Press "Enter" to skip to content

A un año de las elecciones más nutridas, priva la duda de una 4T

POR: Por Jesús M. Moreno Mejía

“Los cambios de gobierno son penosos, pero necesarios” Thomas Carlyle.

Se cumple un año de las elecciones más nutridas en México para la renovación de Presidente de la República, al depositar la mayoría del pueblo toda su confianza en quien les ofrecía una Cuarta Transformación en el Sistema de Gobierno, que a la fecha ve con desconfianza una parte de la ciudadanía.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta lo afirmado por el historiador y crítico social escocés, Thomas Carlyle, “Los cambios de gobierno son penosos, pero necesarios”, y esto es lo que muchos compatriotas aún no entienden (o no quieren entender).

Una mudanza de sistema, en especial los que vivían de las ganancias que obtenían del anterior régimen, significa una pérdida total de lo que por años tuvo a su favor; otros se aferran en no aceptar lo que es diferente, y a su vez inaceptable, para su forma de pensar.

Pero también está el hecho de que nadie tiene la verdad absoluta y en consecuencia comete yerros, como lo ha demostrado el presidente Andrés Manuel López Obrador en más de una ocasión.

Viendo y escuchando en “You Tube” una entrevista de Cristina Sada Salinas al acaudalado empresario hotelero Marcos Constandse, empresario de Quintana Roo, dijo este que Andrés Manuel López Obrador significaba para México “Esperanza y Riesgo” (título de un artículo que le fue publicado en una revista de la que él es colaborador).

Resulta inusual escuchar a un empresario hablar a favor de AMLO, y sobre todo porque asegura que nada le debe al hoy Presidente de México el haber logrado acumular una fortuna, especialmente con su cadena hotelera y promoción turística en Quintana Roo.

Reconoce que López Obrador está emprendiendo con éxito una lucha contra la corrupción, recuperando no menos de cincuenta mil millones de pesos al robo de combustible, mejor conocido como huachicol, sin que a la fecha se le reconozca lo hasta ahora logrado.

También se refiere a la eliminación de los “moches” a los periodistas calificados como la “Prensa Fifí” por el Presidente, entre ellos el más connotado comunicador de televisión, Joaquín López Dóriga, a los que se les entregaban sumas millonarias.

“Tiene AMLO en su contra, afirma el empresario en la entrevista, un frente de intereses muy fuerte, que hacen todo lo que está a su alcance para desacreditarlo, pues sus decisiones los incomoda”.

Añadió que existe un sector de la Iniciativa Privada enriquecido al no pagar millonarias cantidades de impuestos por decisiones presidenciales anteriores, las que ahora tendrán que cubrir puntualmente al Sistema de Administración Tributaria (SAT), para dar cumplimiento a sus obligaciones fiscales.

Afirmó que por eso se explican los ataques sistemáticos de la prensa al nuevo Sistema de Gobierno, alentados por todos los que a la fecha han resultado perjudicados en sus intereses.

Consideró que los ataques a AMLO han tenido éxito, “producto de la Cultura de las Masas, cuyo movimiento surgió del fascismo alemán, quienes aseguraban que repitiendo reiteradamente una mentira esta acaba por ser considerada una verdad, pues la mayoría de la gente no le gusta razonar”.

Sin embargo, reconoció que López Obrador ha cometido errores en su mandato, mismos que deberá corregir sobre la marcha, en un proceso de maduración gubernamental, para bien de la Nación.

La referida entrevista es muy extensa, pero consideró el empresario que la lucha contra la corrupción debe continuar, así sea poco a poco, “y sólo él sabrá cómo y en qué momento”.

Ahora bien, existen otros empresarios, como es el caso de un grupo de la Iniciativa Privada de La Laguna, que tras de haberse entrevistado con López Obrador en Palacio Nacional salieron entusiasmados de la reunión, con la esperanza de que habrán de ser tomados en cuenta en todos los planteamientos que le expusieron. De todo lo anterior, amable lector, ¿usted qué opina?

Los maestros sobreviven con bajos sueldos en La Laguna

Jesús M. Moreno Mejía

“La educación es la herencia más valiosa que los padres pueden dejar a los hijos”. (Philip S. Chesterfield)

Antes que nada, quiero reconocer a todos los compañeros maestros de los diferentes niveles académicos, la valiosa labor educativa que ejercen frente a grupo, pues con ello están forjando hombres de bien que deberán asegurar el futuro de México.

La fecha dedicada a festejar a los maestros se cumplió el mismo día en que está siendo redactada esta colaboración, o sea el miércoles 15 de mayo.

Sin embargo, me encuentro con una información estadística que me llama la atención y me preocupa: en La Laguna existen 13,119 profesores de Educación Básica que tienen un bajo sueldo.

La cifra es dada a conocer por “Observatorio de La Laguna”, que es una Organización no Gubernamental (ONG), basada en información del Sistema Nacional de Información de Estadísticas Educativas 2018.

El sueldo mensual de los maestros en La Laguna por nivel educativo, son los siguientes: los de Preescolar ganan $9,351.00; los de Primaria, $10,234.00, y los de Secundaria, $10,688.00

Esas cantidades poco han aumentado en lo que va del nuevo siglo, pues da la impresión de que se han estancado los tabuladores salariales del magisterio, pues todavía en los años 80’s eran bastante atractivos, al grado de que a las puertas de las escuelas hacían guardia agentes de las distribuidoras de automóviles, para ofrecer la venta de nuevos modelos de automotores.

En la actualidad, los 13,119 profesores de educación básica, el 82 % trabaja en zonas escolares urbanas, y el 18 % en zonas rurales, teniendo estos últimos la desventaja de tener que cubrir pasaje o gastos de gasolina para desplazarse a su centro de trabajo, o bien, en su caso, rentar una casa en el ejido o el poblado más cercano.

Las estadísticas de Observatorio de La Laguna, indican que del total de maestros de educación básica, 66 % son mujeres y 34 % son del sexo masculino.

Existe un mayor número de profesores del nivel Secundaria (42 %); los de Primaria representan el 41 % y los de Preescolar (Jardines de Niños), 17 %.

Existen más escuelas públicas que privadas, que constituyen el 78 y 22 % respectivamente.

Habrá buenos maestros y otros que medianamente cumplen, pero lo que les pagan no va de acuerdo con la responsabilidad que tienen, que no es otra que forjar a los niños que en el mañana serán los futuros mexicanos ya convertidos en profesionistas, empleados u obreros (calificados o no), los que velarán por la buena marcha del país.

En esta ocasión no abordaremos la política sindical, de la cual existe mucho que discutir (a favor y en contra), solamente comentamos que debe pugnarse por una mejor remuneración al magisterio, pues se trata de una profesión que amerita tener asignado un sueldo decoroso, en virtud de la responsabilidad que tienen con la niñez y la juventud. ¿O usted, amable lector, qué opina?

¡Hasta la próxima!

Año nuevo con ideas positivas y alentadoras

POR: Jesús M. Moreno Mejía

“Ninguna gran empresa se llevará, a cabo sin ánimo y entusiasmo”
R. W. Emerson

Con el inicio de este año nuevo 2019, todos debemos comenzar con ideas positivas y alentadoras, tanto en lo individual como en grupo, ya sea como miembros de una ciudadanía o integrantes de un colectivo cualquiera (empresa, institución o sociedad).

Prevalece hoy, desgraciadamente, la apatía, la desconfianza, todo lo que es negativo, cuando debería ser a la inversa: el ánimo por delante ante la adversidad, no caer en el engaño maquinado o inducido; ser positivo de pensamiento y obra.

Los propósitos que nos trazamos, por difíciles que sean, podrán ser llevados a cabo si los iniciamos con voluntad y responsabilidad, tanto en lo personal como en equipo.

Tener espíritu emprendedor será siempre garantía de éxito en la vida de cualquier persona o grupo de trabajo. Mucho les exigimos a los demás, pero siempre será necesario sumar nuestro esfuerzo y determinación.

Lo mismo debemos hacer en calidad de ciudadano, de trabajador o integrantes de cualquier agrupación. Desde inicios del pasado mes de diciembre se nos aseguró que comenzaba una Cuarta Transformación, que esperamos sea un verdadero cambio social y político, pero para ello todos debemos cumplir con aquello que nos corresponde hacer para
que ver la diferencia esperada.

Si trabajamos para una empresa, debemos tener la convicción de que con nuestro trabajo el éxito será para todos, empleados y directivos, pues todos tenemos el derecho de ascender en el rango que nos corresponde.

Una nación se integra por ciudadanos y gobernantes, con derechos y obligaciones igualitarios para unos y otros, pero se nos acostumbró a que quienes tienen las riendas de la sociedad son los únicos que pueden recibir beneficios especiales, si bien todo parece indicar que ya no será así.

“Las crisis desembocan irremediablemente en cambios de régimen”, opina con acierto Federico Sáenz Negrete en un reciente artículo titulado “Cincinato o Savonarola”, señalando que “el abuso del poder, la perversión y el agotamiento de un modelo mal aplicado, que dejó muchos heridos en el camino, fue incapaz de cumplir con la promesa esencial de un gobernante: paz y bienestar para la mayoría”.

Comenta que “es interesante ver como cada civilización, nación, religión, comunidad o colectividad, resuelven su acertijo”, y para ello evoca a Cincinato, “un noble romano de la Roma Antigua, con enorme capacidad administrativa, política y militar, poseedor de una mente clara y un poder de decisión racional, preciso y contundente”. Exigió al Senado y a los Tribunos libertad para actuar en consecuencia, con el fin de resolver los problemas sociales existentes en el imperio romano, cuatro siglos antes de Cristo, y lo logró.

Entonces, porqué no confiar en lo que traerá 2019; las nuevas autoridades, las novedosa ideas de la empresa donde laboramos, o en los propósitos que nos hemos fincado a nivel individual o familiar, e incluso en nuestro barrio, colonia o comunidad.

Es fácil darnos a criticar lo que vemos que está mal, con razón o sin ella, pero lo difícil es que pongamos lo que está a nuestro alcance para lograr que los problemas se resuelvan. Pues es precisamente eso lo que debemos hacer.

Ejemplos de intentos de cambio los vemos en una y otra parte, pero no siempre son positivos o les falta darles un toque de coordinación en los esfuerzos, y por lo mismo vemos que fracasan a pesar de tener disposición por parte de alguno de sus principales elementos.

Podríamos ejemplificar el caso de un Ayuntamiento cualquiera, sea del municipio que sea para no centrarnos en alguno en particular, en donde el Alcalde puede tener la mejor intención de cumplir fielmente su cometido, pero resulta que los directores de área, o simples segundos a bordo, no llevan a cabo su trabajo como es debido o incurren en
faltas que dañan la imagen de la autoridad municipal en su conjunto.

Es por eso que todos debemos esforzarnos en cumplir, de la mejor manera, el trabajo que nos corresponde en la tarea que tenemos asignada, o nos propusimos llevara a cabo, para ser auténticos triunfadores en este 2019.

¡Hasta la próxima

Un Presidente que concluye con mayor descrédito…..

POR: Jesús M. Moreno Mejía 

“Bien acierta quien sospecha que mucho erró”.
Francisco De Quevedo

La fama de mal Presidente la adquirió Enrique Peña Nieto en su primer año como gobernante, al demostrar públicamente que no estaba capacitado de manera plena para
lucir como un mandatario preparado, dado su bajo nivel cultural y por una serie de pifias cometidas ante el público y sobre todo en sus presentaciones en el exterior del país.

Fue público y notorio el exhibirse como un pésimo presidente desde el inicio, sobre todo al no poder responder el cuestionamiento siguiente: ¿Qué libro le pareció más importante en su lectura personal? “La Biblia”, fue la respuesta después de pensar unos momentos qué diría. Pero luego se le preguntó que capítulo del libro sagrado importante recordaba, y
para él fue el acabose, pues dijo no recordar ninguno en ese momento.

Confundía ciudades con entidades federativas y trastabillaba el habla cuando pronunciaba
una palabra poco común, y no se diga cuando según él leía un texto en inglés.

De todo lo anterior le hacían burlas a nivel privado o públicamente; no se diga en redes
sociales, en donde estuvieron presentes los “memes” durante todo el sexenio.

Sin embargo, lo anterior tiene poca importancia si analizamos casos verdaderamente
reprobables y sin solución, sobre todo por haber de por medio una enorme cantidad de personas muertas o desaparecidas, cuyos crímenes (al menos algunos de ellos) tuvieron relación directa o indirecta con el Ejecutivo Federal, su gabinete y con la complicidad de miembros del poder Legislativo y Judicial, ya fuera por comisión u omisión.

La misteriosa desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, Guerrero, la noche del 26 de septiembre de 2014, fue una enorme mancha imborrable, entre otras que hubo en ese terrible período presidencial, tales como el caso Tlatlaya, con alrededor de 30 personas asesinadas. Hechos criminales que nunca fueron esclarecidos plenamente.

Otra estigma fue la increíble fuga del capo mayor del narco, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ocurrida la noche del 11 de julio de 2015, justamente cuando Peña Nieto viajaba a París, ya que escapó del Penal de Alta Seguridad de “El Altiplano” en el Estado
de México, hundiendo una vez más a la administración del hoy ex presidente.

Y para mayor descrédito de EPN, aunque él lo negara, es obvio que influyó en la eliminación del programa radiofónico de noticias de Carmen Aristegui, como un acto de venganza por descubrir mediante un reportaje el insólito caso de la “Casa Blanca” que
le fue obsequiada a Peña por una empresa constructora beneficiada con obra pública, y que intentó encubrir obligando a, Angélica Rivera, declarar que ella la había adquirido con su dinero.

Lógico, nadie lo creyó. Podríamos seguir enumerando un sinfín de situaciones negativas
que ocurrieron impunemente en el sexenio del hoy ex presidente, pero tratando de resumir, pues son innumerables, sólo mencionaremos que se acumuló un mayor número de averiguaciones por asesinato en este año que todas las levantadas en el sexenio de Felipe Calderón, su antecesor.

Lo anterior es independiente de miles de desapariciones forzadas; de feminicidios que fueron cada vez más en mayor número; de ejecuciones arbitrarias y extrajudiciales cometidas por agentes policiacos y militares. Todo en medio de una creciente corrupción e impunidad.

Por ello no causó sorpresa el resultado de las elecciones del 1 de julio, arrojando una votación arrolladora de la mayoría de los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), con Andrés Manuel López Obrador a la cabeza, permitiéndole ser hoy el nuevo Presidente de México.

La ciudadanía, cansada de tanta corrupción e impunidad, así como de una creciente ola de violencia que no pudieron detener sus gobernantes, del Partido Revolucionario Institucional
(PRI), del Partido Acción Nacional (PAN) y eventualmente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), decidió sufragar por Morena.

La molestia con Peña Nieto fue factor para que la ciudadanía también rechazara a los candidatos presidenciales, comenzando por José Antonio Meade,  hundido con una baja votación y de paso apabullando al PRI y sus 70 años de poder político.

Ahora se inicia una nueva etapa en la vida política de México, con un nuevo Presidente de la República, y nadie olvida al que encabezó el sexenio de la ignominia, tal como queda
demostrado con los resultados de una encuesta telefónica realizada en la víspera del cambio presidencial por la agencia “Indicadores SC”, para la columna periodística “Eje Central”, que revela los datos de la tragedia peñista, pues solamente el 12.5 % de los mexicanos (que se traduce en uno de cada diez) aprueban la gestión de EPN.

En términos de confianza, su balance es más negativo: el 83.9 % (que equivale a ocho de cada diez), dijo no confiarle nada a Peña Nieto, mientras que el 16.1 % señaló haberle
tenido confianza. El periodista, Raymundo Riva Palacio, del periódico “Eje Central”, afirmó: “Prácticamente nadie le daría algo a cuidar al presidente (saliente), pues perdió su prestigio, su toque político, todo, hasta su futuro. Tanto se esperaba de él, pero terminaron rechazándolo aun los propios seguidores (priístas)”.

En la víspera del último día de su sexenio, EPN organizó una gira de despedida, y de no ser por gente contratada por la Presidencia para que gritaran a su paso “¡No te vayas Peña!”, los ciudadanos lo repudiaron. También fue organizado un evento en Campo Marte, donde el todavía mandatario dio un discurso para agradecer los servicios del Estado Mayor Presidencial (el cual desaparece en este nuevo sexenio), o sea a los que se van también.

De todo lo anterior, los mejores comentarios de todo lo anterior serán los de nuestros amables lectores.

¡Hasta la próxima!

Incertidumbre a unos días de la llamada «Cuarta Transformación»

POR: Jesús M. Moreno Mejía

“La duda tiene dos vertientes: la de la luz y la de las tinieblas”:

Honorato de Balzac

Priva la incertidumbre en el ámbito político a unos días de iniciarse la llamada “Cuarta Transformación” del país, si bien hay quie- nes abrigan la convicción de que amaneceremos el 1 de diciembre con la luz del cambio y otros que ven las sombras de las tinieblas desde
la víspera.

El pasado mes de octubre nos enteramos por la prensa nacional que el presidente saliente, Enrique Peña Nieto, resulta ser el primer mandatario en buscar el amparo de la Justicia Federal, antes de terminar su sexenio.

También fue dado a conocer que el proyectado Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) fue rechazado por mayoría, mediante una incierta Consulta Ciudadana llevada a cabo a nivel nacional, pues cerca de un 70 por ciento de votantes así lo decidieron.
En relación al amparo solicitado por un asesor jurídico de EPN, el historiador, académico
y periodista mexicano, Lorenzo Meyer, aseguró en el programa radiofónico de Carmen Aristegui, que nunca en nuestro país los gobiernos locales se enfrentaban a los presidentes de la república en materia de justicia.

Y es que una investigación judicial realizada por la Fiscalía del estado de Chihuahua está enderezada en contra de varios funcionarios federales, incluyendo al propio EPN, lo cual resulta una acción inédita.

Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia ya concedió la suspensión provisional del acto reclamado, pero en términos no esperados por la Fiscalía General de Chihuahua, pues el ministro Eduardo Medina Mora ordena se les entreguen todos los documentos de la investigación sobre los que se reclama la invalidez.

Sin embargo, el consejero jurídico de dicha entidad federativa, Jorge Espinoza Cortés, anunció que interpondrá un recurso de reclamación con el propósito de que sea revocado el auto de admisión, por considerar que el recurso legal promovido por el consejero jurídico
del presidente Peña Nieto no cumple con los requisitos legales para ser admitido a
trámite.

La solicitud de amparo derivara de las declaraciones del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, suponiendo estar amenazando al gobierno federal por el caso del ex secretario general del PRI, Alejandro Gutiérrez, acusado por peculado de 250 millones de pesos de recursos federales.

Otra duda que queda flotando en el aire es la suerte del proyectado NAIM en el Lago de Texcoco, que tiene un avance de un 30 por ciento de su construcción, con recursos federales por un monto de cien mil millones de pesos, que según se afirma han significado la descapitalización de varios rubros sociales, particularmente de Afores.

El anuncio de que se suspende la construcción del NAIM de Texcoco, originó una marcada escisión entre AMLO y los líderes empresariales, pues el presidente electo impulsa una reforma a la Constitución para flexibilizar la instrumentación de las consultas populares, para establecer que será el derecho de los ciudadanos votar sobre cualquier tema de trascendencia nacional o local.

Según las cifras dadas a conocer por el presidente electo, acudieron a votar en la Consulta Ciudadana un millón, 69 mil 870 ciudadanos, de los cuales el 69.9 por ciento sufragó porque se renueve el aeropuerto militar de Santa Lucía y se hagan mejoras al Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” y al de Toluca, Edo. de México, y un 29.1 por el NAIM de
Texcoco.

Se afirma que dicha consulta fue ama- ñada por los seguidores del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y por lo tanto sus resultados no son válidos y no deben ser tomados en cuenta.
Independientemente de lo anterior- mente expuesto, lo que ocurra a partir del 1 de diciembre próximo en el gobierno de AMLO, así como lo que suceda en la “Cuarta Transformación”, está hoy en una incertidumbre que no nos atrevemos a profetizar.

¿Y usted, amable lector, que opina en torno a lo que sucederá en el nuevo gobierno?
¿Habrá cambios radicales que transformen el sistema gubernamental, como afirma AMLO que vendrán?

¡Hasta la próxima!