Press "Enter" to skip to content

El Parque del Cañón de Fernández: Tesoro Nacional en peligro de extinción

POR: Irma Bolívar Ayala

No se cuida lo que no se conoce y si lo conocemos nuestro deber es hacerlo… No es obligación, es una necesidad de la comunidad lagunera cuidar y preservar el parque natural del Cañón de Fernández, el único río vivo que queda del padre Nazas que con sus 17 mil hectáreas nos engalana con su bello bosque de galería que resguarda árboles milenarios como los ahuehuetes, huizaches, mezquites, álamos, sauces y su enorme fauna silvestre que en conjunto suman más de 500 especies, unas en peligro de extinción. De mi infancia y adolescencia atesoro los paseos dominicales que mi padre solía llevarnos hasta ese paradisíaco lugar, la naturaleza viva en su máxima esplendor, donde convivimos con familiares y amigos, subiendo cerros, observando la belleza de aves al vuelo, montando a caballo, refrescándonos en las cristalinas aguas que reflejaban las multiformes nubes que parecíamos acariciar al tocar el río. Todos los laguneros debemos sentir orgullo, satisfacción, pero sobre todo admiración y respeto por este santuario que nos regala la madre naturaleza, que de no protegerse, en menos de un par de décadas solo quedarán los recuerdos, como han quedado los casi 300 kilómetros que recorría el Rio Nazas hasta la Laguna de Mayrán, a quien nos tocó verlo correr, ahora con tristeza denominamos el lecho seco del río, el Cañón de Fernández, es el único tramo que aún conserva sus valores naturales con 25 kilómetros, antes eran un poco más de 30 kilómetros, pero poco a poco se ha ido perdiendo el río, por eso la importancia de su recuperación. Las peores amenazas son la provocadas por el hombre, ya lo dijo Hobbes, frase extraída de la pieza dramática de Plauto: “el hombre, es el lobo del hombre” y el Cañón de Fernández ha sufrido deterioro por la pesca ilegal, cambio del uso de suelo, ecoturismo irresponsable al transitar con vehículos tipo razer que erosionan el suelo y su alto ruido provocan alteraciones en águilas, patos, tangara roja, auras, cardenales, venados, pumas, cacomixtles, serpientes, zorros y ardillas entre otros animales que han habitado por cientos de años. Hay que reconocer el activismo de grupos ambientalistas de la región que de manera voluntaria junto con los habitantes de las comunidades aledañas: Sapioriz, Santa Anita y Graseros han trabajado codo a codo al grado de hacer posible que el Gobierno de Durango lo declarara Área Natural Protegida desde 2004 y cuatro años más tarde también lograron la inscripción en la Convención Ramsar como Humedal de Importancia Internacional. Acudir al Cañón de Fernández es contemplar las estampas naturales que acarician el alma y elevan el espíritu hacia el Creador como muestra de gratitud por tan grandiosa belleza representada por sus paisajes adornador con aves, mamíferos, anfibios, reptiles, cerros, árboles y río. Después de tres meses y medio cerrado su acceso debido al COVID-19, Raúl Villegas Morales, subsecretario de Recursos y Medio Ambiente indicó que desde el pasado 15 de julio volvió a albergar a visitantes y deportistas, asumiendo los protocolos de salud con cubrebocas, sana distancia y grupos no mayores a 10 personas. Dijo que no está permitido hace fogatas, ni pernoctar a menos de sacar un permiso con guardias del parque, pero sí acampar por unas horas como suelen hacer las familias laguneras, hacer carnes asadas solo en asador y si se quiere adentrar al Cañón para practicar alpinismo se tiene que avisar a los guardias y llevar un guía o responsable de la expedición. La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Durango está a cargo de la protección, pero Conagua ha sido en parte responsable del deterioro que ha sufrido el parque natural asentado en el municipio de Lerdo, porque ha proporcionado más de 120 concesiones cambiando el uso de suelo de forestal a agrícola o ganadero, algunos han infringido la ley haciendo construcciones, acción totalmente prohibida, pero la dependencia federal no ha hecho nada al respecto. El deber de todos es preservar y promover un ecoturismo respetuoso y responsable que proteja y conserve el ecosistema que brinda a propios y extraños, no solo por su belleza natural y su biodiversidad, sino porque es la principal área de recarga del acuífero lagunero.

La nueva realidad

ENTRE MIEDO, ANGUSTIA Y ESPERANZA

POR: Irma Bolívar Ayala

No cabe duda que el 2020 sacudió a todo el mundo. El año que cambió la vida de manera significativa tanto en la salud, convivencia social y económico. Meses de encierro, angustia, incertidumbre, miedo, muerte, fuertes sucesos sostenidos con aires de esperanza, de fe de que pronto vendrán tiempos mejores, donde la vida recobre su cauce en equilibrio. Mientras eso sucede, la gente se adecúa ante la nueva realidad, esta realidad que a todos agarra por sorpresa: a sabios, poderosos, ricos, y pobres; el coronavirus Covid-19 no respeta clase social, inteligencia, poderío, edad, ni fronteras, contagia a todos por igual.

Las primeras noticias sobre lo que sucedía en Wuhan, para muchos, por no de decir a todos, parecía distante, una epidemia local donde sus pobladores estaban pagando el precio por comer bichos raros -eso se decía-, pero las muertes

pronto se multiplicaron en todo el mundo como reguero de pólvora, entonces la gente empieza a preocuparse a temer por su vida al ver los hospitales de los países llamados del primer mundo colapsados por la saturación de enfermos de temible virus.

Ver por televisión múltiples imágenes desde distintos continentes donde médicos, personal de enfermería, camilleros con carencias, sin las medidas necesarias de protección, desde la primera fila luchan sin descanso para salvar a los enfermos, donde muchos de ellos se infectan y pierden su propia vida. Hospitales repletos de cadáveres embolsados, crematorios con las chimeneas a tope y sin cesar, son sucesos que quedarán fijados en el imaginario colectivo.

La realidad es que este virus llegó para quedarse, no solo en México, sino en todo el globo terráqueo, unos más otros menos seguirán padeciendo los estragos de la pandemia, esto dependerá de las medidas sanitarias que adopte

cada país, de que haya medicamento y una vacuna efectiva que aplaque la ira de estas minúsculas partículas que colapsan el organismo humano a tal grado de apagar la vida de miles y conforme pasa el tiempo sumarán millones de personas muertas.

Esta nueva realidad definida por el coronavirus Covid-19, dio pie al confinamiento llamado cuarentena, al cubrebocas que se ha vuelto parte del atuendo cotidiano, la sana distancia, la utilización de gel antibacterial, el lavado constante de manos, la sanitización de espacios públicos y privados para salvaguardar a propios y extraños. Estas medidas sanitarias por desgracia no han sido acatadas por todos, todavía hay quienes creen que la pandemia es una farsa, una “tomada de pelo” del gobierno para someter a su población, esos incrédulos que salen a las calles sin las medidas de prevención, desconocen que tal vez ellos son portadores de la temible enfermedad, debido a que más del 50 por ciento de la población en el mundo es asintomática, lo

que hace que el virus se propague de manera acelerada y sea difícil de controlar.

Los científicos aseguran que el Covid-19 es totalmente diferente a los demás virus que han azotado a la humanidad, las demás epidemias se han propagado por transfusión de sangre, relaciones sexuales, por comidas contaminadas, por cuestiones respiratorias, pero el actual coronavirus se contagia de persona a persona, por la proximidad, por la respiración y es difícil combatirlo porque más de la mitad de la gente no tiene síntomas, además que en estos momentos se desconoce si después del contagio, causa inmunidad. Hoy día hasta para los científicos este virus es un misterio, no se sabe cuál será su comportamiento a futuro.

A cinco meses desde que se dio a conocer el primer caso de este coronavirus ya suman más de 7 millones de contagios en el mundo y el número de muertes alcanza el medio millón y

continúa la suma. México ya superó los 125 mil enfermos acumulados y más de 15 mil decesos.

El desarrollo del virus continúa en el mundo, las economías se reactivan poco a poco, los estilos de vida toman una nueva forma de convivencia social, pero la población tiene que asumir su responsabilidad, serenidad y paciencia para saber convivir con este nuevo coronavirus, que tendrá que pasar muchos meses más, inclusive años para que se encuentre una cura verdadera o por lo menos que pueda frenar los contagios.

Torreón es la ciudad de Coahuila con mayor número de contagios acumulados, seguramente se sumarán más y muchos casos ni siquiera se contabilizarán como sucede en otros lugares cuando la gente sale de su encierro y así tendrá que ser, el confinamiento no puede ser eterno. La coordinación entre el gobernador Miguel Ángel Riquelme y el alcalde Jorge Zermeño será la clave para ir marcando la pauta en la reactivación económica, ir abriendo poco a poco

los espacios hasta que la misma gente encuentre la forma adecuada de convivencia social.

El viaje se torna largo y tendrá que ser recorrido con sentido común, ese sabio interno que cada uno tiene; aunque los gobiernos dignan que la curva es plana, que los contagios cesaron, la sabiduría interna dictará los caminos para vivir de manera sensata y sin miedo la nueva realidad, esta que a todos sin querer nos tocó enfrentar. Pese a las circunstancias y pronósticos saldremos adelante a ocupar los espacios que se nos niegan en este momento, la vida continúa y hay que vivirla con esperanza y alegría. Si me cuido, te cuido a tí. Si te cuidas, nos cuidamos todos.

Celebramos 28 Años de quehacer periodístico

POR: Irma Bolívar Ayala

Estamos de manteles largo, aún es este catastrófico episodio que se vive en el mundo, por la terrible y temible pandemia del coronavirus Covid-19, donde hasta el momento han sumado más de 285 mil muertes y más de 4 millones de personas contagiadas, no queremos pasar por alto, lo que para nuestra casa edito- ra es un logro y orgullo. Celebramos 28 años de quehacer periodístico, el 11 de mayo de 1992 Extra de La Laguna salió a la luz pública.

Nació del sueño ardiente de René de la Torre Rodríguez, mi amado esposo, fallecido dos años atrás, con quien tuve la fortuna de emprender este maravilloso viaje, repleto de compromiso, vicisitudes, honestidad, esfuerzo, constancia y profesionalismo para crear este medio de comunicación, primero escrito y ahora complementado con el diario digital, lo que nos da orgullo y satisfacción a todos lo que laboramos y hacemos posible que continúe vivo el legado de nuestro entrañable e inolvidable director y fundador.

A lo largo de 28 años esta empresa periodística ha narrado acontecimientos importarte de la vida de México y del mundo: como el Asesinato de Colosio, el surgimiento del FZLN, el Asesinato del obispo de Guadalajara, Posadas Ocampo, el Tratado del Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, la alternancia en la Presidencia de Torreón, la llegada del PAN a los Pinos, el ataque a las Torres Gemelas en Nueva York, el primer presidente afroame- ricano en Estados Unidos con Barack Obama, la muerte del papa Juan Pablo II, la creación de Facebook, del IPhone, los tsunamis de Indonesia y Japón dejando miles de muertos, el terremoto de 2017 en México, la llegada de otro lagunero a la gubernatura de Coahuila, el triunfo de un Presidente de México de izquierda, el brote de la pandemia AH1N1 surgida en nuestro país y ahora la del Covid-19, entre muchos otros hechos relevantes.

Nuestro agradecimiento, primero a Dios, que sin Él somos nada, luego al equipo de trabajadores de redacción, administrativo, talleres, distribuidores, colaboradores, pro-veedores y clientes, pero sobre todo a nuestros lectores, que sin ellos no tendríamos razón de existir y por último, no por menos importantes, sino porque en las buenas y no tan buenas están a pie del cañón, alentándonos a continuar y cuando se torna cuesta arriba, nos brindan la mano para fortalecernos y seguir en el camino. Gracias, muchas gracias familia y amigos.

Mientras haya cosas que reportear, que decir para el interés público, Extra de La Laguna seguirá aportando su granito de arena en el mar de la información.

Las “fake news” más peligrosas que el coronavirus

POR: Irma Bolívar Ayala

En estos momentos de incertidumbre y zozobra que experimenta la población mundial a causa de la pandemia del Covid-19, donde han sumado más de dos millones de contagios y cerca de 150 mil personas fallecidas en número global, otra epidemia que se está desplazando como reguero de pólvora en México son las fatídicas “fake news”, noticias falsas que corren por las redes sociales que resultan más dañinas que el propio coronavirus.

Ya se tiene comprobado que una noticia falsa repetida cientos de veces, suele tomarse como verdad, lo que centenas de noticias erróneas que aparecen día a día en los llamados teléfonos inteligentes, se están replicando sin tomarse la molestia de investigar la fuente de procedencia, lo que ocasiona alarma, angustia y en muchos casos pánico entre la sociedad.

Los especialistas encargados del comportamiento humano, sociólogos, psicólogos y psiquiatras recomiendan en estos momentos de crisis, apartarse lo más posible de los medios masivos de comunicación, en partículas las redes sociales, para no perturban el sistema emocional, que se altera de manera fácil al recibir noticias catastróficas que se repiten una y otra vez, lo que en muchas personas está afectado en su pensamiento y actuación, aunado con el encierro obligado para evitar la propagación del contagio epidemiológico.

En efecto, la sociedad debe estar atenta a los acontecimientos, sobre todo lo correspondiente a los hechos nacionales, para no ser presa de las “fake news” hay que informarse de los vehículos oficiales, en este caso, de las autoridades sanitarias que tiene los datos precisos y los lineamientos que la población debe seguir en estas circunstancias.

Los mismos especialistas, recomiendan no estar pegado al televisor viendo noticias de manera repetitiva, porque eso estresa al organismo, lo que a su vez deprime el sistema inmune, haciéndolo vulnerable para todo tipo de enfermedades y en estas circunstancias apto para anidar el virus Covid-19.

LA FASE 3 DE LA EPIDEMIA

Lo dijo el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Ga- tell, en México está por llegar la fase tres, lo que pone en magnitud severa la forma de propagación de personas contagiadas en todo el territorio, por lo que es importante tomarse en serio, el “quédate en casa” las dos semanas que restan de abril, donde se pronostica la mayor cantidad de contagios nuevos, mayor demanda de hospitalización y también un creciente de muertes.

El punto cumbre de la epidemia, según lo pronosticado por López-Gatell estará en la tercera semana de mayo a la primera de junio. Ante este hecho, dijo que las personas mayores de 60 años, personas con enfermedades crónicas y embarazadas seguirán en aislamiento, mientras que los jóvenes, sin ningún padecimiento crónico serán los primeros en salir del encierro.

En el caso de que todo salga bien, el subsecretario dijo que la cuarentena se podría empezar a levantar la segunda semana de mayo, pero con las medidas precautorias que se tienen previstas hacia finales de abril y la primera de mayo, iniciara el “descongelamiento”, para liberar la movilidad de manera organizada en todo el país, en zonas con mayor afectación probablemente tendrán que esperar un poco más.

Buen viaje… Hasta siempre

POR: Irma Bolívar Ayala

Fue tan rápido, tan inesperado que nos tomó a todos por sorpresa. No hay más que decir, ni nada que explicar, sólo que partiste de manera súbita. En esos turbulentos días mientras luchabas por vivir en esa fría sala de terapia intensiva, se me agolpaban en mi mente múltiples imágenes de tu vida. A la corta edad de tres años asististe a la inauguración y presentación de Extra de La Laguna, luego llegaste a EXTRA siendo ya un joven a pedir una oportunidad de trabajo, sin ni siquiera imaginar que aquí descubrirías tu verdadera vocación, a la que te abrazaste con pasión y entrega, no podía ser de otra manera, lo traías en la sangre, heredaste el periodismo.

Cuando entregaste tu primer escrito, tu abuelo René me llamó para mostrármelo antes de ser impreso, dijo orgulloso –mira, no le corregí ni una coma. Era claro, sencillo y ameno, características de un buen escritor, con eso iniciaste tu primera columna periodística “Saque de banda” y de ahí pal real te aventuraste a escribir de futbol, a seguirle los pasos a tu equipo sagrado, Santos Laguna, lo defendiste a capa y espada, gozando sus triunfos y sufriendo sus derrotas, tenías tatuado en el alma los colores albiverde.

Tu inquietud por el periodismo siguió creciendo. Luego de varios años apareció en tu vida la oportunidad en la radio como comentarista deportivo, la tomaste con valor y responsabilidad, el expresarte frente al micrófono lo que venías haciendo en el medio impreso, fue un desafío y un reto en tu carrera.

Luego apareció lo que sería tu orgullo, “Comarca Deportiva”, la página digital donde volcaste tu vocación de periodista, tu pasión y amor por el deporte, en compañía de ese grupo de amigos que formaron para hacer posible que día a día apareciera información relevante y de interés para el internauta.

Tenías claro lo que querías, como fueron siempre claras tus ideas y pensamientos, no tenías tapujos para expresar lo que pensabas.

Albergaste el deseo ardiente de trabajar en El Siglo de Torreón, tu perseverancia y profesionalismo te llevaron hasta ahí, el tiempo fue corto, un año cuatro meses porque la muerte te sorprendió, como nos sorprendió a todos.

Dicen, en el número de dolientes que hay en un funeral se manifiesta la calidad de la persona que está dentro del féretro. Tu calidad humana fue más que probada, decenas de personas llegaron a rendirte el último adiós: familiares, amigos, compañeros del trabajo y colegas de diversos medios de comunicación lloraron como los árboles, de pie y en silencio al verte tendido apacible y sin aliento.

El hijo, hermano, amigo y compañero se ha ido sin retorno. En vida regalaste bondad y aún después de tu partida, sembraste la semilla del amor en tierra fértil. Vivirás siempre en nuestros corazones. Gracias por tu generosidad y cariño… Buen viaje mi amado nieto, Jesús René de la Torre Márquez.