la mayoría de los chicos de su edad. Esta pudo haber sido la norma en el pasado, pero las cosas han cambiado a medida que el área de la educación especial ha avanzado.“La educación especial todavía se enfoca en ayudar a los niños con discapacidades a aprender. Sin embargo, ya no significa poner a los niños en un salón especial todo el día. De hecho, las autoridades educativas requieren que los estudiantes que reciben servicios de educación especial sean educados junto con sus compañeros que no tienen discapacidades tanto como sea posible.
Por ejemplo, algunos estudiantes con dislexia pueden pasar la mayor parte del día en un salón de clase regular y solo pasar una hora o dos en un salón con recursos para trabajar con un especialista en lectura o en otras habilidades. Otros estudiantes podrían necesitar más ayuda que esto, y otros podrían necesitar una escuela diferente que se especialice en enseñar a niños con discapacidades de aprendizaje.
La educación especial se refiere a un rango de servicios que pueden ser ofrecidos en diferentes formas y en diferentes lugares”.“En la educación especial no hay un enfoque único que se ajuste a todos. Está diseñada para satisfacer las necesidades de cada estudiante. La educación especial se refiere a un rango de servicios que pueden ser ofrecidos en diferentes formas y en diferentes lugares.“Si su hijo califica para educación especial, recibirá enseñanza individual y otros recursos importantes sin costo para usted. Los especialistas que trabajan con su hijo se enfocarán tanto en sus fortalezas como en sus desafíos. Y usted será un miembro fundamental del equipo que decida qué es lo que él necesita para progresar en la escuela.
¿Quién califica para la educación especial?“La ley requiere que las escuelas públicas ofrezcan servicios de educación especial a los niños que cumplen ciertos requisitos y estén entre los 3 y los 21 años de edad (los niños menores de 3 años pueden obtener ayuda a través de los servicios de intervención temprana de IDEA). Para calificar para los servicios de educación especial, un estudiante tiene que:
•Tener una discapacidad certificada que esté cubierta por IDEA, y
•Necesitar educación especial para poder acceder al currículo de educación general
Acceso es un término muy importante en educación. Hacer un currículo accesible para los estudiantes con discapacidades es como hacer que los edificios sean accesibles para las personas en sillas de ruedas. Si hay una barrera para que su hijo aprende, como la dificultad para leer, la escuela necesita ofrecer el equivalente a una rampa para sillas de ruedas que ayude a su hijo a acceder el material de lectura.“Las escuelas tienen un proceso para determinar qué estudiantes son elegibles para educación especial. Este proceso incluye una evaluación completa que observa la manera en que su hijo piensa. También examina otros aspectos de su desarrollo. Usted o la escuela de su hijo pueden solicitar una evaluación. Si la escuela está de acuerdo en evaluar a su hijo, las pruebas se harán sin costo para usted.
¿Qué discapacidades están cubiertas por la educación especial?
Se cubren 13 tipos de discapacidades. Estas categorías incluyen autismo, impedimento auditivo y discapacidad intelectual (que solía conocerse como “retraso mental”). Otra categoría, llamada discapacidad de aprendizaje específica, incluye a muchos niños que tienen dificultades de aprendizaje y de atención.
Una discapacidad del aprendizaje específica, la mayoría de las veces, afecta las habilidades de lectura, escritura, audición, habla, razonamiento y matemáticas. Las dificultades de aprendizaje comunes incluidas en esta categoría son:
•Dislexia: Dificultad con la lectura, la escritura, la ortografía y el habla
•Discalculia: Dificultad para resolver problemas matemáticos, entender el paso del tiempo y el dinero y recordar datos matemáticos
•Disgrafía: Dificultad para escribir a mano, organizar ideas y con la ortografía
•Dispraxia: Dificultad para coordinar las manos con los ojos, con el equilibrio y las habilidades motoras finas
•Trastono del procesamiento auditivo: Dificultad para interpretar lo que el oído escucha (que es diferente de tener una discapacidad auditiva)
•Dificultades del procesamiento visual: Dificultad para interpretar lo que el ojo ve (esto no es lo mismo que tener una discapacidad visual)
Las discapacidades de aprendizaje específicas son muy comunes. Unos 2,4 millones de estudiantes en las escuelas han sido identificados con una discapacidad del aprendizaje.
Esta es la categoría más numerosa de estudiantes que reciben educación especial.
Existe una categoría separada llamada impedimento de salud. Se define como tener una limitación en la fuerza o la atención que afecta el desempeño escolar. Los niños con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH,usualmente están cubiertos en esta categoría.

Notitas Educativas

5 CONSEJOS PARA IR CON LOS NIÑOS A LA PLAYA

POR: Karina García Vázquez

¿Quieres pasar unos días en la playa con los niños y que no se convierta en una pesadilla? Te voy a dar 5 consejos prácticos para ir con los niños a la playa y disfrutar de unos días estupendos.“Con los niños no se puede arriesgar. Tienes que planear con cuidado las vacaciones para que todo salga a la perfección.
1.-Elegir el destino con cuidado: Ir a la playa con niños puede resultar complicado si no se elige el lugar adecuado. La playa tiene que estar cerca del alojamiento ya sea un apartamento, un hotel o la casa de unos amigos. Si además vas con un carriola los desplazamientos deben ser lo más cómodos posibles. Y si los niños son pequeños también les costará volver si regresas caminando de la playa si el alojamiento está a más distancia de 15 minutos.
2.-Nada de escaleras complicadas para llegar a la playa. También te recomiendo no ir nunca a un apartamento en el que no estén cómodos aunque nuestros familiares o amigos te ofrezcan su casa.
3.-Una playa kids-friendly Busca una playa adaptada para niños. Limpia, con arena apropiada para que los niños jueguen y que el buen tiempo esté garantizado. A los niños les encanta jugar con la arena a hacer castillos divertidos. Debe tener unos accesos adecuados para los niños y duchas por si las necesitas . Además es importante que tenga vigilancia y un puesto para emergencias. También puedes ver si no suele tener muchas olas o viento. Evita todos los riesgos. Tampoco se debe ir con niños a playas que tienen el agua muy fría o no se querrán bañar. Evita playas con lodo en la que los niños se puedan resbalar. Busca en Internet cuál va a ser el tiempo para la semana o quincena que hayas elegido. Si no hace buen clima para ir a la playa, será mejor que tengas planeadas algunas excursiones divertidas para los niños. Protege la piel y los ojos de los niños
4.-Protege a tus hijos. Para no tener disgustos, mete en la maleta crema protectora del sol por lo menos de factor 50. Los niños suelen quemarse con facilidad si no llevan la crema adecuada. Los bebés nunca deben estar al sol. Protégeles con un sombrero adecuado. Debes echarles crema antes de salir para la playa y cada dos horas o cada vez que se metan al agua. Lleva también siempre lentes de sol infantiles para proteger su vista. La luz de la playa suele molestar mucho a los niños. Hay que proteger la vista de nuestros hijos.
5.Lleva siempre agua a la playa“Los niños deben estar en la playa siempre hidratados. En la playa a veces hace muchísimo calor. Los padres deben llevar siempre agua para que los niños beban cuando tengan sed. Una buena idea es meter una botella de agua en el congelador para llevárnosla si vamos a salir a la calle.
También es importante llevar una sombrilla para que los niños puedan jugar a la sombra pues no pueden estar al sol todo el día sin una gorra o sin la protección de una sombrilla.Tampoco nos conviene pasar todo el día en la playa. Los niños deben descansar un poco después de comer. No deben soportar el calor de las horas centrales del día. Puedes ir por la mañana, ir a comer y luego volver otro rato por la tarde.
Si te pasas todo el día allí, solo conseguiremos que los niños estén agotados. Vigila siempre a los niños en la playa todos tendemos a relajarnos, tumbarnos a tomar el sol o aprovechar para leer. Pero cuando se tienen niños hay que tener mucho cuidado ya que se despistan rápidamente y se pueden perder en la playa. Pueden ir detrás de una pelota o de otro niño y perderse en pocos minutos. Una buena idea es comprarles trajes d baño de colores vivos para tenerlos más controlados. El mar es un peligro aunque los niños sepan nadar. Los padres tienen que estar siempre vigilando. Intenta no despistarte en ningún momento.
Éxito nos leemos pronto!

Notitas Educativas

¿QUÉ HACER EN ESTE NUEVO REGRESO A CLASES?

POR: Karina García Vázquez 

1. Asista al día de regreso a clases
A los niños les va mejor en la escuela cuando los padres están involucrados en sus vidas académicas. Asistir al día de «Regreso a clases» al comienzo del año escolar es la mejor manera de conocer a los maestros de su hijo y saber lo que ellos esperan de él.
Otra manera de estar informado es asistiendo a las reuniones con los maestros. Por lo general, ocurren una o dos veces al año y coinciden con el período de entrega de boletas de calificaciones. Las reuniones con los maestros son el momento perfecto para continuar hablando de su hijo con el maestro, y para conversar acerca de las estrategias que pueden ayudar a su hijo a lograr el éxito académico.
2. Visite la escuela
Tener conocimiento del edificio de la escuela y sus alrededores puede ayudarlo a comunicarse con su hijo cuando él le hable de la escuela.
3. Apoye las tareas
La tarea en la escuela primaria refuerza y amplía lo que se ha aprendido en la clase y ayuda a los niños a practicar hábitos de estudio importantes. También los ayuda a ser responsables y a formar una ética de trabajo que los beneficiará más allá de la escuela.
Debe asegurarse de que se su hijo sepa que para usted la tarea es una prioridad. Además, debe crear un entorno de estudio efectivo. Escoja un lugar con buena iluminación y sin ruidos, y provea los suministros necesarios. Evite las distracciones (como el sonido de fondo de una TV) y establezca un tiempo de inicio y finalización de las tareas.
Mientras su hijo hace la tarea, esté cerca para ayudarlo a interpretar las instrucciones de las tareas, ofrecer consejos, responder preguntas y revisar el trabajo terminado. Pero no le proporcione las respuestas correctas ni haga la tarea por él. El niño tiene que aprender de sus errores. Esto es parte del proceso; no le quite este privilegio.
4. Envíe a su hijo a la escuela preparado para aprender
Un desayuno nutritivo provee al niño de la energía necesaria para comenzar su día. En general, los niños que desayunan tienen más energía y les va mejor en la escuela. Los niños que desayunan también tienen menos ausencias y consultan menos a la enfermera para quejarse de dolores de estómago o hambre.
Los niños también necesitan dormir una cierta cantidad de horas para poder prestar atención durante el día y aprender. La mayoría de los niños en edad escolar necesitan entre 10 y 12 horas de sueño durante la noche
La falta de sueño puede causar irritabilidad y hasta un comportamiento hiperactivo y hacer difícil que el niño pueda atender en clase. Es importante tener una rutina diaria para ir a dormir, especialmente durante la semana. Asegúrese de que su hijo tenga algo de tiempo para relajarse antes de apagar las luces para irse a dormir y limite los pasatiempos que puedan estimularlo, como la TV, los videojuegos y la Internet.
5. Enséñele a su hijo a ser organizado
Cuando los niños son organizados, pueden concentrarse rápidamente en lo que tienen que hacer en vez de perder tiempo buscando cosas y distrayéndose.
¿Qué significa la palabra «organizado» cuando el niño está en la escuela primaria? En lo relacionado a las tareas escolares, significa tener un cuaderno donde se anoten las tareas y una carpeta para guardar estas tareas (muchas escuelas proveen este material) para mantener todo organizado.
Cada noche, revise la libreta donde se anotan las tareas para familiarizarse con lo que su hijo tiene que hacer y para asegurarse de que no se atrasa. Asigne una canasta o una caja para poner los papeles que debe firmar o leer.
6. Enséñele a su hijo a estudiar
Estudiar para una prueba puede ser atemorizante para los niños más pequeños, y muchos maestros suponen que los padres ayudan a sus hijos durante los años de la escuela primaria. Aprender hoy buenos hábitos de estudio favorecerá a su hijo durante toda su vida.
En la escuela primaria, los niños por lo general tienen que tomar exámenes al final de cada bimestre. Asegúrese de saber cuándo su hijo tendrá estos exámenes, de manera que lo pueda ayudar con anticipación, en vez de a último momento, la noche anterior. Además tendrá que recordarle a su hijo de llevar a la casa el material necesario, como apuntes, guías de estudio y libros.
7. Involúcrese
Ya sea que su hijo acaba de comenzar kínder o está entrando en el último año de la escuela primaria, es importante que los padres se ofrezcan de voluntarios en la escuela. Es una manera excelente de mostrar que están interesados en la educación de su hijo.
A muchos niños les gusta ver a sus padres en la escuela o en los acontecimientos especiales escolares. Pero observe a su hijo para saber cuánta interacción es buena tanto para usted como para el niño.
Los padres pueden ayudar de las siguientes maneras:
Organizando o trabajando en actividades de recaudación de fondos u otros eventos especiales como venta o la feria del libro.
Planificando festividades en la clase
Asistiendo a reuniones escolares
Uniéndose al grupo de padres que apoyan a los maestros
Trabajando como asistente de la biblioteca
Leyendo una historia a la clase
Dando una charla en el día que se habla sobre las posibles carreras
Asistiendo a los conciertos u obras de teatros de la escuela

Notitas Educativas

¿POR QUÉ LLORAN LOS NIÑOS AL DEJARLOS A LA ESCUELA?

POR: Karina García Vázquez

Tu hijo llora antes de dejarlo en la escuela? ¿No quiere separarse de ti y te vas aun escuchando el llanto de tu pequeño mientras entra al salon la maestra?
No te alarmes, es algo de lo más normal, aunque hay que analizar cada situación en particular. Los niños lloran por muchos motivos diferentes, y el motivo del llanto de tu hijo es lo que debemos averiguar antes de que se convierta en un obstáculo para ir a la escuela. No podemos dejarlo pasar, porque afectará cada vez más al nivel emocional del niño y su angustia crecerá, haciéndose las despedidas en la escuela de lo más dramáticas e insostenibles.
¿Qué puedo hacer si mi hijo llora cuando lo dejo en la escuela?“1. Habla con tu hijo para que se exprese“Para saber cuál es el motivo por el que tu hijo llora y se angustia a la hora de separarse de ti en el momento de la escuela (o guardería), serán claves las conversaciones con él/ella. Pregúntale abiertamente y con un tono amigable, qué es lo que le preocupa y porque no quiere separarse en ese momento de papá y/o de mamá.
2. Recuérdale que siempre estarás ahí“Es muy normal en edades tempranas, debido al vínculo de apego que tienen los niños con sus padres, el miedo a la separación. El recuerdo constante de que estarás ahí siempre a su lado, y que volverás a por él, es necesario para que pueda ir interiorizándolo. Recuérdale que cuando acaben las clases, volverás a estar ahí, que no tiene por qué angustiarse por ello.
3. Hazle sentirse seguro“Poco a poco el niño/a se irá acostumbrando a la situación, y verá, que cuando lo dejas en la escuela, después vuelves a buscarlo siempre. Se trata de un proceso de aprendizaje para el niño, que a veces puede tardar más o menos tiempo, dependiendo de cada caso, por su personalidad y por la confianza que tiene en él mismo y en la relación con sus padres. Por eso es muy importarte que le hagas sentir seguro y protegido, y siempre que puedas refuerza su autoestima con elogios. Todo esto ayudará en el proceso de transición.
4. Fomenta su autonomía“Aunque aun sea pequeño/a, es recomendable que le des, dentro de sus posibilidades y dependiendo de su edad, cierta autonomía (que tú puedas observar y controlar sin problemas lo que hace pos si acaso). De esta manera, irá aceptando que tiene su propio espacio, un espacio en el que no necesariamente tienes que estar tú. Esto no significa que el vínculo afectivo que tenéis se debilite, sino que estás ayudando a tu hijo a madurar y a que sea capaz, poquito a poco, de ver más allá de ti. Así, en lugar de ver sólo tu figura como única en su vida, cuando sea el momento de la despedida en la escuela, pueda ver más allá y detenerse a comprender que estará y jugará con sus compañeros de escuela.
Motivos por los que los niños lloran al dejarlos en la escuela:“Inseguridad y baja autoestima.“Miedo a la separación de sus padres, por si no los vuelven a ver o miedo a ser abandonados (en el caso de los niños más pequeños).“Dificultades de aprendizaje en las áreas curriculares en la escuela.“Dificultades en las habilidades sociales con sus demás compañeros o con algún profesor.“Cambios en la situación familiar que les angustia (separación entre los padres, cambio de domicilio, cambio de escuela…).“No olvides que la mejor forma de afrontar este tipo de situaciones es proporcionar un ambiente de calma y confianza a tu hijo, y dejar que se exprese libremente. Dependiendo de su edad, podrá explicarte lo que le inquieta mediante el juego, los dibujos, historias, o manteniendo una conversación.“Lo mejor está por venir…Nos leemos en la próxima! !

Notitas Educativas

CERRANDO CICLOS

POR: Karina García Vázquez

Últimamente he escuchado la frase de cierra este ciclo y veo que en mi realidad los ciclos no se cierran de manera absoluta, pues nos encontramos en un constante «ciclo de ciclos» y todos estos interconectados entre sí. “Gracias a esta relación entre ellos es que justo cuando uno termina, el otro inicia y gradualmente el siguiente, y así sucesivamente hasta que dejamos de existir y es ahí donde me surge la duda de “¿Cómo cerrar ciclos? Pero para eso les quiero explicar: ““¿Qué es un ciclo?“Es la compilación de momentos vividos y experiencias impregnadas de sentimientos, agradables y no tan agradables, a los que nos hemos acostumbrado.““¿Por qué no podemos cerrar ciclos?““El problema es que nuestra mente se queda atrapada en momentos pasados que conforman ciclos a los que ya no deberíamos pertenecer frenando nuestro propio avance y truncando el presente. A todo esto se le llama apego, que es el vínculo afectivo que nos ata a cosas o personas, en muchas ocasiones sin sentido alguno.“¿Como saber cuando ya logramos cerrar el ciclo?““No se trata de olvidar, sino de descubrir la evolución dentro de uno mismo para poder seguir avanzando a pesar de la pérdida sufrida sea cual sea esta.“ Cuando esto ocurre comenzamos a recordar con cariño, pero no con necesidad, podemos agradecer por lo que fue y no sufrir por lo que ya no es, logramos asimilar la pérdida como una experiencia para crecer y aprender, no como una caída que nos volvió más débiles.““¿Por queconfundimos cerrar un ciclo con evitarlo?“Al comenzar a pensar en la persona o situación perdida como algo ajeno a nosotros, algo que ya no es parte de este mundo o que ya no existirá nunca más, se trata de una evasión, a través de la cual no podremos avanzar ni ser, sólo nos hará creer que al pensar que aquello murió y que hoy somos nuevas personas sin necesidad de llorar o reflexionar, estaremos bien otra vez, cuando no es así.““Para la psicología, aunque se trate de un estudio científico del comportamiento humano, también es importante el efecto que otro tipo de influencias tienen sobre la mente, por ejemplo, los rituales, técnicas, procedimientos o creencias sobre los ciclos y su cierre. Es por eso que en ocasiones, una serie de pasos que implican recordar y sufrir, ayudan mucho a perdonar, desapegarse y sanar; la mente es muy poderosa y si uno piensa en sanación.“Hay una frase que leí y se las comparto:“»Recordar es la mejor“forma de olvidar»“Sigmund Feud““También podemos seguir los siguientes pasos para cerrar ese ciclo:“1. Recuerda“Por más cruel que parezca, hay que recordar todo lo que vivimos en ese momento que ahora duele, es imposible que todos los recuerdos sean negativos, así que hay que aprender de lo sucedido, aceptar lo vivido y no pretender olvidarlo.““Si sólo nos enfocamos en olvidar, la ansiedad nos carcomerá, trayendo de vuelta dolor y sufrimiento.““““2. Perdónate “Nos autojuzgamos y castigamos todo el tiempo, y de manera injusta, nos arrepentimos de lo que jamás imaginamos. Curiosamente, deberíamos enfocarnos en ser empáticos con nosotros mismos, en procurarnos como algún día cuidamos de la pareja, en entendernos como entendimos a todos aquellos que también cometieron errores y sobre todo, en reconocer los aciertos que tuvimos.““Sólo así lograremos cerrar la puerta a la que ya no entrará nadie más.“““3. Perdona“Suena bastante fácil, pero lograrlo requiere de una disculpa que a veces nunca llega, por lo tanto, aprender a no guardar rencores se vuelve un trabajo meramente personal y por otra parte, tenemos que entender que el otro, muy probablemente, aún nos tiene un resentimiento importante.““““Sin embargo, es responsabilidad total de la otra persona continuar o dejar de sentir ese rencor que poco a poco a todos nos enferma. Hay que intentar comprender que los demás a veces no poseen todos los recursos para evitar lastimarnos, defraudarnos o decepcionarnos, intentemos comprender que se trató de un mal momento, un mal lugar o una mala decisión del pasado que no podemos permitir que se repita en nuestro futuro.
4. Ríndete““““Es imposible que encuentres una explicación o respuesta a todas las preguntas que te lleguen a la cabeza. El ser humano intenta racionalizar todo a su paso, llevándolo a suponer y por lo tanto a sufrir, así que intentar contestarnos todos los signos de interrogación que surjan de una pérdida o abandono no disminuirá en ninguna medida lo que sentimos.““““Simplemente, a veces no todo resulta justo o lógico y tenemos que aprender a vivir con eso, aferrarse a querer entender exactamente lo que sucedió y la razón de que sucediera, solamente nos desgastará incontrolablemente, llevándose todas la fuerzas que nos quedan para lograr cerrar el ciclo en verdad.““No te agobies por lo que no sabes, déjalo ir.““ 5. Acepta“Existen cosas que quedan fuera de nuestro control, no intentes cambiarlas porque llegará a ti una inmensa frustración. El mejor camino para lograr aceptar lo que ya nos pasó, es dejar de pensar en posibilidades distintas.“Deja de darle vueltas al «¿Y si yo hubiera…? ¿Qué habría pasado si…? ¿Sería posible que…?».“““El tiempo no regresa, lo hecho, hecho está.“““ 6. Despréndete“Para lograr despegarte por completo del sentimiento negativo, necesitas vivirlo, es decir, necesitas abordar un duelo. Elizabeth Kubler Ross enlista de forma muy clara y sencilla los pasos que todo duelo conllevan, este proceso requiere de tiempo y es necesario permitirnos tener paciencia para vivir todas sus etapas:““““-Negación““-Ira““-Negociación““-Depresión““-Aceptación““““Sin ningún orden en específico, todas estas etapas aparecerán mientras vivamos nuestro duelo, son completamente normales y de ellas resurge una fortaleza impresionante.““A veces se gana más cuando se pierde.