Press "Enter" to skip to content

La Educación Vial debería exigirse por bien de todos

POR: Jesús M. Moreno Mejía

“El mejor maestro es el que nos enseña a que nos estudiemos a nosotros mismos”… Frank Crane

En todo país moderno existen una serie de lineamientos cívicos, que son normados por reglamentaciones de tránsito y movilidad, los que en su conjunto conducen a tener una efectiva Educación Vial.

En los planteles de educación básica, se deben incluir los principales lineamientos viales, con prácticas objetivas, para una buena conducción ciudadana en la vía pública, pero al parecer no se aplica en la mayoría de las escuelas y colegios.

Y es que desplazarse (a pie o en vehículo) por calles y toda clase de caminos, debe hacerse de manera correcta y no caóticamente como ocurre normalmente en la Comarca Lagunera.

El alto número de accidentes viales de todo tipo (colisión de vehículos automotores, volcaduras, atropellamiento de personas, de motociclistas y ciclistas), son cada vez más frecuentes.

Causas: exceso de velocidad, manejar en estado de ebriedad, falta de precaución al conducir (entre ellos utilizar el teléfono celular; no usar el cinturón de seguridad), no respetar los señalamientos viales, etc.

Existe en nuestra ciudad un Parque Infantil de Educación Vial, que se ubica en calzada Xochimilco, entre las avenidas Allende y Bravo, colonia Villa California, a disposición de alumnos de Primaria, para que conozcan la forma como deben conducirse en la vía pública.

Ese sitio público ha tenido cierta demanda por parte de profesores y sus alumnos de educación básica desde hace poco más de 20 años, si bien en ocasiones se abandona por deterioro o inasistencia, para luego ser rehabilitado y usado temporalmente, cuando en realidad es un lugar que debería estar en constante actividad.

Existen alrededor de 16,000 personas que anualmente fallecen en el país por accidentes automovilísticos, según dijo el senador Alejandro Peña Villa; en tanto que la senadora Patricia Mercado, señaló que los accidentes automovilísticos son la primera causa de muerte en personas de entre 1 y 24 años de edad, y aseguró que cada día mueren 44 personas en ese tipo de accidentes.

Otra legisladora, María Guadalupe Saldaña, informó que 14 estados cuentan con leyes de movilidad, pero solamente en el concepto de transportación, en tanto que en una nueva ley federal que está en proceso de dictaminarse se incluirán temas de salud, bienestar, vivienda, recuperación de espacios públicos, medio ambiente, y otros.

El senador Emilio Álvarez Icaza, por su parte, dijo que la reforma actualiza la Constitución respecto a los riesgos, desafíos y problemas que tiene el país en materia de movilidad. “Tiene un carácter vital para recuperar el espacio público a través de la construcción de derechos que garanticen la seguridad vial”.

En nuestro municipio existe un Reglamento de Movilidad Urbana, que abrogó el antiguo Reglamento de Tránsito y Vialidad de 2008, que incluye un Consejo Municipal de Vialidad Urbana. Deseamos obtener mayores detalles sobre el particular con el titular de esa dependencia, Pedro Luis Bernal, pero se abstuvo de contestar nuestra llamada.

LO QUE NOS CORRESPONDE

Sin embargo, no sólo con leyes y reglamentos vigentes se solucionan los problemas viales, pues el ciudadano de a pie o bien el conductor de un vehículo automotor, deberían cumplir o con las disposiciones para prever un eventual accidente, así como evitar ser multado, de ahí el epígrafe que aparece arriba a la derecha de este artículo: “El mejor maestro es el que nos enseña que nos estudiemos (antes que nada) a nosotros mismos”. ¿O usted, amable lector, qué opina?

¡Hasta la próxima!

Iniciamos la III década del siglo con la esperanza de siempre

POR: Jesús M. Moreno Mejía

Creo en la “magia” de los nuevos comienzos… Anónimo

Estamos instalados en el comienzo de la tercera década del siglo XXI, o sea el inicio del 2020, año bisiesto, año especial desde cualquier ángulo que se le quiera ver; para unos negativo y para otros positivo, o cuando menos con la esperanza de siempre: que lo malo vaya disminuyendo o desapareciendo poco a poco.

“Todo es según el color del cristal con que se vean las cosas”, dice el dicho popular, y si somos positivos deberíamos creer que siempre puede haber oportunidades de cambio en todo momento.

Pero no esperando que alguien venga con una varita mágica a salvar nuestro país, estado, región, ciudad o al mundo, ni aceptando lo que nos dicen los astrólogos con sus predicciones, sino adoptando cada quien actitudes positivas en nuestro actuar, pues sólo así es como podemos avanzar en el camino de la paz y el bienestar de nuestro entorno.

Se trata de un trabajo personal, “de asumir en consciencia nuestro diario vivir y hacer lo mejor en posible lo que queremos hacer” (por el bien de todos), dice Juan Noé Fernández en su artículo titulado “Hoy es ahora”.

Y agrega en su colaboración periodística: “Que bueno sería que al arrancar otro año, haya sueños y surjan inquietudes; que haya mucha gente que con deseos de modificar hábitos y conductas; que se planee y se proyecten nuevos rumbos, horizontes más amplios”.

Él cree que es la mayoría de la población la que así lo anhela, pero lamentablemente no es así, y sin embargo deberíamos animar a quienes conviven con nosotros a adoptar en su consciencia el deseo de contribuir con su “granito de arena” a lograr un cambio multiplicador, pues lo bueno que hagamos otros querrán imitarlos, y no sólo las malas acciones de otros.

La tarea no es fácil, es difícil, compleja, pues debemos comenzar por hacer una introspección de nosotros mismos, pues la más de las veces no sabemos, o comprendemos, quienes somos realmente, y así perfilarnos a la tarea antes mencionada, pues la tarea es dura y en ocasiones hostil.

Comencemos por analizar la problemática actual del calentamiento global, que ciertamente le concierne especialmente a quienes lideran las grandes potencias mundiales para el control de la emisión de dióxido de carbono (CO2), ya que la Madre Naturaleza no alcanza hoy a transformar en oxígeno, como antes lo hacía, mediante los “pulmones” de Natura o sean los grandes bosques.

A partir de 2020, las naciones del Acuerdo de París deben presentar nuevos compromisos de reducción de emisiones de CO2, pues la comunidad de científicos han estado advirtiendo que seguirá aumentado la temperatura global, que ya ha estado haciendo estragos en el mundo actual desde los inicios del presente siglo.

Hace cinco años (2015) los países involucrados en el mencionado Acuerdo de París, hicieron algunas consideraciones para evitar el avance del Calentamiento Global, pero todo parece indicar que los resultados a estas fechas, fueron un fracaso.

Ante tan negro panorama, la sociedad civil del mundo deberán reaccionar con sonoras manifestaciones públicas, misma que pudieran ser determinantes si es que logran convencer a los líderes mundiales.

El otro problema es la tala inmoderada de árboles en América Latina, tal como ocurre en Brasil y en nuestra patria, donde incluso han cobrado víctimas fatales en contra de quienes se oponen al desmonte de bosques.

En algunas ciudades de nuestra república también se han derribado toda clase de árboles, para dar paso a obra pública y privada, incluso con la anuncia de particulares, y es aquí donde debemos actuar, protestando por la destrucción de la escasa vegetación de que disponemos en nuestro entorno.

¿Y usted, amable lector, que seguramente no es de las personas que ignoran el problema ecológico global, qué hace en su entorno? Porque no creemos sean ustedes de los que simplemente se cruzan de brazos.

¡Hasta la próxima!

La pregunta de mucha gente: ¿Es creíble la democracia?

POR: Jesús M. Moreno Mejía

“La democracia es el gobierno del Pueblo, por el Pueblo y para el Pueblo”: Abraham Lincoln

En el pensamiento universal existen innumerables reflexiones en torno a la democracia, pero tal vez la más popular haya sido la de Abraham Lincoln, pero esa visión jamás se ha concretado, ni siquiera en su país, del cual fue su décimo sexto presidente, desde el 4 de marzo de 1861 hasta su asesinato el 15 de abril de 1865.

Recordemos de entrada cual fue el proyecto de nación de Lincoln: “La democracia es el gobierno del Pueblo, por el Pueblo y para el Pueblo”, que para mucha gente jamás ha ocurrido, pues no existe parangón de ese paradigma.

Aristóteles (filósofo de la Antigua Grecia), deducía que la democracia surgió del pensamiento de que si los hombres son iguales en un sinnúmero de detalles particulares, lo son todos. Sin embargo, en su libro “Retórica” señala que “cuando la democracia se encuentra muy apurada, se debilita y es suplantada por una oligarquía”.

Honorato de Balzac (escritor francés, representante de la novela realista del siglo XIX), afirmaba que “la igualdad podrá ser un derecho, pero ningún poder humano podrá convertirla en un hecho”. Mientras que Edmund Burke (filósofo y político británico del siglo XVIII, considerado padre del liberalismo conservador del Reino Unido), señalaba que “la democracia es la cosa más desvergonzada del mundo”.

Podríamos seguir enumerando las más disímbolas opiniones en torno a la democracia, expresadas por toda clase de filósofos, escritores y líderes de todos los matices políticos, y nunca llegaríamos a una conclusión aceptable.

El editorialista Arturo González González, pregunta en un artículo reciente si aún sirve la democracia en nuestros días, pues existe mucha literatura política, histórica y periodística asegurando que dicho sistema está en crisis en todo el orbe.

Reproducimos lo que señala y es una realidad a nivel mundial: “La economía, dominada durante cuatro décadas por la tecnocracia neoliberal y las grandes corporaciones, se ha convertido en un asunto ajeno al poder político, que actúa subordinado por esos poderes (fácticos), o acotado por los límites de sus fuerzas. La democracia, entonces, deja de funcionar para quienes ven aumentar la incertidumbre en sus derechos laborales y la inquietud respecto a su futuro económico”.

Agrega que entonces aparecen soluciones “simples”, cubiertas de populismo, nacionalismo y autoritarismo. “Políticos mesiánicos que dicen van a recuperar la gloria perdida de sus países y devolver al pueblo su protagonismo. Pero la mayoría de las veces ha ocurrido lo contrario, y hoy se ven surgir sistemas políticos (la democracia popular o populista, y la “meritocracia”), como alternativa a la decadente democracia liberal, y que pueden operar dentro del mismo modelo capitalista que en su momento la promovió. Pero este fenómeno, por novedoso que nos parezca, no es exclusivo de nuestro tiempo”.

“Cosas veredes, amigo Sancho”, hemos oído por ahí algunas veces, atribuyendo ese dicho a los personajes de la obra “El Ingenioso Hidalgo, Don Quijote de La Mancha”, para expresar que cualquier cosa puede suceder en cualquier momento, pero que en realidad seguirá siendo igual, pues la democracia ha tenido crisis de toda índole en todo tiempo, en ocasiones retrocediendo, evolucionando o cambiando, para finalmente estabilizarse y volver a sus orígenes.

Cuando a Sir Wiston Churchill se le criticó el sistema político de Gran Bretaña, manifestó que la democracia como forma de gobierno podría ser lo peor, a excepción de todas las demás.

Podríamos seguir “exprimiendo” a la democracia hasta el infinito, sin llegar a una conclusión definitiva, pero mientras tanto los políticos seguirán explotándola para sus fines personales o de grupo, pero sin ver realizado la aspiración de Lincoln, como tampoco podrá ser una realidad el apotegma de Benito Juárez: “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz”, pues siempre estará por encima la ambición del poder en el hombre, pero particularmente en el político.

“El deseo inmoderado de riquezas y la indiferencia que inspira esta pasión, es la causa de la ruina de la democracia”, sentenció hace más de dos mil años el inmortal filósofo, Sócrates.

Sin embargo, usted, amable lector ¿qué opina?

¡Hasta la próxima!

Regionalismo y Lenguaje

POR: Jesús M. Moreno Mejía

“Habla como el pueblo común; pero piensa como los sabios”. Roger Asham.

Cada región tiene peculiaridades en el hablar (léxico) y también en sus costumbres, destacando cada lugar en la entonación que le dan a su voz los habitantes del lugar y las palabras comunes que el pueblo usa en cada caso o circunstancia, sin tener que ver con la elegancia o lo rústico de quienes las emplean, pues forman parte de sus tradiciones.

Sobre el particular bastante se ha escrito en libros, periódicos y otros medios impresos, pero no está de más volver a abordar de nuevo el tema, e incluso recordar dos o tres palabras típicas de otros estados y naciones de habla hispana.

Por ejemplo, en el área metropolitana de Monterrey y en casi todo el estado de Nuevo León, a los niños se les identifica como los huercos, y en cambio en Sinaloa son los plebes, si bien esta palabra se emplea también a los jóvenes, que reunidos en conjunto constituyen la plebada. Y nos resulta curioso enterarnos que si un niño anda desnudo en Culiacán, dicen: es un plebe bichis, también escuchamos que un aguachile es una persona sin modales, independientemente de que esa palabra también se le asigna a un platillo de mariscos debidamente preparado.

Llaman la atención no pocas palabras coloquiales de los españoles, pero por ser tantas sólo nos referiremos a una: pringado, la cual se le asigna a un individuo que es ingenuo y se deja engañar fácilmente en cosas que otros no quieren hacer. En cambio, en México, para ese tipo de personas se emplea una palabra vulgar que es preferible no recordar.

Pero mejor recordemos una serie de vocablos y expresiones que se emplean en esta Comarca Lagunera y que le dan color a nuestro léxico regional.

Veamos las siguientes, con una breve explicación:

Reborujado.- Revuelto o complicado de entender o explicar (No viene en el Diccionario de la Real Academia Española, RAE, sólo en diccionarios de americanismos y en el de mejicanismos de Francisco J. Santamaria). Es una palabra frecuentemente empleada en La Laguna y desconocida en otras regiones del país.

Moyote.- Mosquito al que también se le identifica como zancudo. (Otra palabra muy nuestra que tampoco viene en el diccionario de la RAE 2001).

Asquel.- Hormiguita pequeña.

Modorro.- Forma de sentirse al interrumpir el sueño, somnolencia, sopor profundo.

Lonche.- Palabra derivada de “lunch” (inglés), y que en otros lugares se le conoce como torta.

Chesco.- Descomposición de la palabra refresco de soda.

Chapuza.- Para los laguneros significa hacer trampa, y según la RAE incluye diversas acepciones, entre ellas, estafa.

Bronca.- Pelea o dificultad; persona sin domar, de mal genio o de trato áspero.

Chanza.- Palabra modificada del inglés “chance”, misma que significa oportunidad.

Cachar.- Atrapar (derivación de la palabra inglesa “catch”, o sea agarrar al vuelo una pelota u otro objeto pequeño, pero según la RAE, significa además hacer pedazos algo, hacer cachos algo.

Pichar. – Del inglés “pitch”, arrojar o lanzar algo (como lo hace el pitcher con la bola en el beisbol); en La Laguna lo entendemos como solicitar pagar determinado consumo a nuestro favor.

Pistear.- Tomar bebidas alcohólicas. Cotorrear.- Reunión divertida o agradable de amigos.

Reliquia.- Platillo típico de la región que consiste en siete pastas (también llamadas sopas) y un guisado, preferentemente de cerdo, mismo que se distribuye gratuitamente por una devoción religiosa a un santo.

Tortillón.- Taco enorme de harina con diferente vianda, según el gusto de cada quien, también identificado como “burrito grande” y en otros lugares como “gorda gigante”.

Raid.- Es otro anglicismo que para el mexicano significa, pedir a quien conduce un vehículo que lo lleve con él a donde se dirige; también se expresa como “pedir un aventón”, tal vez para que se escuche más nacional. Para el extranjero que habla inglés, ellos dicen “ask for raid”.

Refri.- Palabra que usamos como diminutivo de refrigerador o de aparato de refrigeración. También utilizamos palabras derivadas del náhuatl, como zacate, para referirnos a la hierba que crece en el campo o en jardines, pero en realidad es una palabra despectiva, pues difiere de césped o pasto, que son de otra clase o calidad.

Guaripa.- Sombrero de petate, de copa y alas relativamente cortas, que deriva de Saguaripa o Sahuaripa, tocados similares utilizados por los yaquis de Sonora.

Catarrín.- Borracho consuetudinario.

Chanate.- Pájaro de color negro brillante.

Bachicha.- Serie de golpes propinados a la cabeza de un sujeto, a manera de castigo, también llamada Pamba. La RAE también identifica la palabra bachicha como colilla de cigarro.

Agüitado.- Triste o desangelado.

Feria.- Monedas de baja nominación.

Picado.- Entusiasmado en el juego o en algún otro entretenimiento.

Quiúbo o kiúbole.- Expresión que sustituye a ¡Hola! – ¡Váyase a la cola.- Fórmese al final de la fila.

Echarse la vaca.- No ir a la escuela a propósito, pero también irse de pinta.

No te la jales. Expresión vulgar que equivale a no exageres. Aclarando que la palabra jales tiene otras acepciones, como ocurre en la minería, y otra en desuso: lienzo grueso y resistente para cubrir objetos. En España la palabra hale, se usa como expresión equivalente a ¡ándele! Las anteriores palabras y expresiones que son comunes en la Región Lagunera, se mencionan la mayoría en el libro “Sobre habla lagunera”, del maestro Saúl Rosales Carrillo, columnista de la revista “Siglo Nuevo”, quien es además miembro de la Academia Mexicana de la Lengua (Española), y catedrático universitario. Lamentablemente el libro antes mencionado, está agotado. Consideramos en este artículo de nuestra autoría, que es todo por ahora sobre el léxico lagunero, pero nuestros amables lectores deben tener sus particulares opiniones ampliadas o diferidas sobre este tema. ¡Hasta la próxima!

A un año de las elecciones más nutridas, priva la duda de una 4T

POR: Por Jesús M. Moreno Mejía

“Los cambios de gobierno son penosos, pero necesarios” Thomas Carlyle.

Se cumple un año de las elecciones más nutridas en México para la renovación de Presidente de la República, al depositar la mayoría del pueblo toda su confianza en quien les ofrecía una Cuarta Transformación en el Sistema de Gobierno, que a la fecha ve con desconfianza una parte de la ciudadanía.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta lo afirmado por el historiador y crítico social escocés, Thomas Carlyle, “Los cambios de gobierno son penosos, pero necesarios”, y esto es lo que muchos compatriotas aún no entienden (o no quieren entender).

Una mudanza de sistema, en especial los que vivían de las ganancias que obtenían del anterior régimen, significa una pérdida total de lo que por años tuvo a su favor; otros se aferran en no aceptar lo que es diferente, y a su vez inaceptable, para su forma de pensar.

Pero también está el hecho de que nadie tiene la verdad absoluta y en consecuencia comete yerros, como lo ha demostrado el presidente Andrés Manuel López Obrador en más de una ocasión.

Viendo y escuchando en “You Tube” una entrevista de Cristina Sada Salinas al acaudalado empresario hotelero Marcos Constandse, empresario de Quintana Roo, dijo este que Andrés Manuel López Obrador significaba para México “Esperanza y Riesgo” (título de un artículo que le fue publicado en una revista de la que él es colaborador).

Resulta inusual escuchar a un empresario hablar a favor de AMLO, y sobre todo porque asegura que nada le debe al hoy Presidente de México el haber logrado acumular una fortuna, especialmente con su cadena hotelera y promoción turística en Quintana Roo.

Reconoce que López Obrador está emprendiendo con éxito una lucha contra la corrupción, recuperando no menos de cincuenta mil millones de pesos al robo de combustible, mejor conocido como huachicol, sin que a la fecha se le reconozca lo hasta ahora logrado.

También se refiere a la eliminación de los “moches” a los periodistas calificados como la “Prensa Fifí” por el Presidente, entre ellos el más connotado comunicador de televisión, Joaquín López Dóriga, a los que se les entregaban sumas millonarias.

“Tiene AMLO en su contra, afirma el empresario en la entrevista, un frente de intereses muy fuerte, que hacen todo lo que está a su alcance para desacreditarlo, pues sus decisiones los incomoda”.

Añadió que existe un sector de la Iniciativa Privada enriquecido al no pagar millonarias cantidades de impuestos por decisiones presidenciales anteriores, las que ahora tendrán que cubrir puntualmente al Sistema de Administración Tributaria (SAT), para dar cumplimiento a sus obligaciones fiscales.

Afirmó que por eso se explican los ataques sistemáticos de la prensa al nuevo Sistema de Gobierno, alentados por todos los que a la fecha han resultado perjudicados en sus intereses.

Consideró que los ataques a AMLO han tenido éxito, “producto de la Cultura de las Masas, cuyo movimiento surgió del fascismo alemán, quienes aseguraban que repitiendo reiteradamente una mentira esta acaba por ser considerada una verdad, pues la mayoría de la gente no le gusta razonar”.

Sin embargo, reconoció que López Obrador ha cometido errores en su mandato, mismos que deberá corregir sobre la marcha, en un proceso de maduración gubernamental, para bien de la Nación.

La referida entrevista es muy extensa, pero consideró el empresario que la lucha contra la corrupción debe continuar, así sea poco a poco, “y sólo él sabrá cómo y en qué momento”.

Ahora bien, existen otros empresarios, como es el caso de un grupo de la Iniciativa Privada de La Laguna, que tras de haberse entrevistado con López Obrador en Palacio Nacional salieron entusiasmados de la reunión, con la esperanza de que habrán de ser tomados en cuenta en todos los planteamientos que le expusieron. De todo lo anterior, amable lector, ¿usted qué opina?