Press "Enter" to skip to content

El mercado de capitales cerró la semana en terreno negativo

(AGENCIAS) 27 de noviembre de 2021. – El mercado de capitales cerró la semana en terreno negativo, con los principales índices de Estados Unidos registrando pérdidas promedio de 2.34% en la sesión del viernes, mientras que en Europa los índices promediaron pérdidas de 3.82% en la última sesión de la semana. Lo anterior debido a que se observó un incremento en la aversión al riesgo en los mercados financieros globales ante las preocupaciones en torno a la nueva variante del coronavirus, Omicron, la cual la Organización Mundial de la Salud ya clasificó como variante de preocupación (VOC por sus siglas en inglés), lo que implica que la variante cumple con una o más de las siguientes características: 1) tiene alto grado de transmisibilidad, 2) un cambio en la presentación clínica de la enfermedad o 3) representa una disminución en la eficacia de las vacunas disponibles.

Cabe mencionar que, varios países de la Unión Europea ya anunciaron restricciones de viaje hacia África, principalmente Sudáfrica, en donde se identificó la variante. Adicionalmente, ya se confirmaron casos en Hong Kong, Israel y Bélgica, por lo que probablemente ya se ha extendido a otras regiones del mundo. Lo anterior, eleva el riesgo de que se implementen medidas similares a las del segundo trimestre del 2020, con consecuencias negativas para la actividad económica global. En los próximos días, el mercado se mantendrá atento a las noticias en torno a esta variante, especialmente a las nuevas restricciones que anuncien los gobiernos y al grado de eficacia que muestren las vacunas contra esta cepa.

Debido al incremento en la aversión por riesgo, se observó una mayor demanda por bonos del Tesoro, con el rendimiento de los instrumentos a 10 años mostrando una contracción de 16 puntos base durante el viernes, la mayor disminución diaria desde el 27 de marzo del 2020 y cerrando en 1.47%.  

Adicional a lo observado durante la sesión del viernes, en los primeros días de la semana también hubo dos factores que propiciaron pérdidas en el mercado bursátil:

1.       El anuncio de que Jerome Powell seguirá siendo el presidente de la Reserva Federal por un segundo término, aumentando la especulación de que la Fed muestre una postura monetaria menos flexible en el 2022.

2.       Las nuevas medidas de confinamiento que se impusieron en países europeos como Austria y Eslovaquia. El mercado mostró nerviosismo ante la cuarta ola de coronavirus que se está observando en Europa, la cual podría empeorar con las festividades hacia el cierre del año.

Así, en Estados Unidos, los principales índices accionarios cerraron con resultados negativos. El Dow Jones registró una pérdida semanal de 1.97%, hilando tres semanas consecutivas de retrocesos. Así, el Dow Jones se ubicó en un nivel de 34,899.34 puntos, lo que equivale a un rendimiento en el acumulado del año de 14.03%. Por su parte, el índice S&P 500 retrocedió a una tasa semanal 2.20%, luego de haber avanzado 0.32% durante la semana anterior. El índice cerró en un nivel de 4,594.62 puntos, mostrando un rendimiento en el año de 22.33%. Al interior del S&P 500, las pérdidas se concentraron en el sector de energía (-4.04%), financiero (-3.27%) y el industrial (-2.73%). Por último, el Nasdaq cerró en 15,491.66 puntos, con una pérdida semanal de 3.52%, la mayor desde el 26 de febrero y mostrando un rendimiento acumulado en el año de 20.20%.

En México, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores cerró con una pérdida semanal de 2.60%, hilando tres semanas a la baja y registrando su mayor contracción desde el 29 de enero. Así, el IPC se ubicó en un nivel de 49,492.52 puntos, lo que equivale a un rendimiento acumulado en el año de 12.31% y siendo la primera semana en cerrar por debajo del nivel de 50,000 puntos desde el 9 de julio. Al interior del índice, se registraron pérdidas semanales en 30 de las 35 empresas incluidas, destacándose las pérdidas de Grupo Carso (-11.67%), Alsea (-10.00%) y Banregio (-9.19%). El desempeño negativo del IPC se debió tanto a un incremento de la aversión al riesgo global por los factores antes mencionados, así como por un aumento en la aversión al riesgo sobre México debido a: 1) la incertidumbre en torno a la expectativa de la política monetaria, tras la nominación sorpresiva de Victoria Rodríguez para el Banco de México y 2) el estancamiento de a la actividad económica en el país, con el PIB mostrando una contracción de 0.43% en el tercer trimestre del año.

En Europa, las principales plazas bursátiles también cerraron con resultados semanales negativos, recordando que la Eurozona es nuevamente el epicentro de la pandemia. El Euro Stoxx 600 cerró en 464.05 puntos, presentando una pérdida semanal de 4.53%, la mayor contracción desde la semana que terminó el 30 de octubre del 2020. Por su parte, el DAX de Alemania mostró un retroceso semanal de 5.59%, luego de haber hilado cuatro semanas al alza. Por último, el FTSE 100 de Londres disminuyó a una tasa semanal de 2.49%, hilando dos semanas a la baja. Así, el DAX y el FTSE 100 cerraron en niveles de 15,257.04 y 7,044.03 puntos, respectivamente, lo que equivale a un rendimiento acumulado en el año de 11.21% y 9.03%, respectivamente.

Al igual que en el resto del mundo, los principales índices bursátiles de Asia cerraron en terreno negativo. El índice de Hang Seng cerró la semana con una pérdida de 3.87%, hilando dos semanas a la baja. El índice de Hong Kong cerró en 24,080.52 puntos, equivalente a un rendimiento en el año de -11.57%. En China, el índice Shenzhen cerró la semana en 4,860.13 puntos, mostrando una pérdida de 0.61%. Por último, en Japón, el Nikkei 225 cerró la semana con una pérdida de 3.34%, luego de haber avanzado 0.46% durante la semana pasada. Así, el índice japonés se ubicó en 28,751.62 puntos, lo que equivale a un rendimiento acumulado en el año de 4.76%.

El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.58%

26 de noviembre de 2021.- El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.58% o 12.6 centavos, cotizando alrededor de 21.69 pesos por dólar, perdiendo por séptima sesión consecutiva y acumulando una caída de 5.04% o 1 peso y 4 centavos en este periodo. En lo que va de la sesión, el tipo de cambio ha tocado un mínimo de 21.5358 y un máximo de 22.1550 pesos por dólar, nivel no visto desde el 30 de septiembre del 2020. La depreciación del peso se debe a dos factores:

1. Se ha elevado la aversión al riesgo a nivel global por la nueva variante del coronavirus por ahora llamada B.1.1.529, que en varios países ha desatado restricciones de viaje hacia África, principalmente Sudáfrica, en donde se identificó. A pesar de que se están implementando medidas de confinamiento, la nueva variante ya ha sido detectada en varios países como Hong Kong e Israel, por lo que probablemente ya se ha extendido a otras regiones del mundo. Cabe recordar que apenas la semana pasada varios países de Europa, en particular Austria y Alemania, consideraron la entrada en vigor de restricciones de movilidad ante un incremento acelerado en el número de contagios. La nueva variante del coronavirus eleva el riesgo de que se implementen medidas similares a las del segundo trimestre del 2020, con consecuencias negativas para la actividad económica global.

Hoy la Organización Mundial de la Salud está discutiendo las características de la nueva variante del coronavirus, en donde determinarán si se trata de una variante preocupante. De ser así se definiría su nombre como Nu.

En el mercado cambiario la aversión al riesgo se refleja en una fuerte caída de las divisas de países productores de materias primas y de economías emergentes y un fortalecimiento de las divisas consideradas refugio. El franco suizo se aprecia 1.09% seguido del yen japonés que avanza 1.07% y el euro con 0.70%. Por el contrario, las divisas más depreciadas son la lira turca con 2.76%, el rand sudafricano con 1.15%, el peso chileno con 1.08%, el dólar canadiense con 0.91%, el rublo ruso con 0.81%, el real brasileño con 0.74%, el dólar australiano con 0.63% y el peso mexicano con 0.58%. Cabe recordar que el peso mexicano es la segunda divisa emergente con mayor volumen de operaciones a nivel global, solo por detrás del yuan chino, por lo que es empleado para especular ante situaciones de riesgo.

En el mercado se capitales se observan pérdidas severas. En la sesión asiática, el índice Nikkei 225 de Japón perdió 2.53%, mientras que el Hang Seng de Hong Kong retrocedió 2.67%. Las pérdidas son más profundas en Europa, con el FTSE 100 de Londres perdiendo 2.71% y el DAX de Alemania perdiendo 2.89%. En Estados Unidos también se esperan caídas en el mercado de capitales, pues el mercado de futuros muestra retrocesos de hasta 2% antes de la apertura. Es probable que el desempeño sea más negativo para empresas industriales y aquellas cuyo desempeño está atado a los ciclos económicos.

En el mercado de materias primas registran caídas significativas, principalmente entre los commodities industriales. El precio del WTI pierde 5.98% a 73.70 dólares por barril, mientras que el brent retrocede 5.59% a 77.62 dólares por barril. Por su parte, la gasolina cae 5.58% y el gas natural en Europa pierde 2.23%. En cuanto a metales industriales, el aluminio registra un retroceso de 3.26%, el cobre una caída de 2.91% y el níquel de 3.30%. Las materias primas caen cuando se observan riesgos significativos para la actividad económica global, pues podría verse amenazada la demanda.

Finalmente, en el mercado de bonos, la mayor demanda por activos libres de riesgo ha hecho que la tasa de los bonos del Tesoro a 10 años baje 8.7 puntos base a 1.54%, en México la tasa permanece sin cambios con respecto al jueves.

Durante las próximas horas el desempeño de los mercados financieros a nivel global dependerá de las restricciones de viaje y medidas de confinamiento que sean anunciadas, principalmente en economías avanzadas. Asimismo, la confirmación de que la nueva variante del coronavirus es preocupante podría ocasionar episodios adicionales de aversión al riesgo, pues implica que la cuarta ola de la pandemia podría ser severa. En cuanto al tipo de cambio, los niveles actuales implican una mayor volatilidad, por lo que en una sesión podrían observarse movimientos amplios de hasta 50 centavos. Desde el punto de vista técnico, una depreciación que ubique al tipo de cambio por arriba de 22 pesos por dólar de forma sostenida, podría llevar a la paridad a un nivel entre 22.70 y 23.00 pesos por dólar, pues no se observan resistencias intermedias relevantes.

2. Se ha elevado la percepción de riesgo sobre México desde el martes con el retiro de la nominación de Arturo Herrera, debido a que no se sabe la razón por la cual se retiró la nominación. Además, no se sabe la postura de Victoria Rodríguez con respecto a las actuales presiones inflacionarias, por lo que los mercados han reaccionado con cautela ante la incertidumbre.

Aunque en el corto plazo los mercados están reaccionando con fuerza a la noticia de la pandemia, la percepción de riesgo sobre México sigue vigente e implica que, ante eventos que puedan erosionar la credibilidad del Banco de México, el peso mexicano observaría una depreciación adicional. En la semana, el peso mexicano se ubica como la segunda divisa más depreciada en la canasta amplia de principales cruces, con un retroceso de 4.18%, solo por detrás de la lira turca que pierde 9.52%. Cabe recordar que la depreciación de la lira turca se debe principalmente a su política monetaria errática dada la ausencia de autonomía del Banco Central.

En cuanto a indicadores económicos, en México la balanza comercial de octubre presentó un déficit de 2,700.99 millones de dólares, siendo el cuarto déficit comercial consecutivo y el mayor para un mes de octubre desde el 2018, de acuerdo con cifras originales. En el acumulado de diez meses se muestra un déficit de 11,969.72 millones de dólares.

En octubre las exportaciones crecieron a una tasa mensual de 0.18%, después de avanzar 2.82% en septiembre (revisión a la baja desde 3.03%), de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad. Al interior, las exportaciones no petroleras se contrajeron 0.57% (Vs. +2.97 en septiembre). Mientras las exportaciones petroleras crecieron 11.43% mensual (Vs. +0.54 en septiembre), su mayor avance desde junio.

Por su parte, las importaciones crecieron a una tasa mensual de 1.12%, después de dos meses de contracciones al hilo, de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad. Al interior, las importaciones petroleras crecieron 2.72%, tras caer 7.45% en septiembre. Las importaciones no petroleras crecieron 0.93% mensual. Por tipo de bien, las importaciones de consumo avanzaron 1.64%, su mayor crecimiento desde mayo. Por su parte, las importaciones intermedias crecieron 1.15% luego de caer dos meses consecutivos. Finalmente, las importaciones de bienes de capital se contrajeron 0.02% mensual (Vs. +1.15% en septiembre).

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 21.63 y 22.06 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una apreciación de 0.63%, cotizando en 1.1280 dólares por euro, mientras que la libra avanza 0.15%, ubicándose en 1.3342 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda.

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años muestra un retroceso de 8.7 puntos base ubicándose en 1.54%. En México, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años se mantiene prácticamente sin cambios en 7.75%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 22.20 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 2.23% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 21.8162 a 1 mes, 22.3770 a 6 meses y 23.1224 pesos por dólar a un año.

El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.45% o

25 de noviembre de 2021.- El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.45% o 9.7 centavos, cotizando alrededor de 21.52 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 21.3622 y un máximo de 21.5322 pesos por dólar. En la sesión se observa un desempeño mixto entre los principales cruces del dólar, con lo cual el índice ponderado no muestra cambios con respecto al cierre del miércoles. Entre las divisas que pierden se destacan el shekel israelí (-0.52%), el peso mexicano (-0.45%), el ringgit de Malasia (-0.44%), el peso chileno (-0.44%) y la lira turca (-0.43%).

Hoy permanecerán cerrados los mercados financieros en Estados Unidos por el Día de Acción de Gracias, por lo que se espera una caída importante de la liquidez en la mayoría de los mercados después de las 11:00 horas, tras el cierre de los mercados en Europa. Por este motivo se espera que el desempeño del tipo de cambio esté relacionado a eventos e indicadores en México.  Esta mañana la depreciación del peso mexicano se acentuó tras la publicación de las cifras revisadas del PIB del tercer trimestre, pues mostraron una contracción trimestral mayor a la publicada inicialmente, lo que eleva moderadamente la percepción de riesgo con respecto a México.

Los datos de crecimiento económico de México al tercer trimestre mostraron una contracción trimestral del PIB de 0.43%, revisado desde una contracción estimada inicialmente de 0.23%, de acuerdo con series ajustadas por estacionalidad. Con esta revisión se confirma la primera contracción trimestral del PIB desde el segundo trimestre del 2020. Las series ajustadas a tasa anual muestran un crecimiento del PIB de 4.68%. Así, el PIB se ubica todavía 2.08% por debajo del primer trimestre del 2020, antes del impacto inicial de la pandemia del coronavirus. Estimando un crecimiento trimestral del PIB del 0.40% y 2.14% anual durante el cuarto trimestre, la estimación de crecimiento para el 2021 elaborada por Grupo Financiero BASE muestra pocos cambios y se ubica cerca de 5.9% anual. Esta estimación está sujeta al desempeño de la actividad económica de los últimos meses del año, para los cuales todavía hay poca información disponible, mientras que para diciembre se mantiene la amenaza de una nueva ola de contagios por la pandemia.

Al interior, las actividades primarias crecieron a una tasa trimestral de 1.26%, mientras que las actividades secundarias a una tasa de 0.31% (su menor ritmo desde el segundo trimestre del 2020), afectadas por la desaceleración de la manufactura que creció 0.45% trimestral. Finalmente, las actividades terciarias (servicios y comercio), mostraron una contracción trimestral de 0.94%, algo que no sucedía desde el segundo trimestre del 2020 y siendo la principal razón detrás de la contracción del PIB total. Las actividades terciarias estuvieron arrastradas principalmente por las actividades de servicios funerarios y de seguros (-0.82% trimestral), servicios profesionales, científicos y técnicos (-2.22%) y servicios de apoyo a negocios (-50.79%), siendo este último el más afectado pues al interior se encuentran empresas dedicadas a ofrecer servicios de subcontratación, el cual se prohibió salvo excepciones, con la nueva ley que entró en vigor durante el trimestre.

Con respecto al primer trimestre del 2020, antes del impacto inicial de la pandemia, las actividades primarias ya muestran una recuperación del 3.26%, las actividades secundarias se ubican 1.51% por debajo, principalmente por la minería que se ubica 3.93% por debajo de los niveles pre pandemia, servicios básicos ubicándose 4.07% por debajo y construcción 5.62% por debajo de niveles pre pandemia. La producción manufacturera se ubica 1.21% por arriba de niveles pre pandemia. Finalmente, la producción de actividades terciarias se ubicó 2.72% por debajo del nivel pre pandemia. Excluyendo los servicios de apoyo a negocios, los mayores rezagos se observan en servicios de esparcimiento, culturales y deportivos (-29.22%), hoteles, restaurantes y bares (-20.57%), servicios funerarios y de seguros (-7.23%) y transportes, correo y almacenamiento (-5.21%).

En cuanto al Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) de septiembre, se observó una contracción mensual de 0.43%, después de retroceder 1.23% en agosto (revisión) y siendo su segunda caída al hilo, según cifras ajustadas por estacionalidad. El retroceso en el indicador fue resultado de la contracción a tasa mensual en tres grandes de sus grupos de actividad económica: las actividades primarias (-1.41%), secundarias (-1.43%) y terciarias (-0.25%). Se destaca que, al interior de las actividades secundarias, tres de sus cuatro componentes presentaron retrocesos mensuales: generación, transmisión y distribución de energía eléctrica (-1.06%), construcción (-1.44%) e industrias manufactureras (-1.33%). Mientras, la minería creció 0.13% a tasa mensual, después de tres contracciones al hilo.

En la sesión, la atención de quienes operan con el peso mexicano estará puesta sobre la publicación en México de las minutas de política monetaria de Banco de México a las 9:00 horas y la Balanza de Pagos a la misma hora. Asimismo, será relevante información adicional que pueda darse a conocer en medios sobre la nominación de Victoria Rodríguez para la posición de gobernadora del Banco de México, anuncio que ayer fue una sorpresa y generó incertidumbre entre los participantes del mercado, llevando al tipo de cambio hacia un nivel de 21.6149 pesos por dólar, nivel no visto desde el 8 de marzo. Debido a que la coyuntura para la inflación es compleja, el mercado está atento a conocer las opiniones de Victoria Rodríguez respecto a las acciones necesarias para evitar mayores presiones inflacionarias.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 21.40 y 21.70 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una apreciación de 0.22%, cotizando en 1.1224 dólares por euro, mientras que la libra retrocede 0.14%, ubicándose en 1.3310 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda.

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se mantiene sin cambios, ubicándose en 1.63%. En México, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años se mantiene prácticamente sin cambios en 7.77%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 21.70 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 2.13% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 21.6441 a 1 mes, 22.2123 a 6 meses y 22.9432 pesos por dólar a un año.

El peso inicia la sesión con una depreciación de 1.69%

24 de noviembre de 2021.- El peso inicia la sesión con una depreciación de 1.69% o 35.9 centavos, cotizando alrededor de 21.58 pesos por dólar, perdiendo terreno por quinta sesión consecutiva y acumulando una depreciación de 4.43% en este periodo. Esta mañana el peso mexicano es la divisa más depreciada en el mercado cambiario, debido a dos factores principales:

1. La nominación de Victoria Rodriguez, actual Subsecretaria de Egresos, para la Junta de Gobierno de Banco de México, luego de que ayer se confirmó que López Obrador había retirado la nominación de Arturo Herrera. El anuncio fue sorpresivo para el mercado y genera incertidumbre sobre las expectativas de política monetaria del banco central. En el corto plazo será clave conocer su postura sobre las presiones inflacionarias y si considera que son temporales o no, pues de esto dependerá su votación en la Junta de Gobierno, en caso de ser confirmada.

2. En Estados Unidos se publicaron las solicitudes iniciales de desempleo, que se ubicaron en su menor nivel desde 1969, lo que apoya la especulación de una postura monetaria menos flexible por parte de la Reserva Federal. Lo anterior, fortaleció al índice ponderado del dólar que avanza 0.36% y alcanza un nuevo máximo desde el 24 de julio del 2020.

En las últimas sesiones el fortalecimiento del dólar ha estado impulsado por la expectativa de que la Reserva Federal podría ser más agresiva en el proceso de retiro de sus estímulos monetarios, concluyendo el programa de compra de bonos en la primera mitad del 2022 e iniciando un ciclo de incrementos a la tasa de interés en la segunda mitad del año, lo cual contrasta con la postura de bancos centrales como el Banco Central Europeo y el Banco de Japón. Por este motivo, en la semana el euro acumula una depreciación de 0.78% y el yen japonés una depreciación de 1.03%, a pesar de que esta última es considerada una divisa refugio y tiende a ganar cuando hay nerviosismo relacionado con la pandemia del coronavirus.

Cabe agregar que en el mercado cambiario la divisa más apreciada esta mañana es la lira turca con una recuperación de 6.11% y cotizando en 12.04 liras por dólar, lo cual es resultado de una corrección tras depreciarse 11 sesiones consecutivas cerca de 32%. En las siguientes semanas no se pueden descartar nuevos episodios de volatilidad para la lira turca que puedan tener un efecto de contagio hacia otras divisas de economías emergentes, pues la depreciación de la lira se debe a la falta de autonomía del banco central y la expectativa de que el presidente Erdogan siga presionando a realizar recortes a la tasa de interés.

En Estados Unidos se publicaron varios indicadores económicos. Por un lado, las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo se ubicaron en 199 mil, por debajo de la expectativa del mercado de 260 mil y marcando un nuevo mínimo no visto desde 1969. Por otro lado, se publicó la segunda revisión del PIB del 3T del 2021, el cual se revisó ligeramente al alza a 2.1% trimestral anualizado desde 2.0%. Asimismo, se publicó la balanza comercial de bienes que mostró un déficit de 82.94 mil millones, equivalente a una contracción mensual de 14.6%, mientras que, la balanza comercial total que incluye a los principales socios comerciales se publicará el 7 de diciembre. Por su parte, a las 9:00 horas se publicará el reporte de Ingreso y Consumo Privado de Estados Unidos, en donde se espera que el consumo muestre un crecimiento mensual de 1.0%.

En cuanto a indicadores económicos en México, la inflación de la primera quincena de noviembre superó las expectativas del mercado ubicándose en una tasa anual de 7.05%, siendo su mayor nivel en más de 20 años (segunda quincena de abril del 2001). A tasa quincenal la inflación se ubicó en 0.69%, variación que estuvo explicada en un 16.6% por la inflación subyacente y en un 83.4% por la inflación no subyacente, que incluye productos agropecuarios, energéticos y tarifas controladas por el gobierno.

La inflación subyacente, que determina la trayectoria de la inflación, se ubicó en una tasa quincenal de 0.15% y anual de 5.53%, su mayor nivel desde abril del 2009. Cabe mencionar que, a tasa anual, la inflación subyacente ha subido con respecto al mes inmediato previo en 21 de los últimos 22 meses. Al interior de la inflación subyacente, destaca que los mayores incrementos quincenales en precios ocurrieron en las mercancías alimenticias, con 0.28% y una tasa anual de 7.52% (por arriba de la inflación general), mientras que las mercancías no alimenticias mostraron una disminución de 0.17%, probablemente por descuentos previos al buen fin. El componente de servicios subió a una tasa quincenal de 0.25% y anual de 3.85%, destacando el incremento quincenal del transporte aéreo (7.08%), servicios profesionales (6.22%) y hoteles (5.56%), todos relacionados con una reactivación del sector después de la última ola de contagios.

La inflación no subyacente se ubicó en una tasa quincenal de 2.29% y anual de 11.68%, ante una variación quincenal de 2.17% en los precios de productos agropecuarios y una variación quincenal de 2.38% en los precios de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno. Por último, en los productos energéticos el mayor incremento quincenal se observó en el precio de la electricidad con 24.16%, ante la conclusión del programa de subsidio a tarifas eléctricas de verano. Por su parte el precio del gas doméstico natural se mantuvo sin cambios respecto a la quincena anterior, mientras que el resto de los componentes mostraron retrocesos quincenales en sus precios: gasolina de alto octanaje (-0.11%), gasolina de bajo octanaje (-0.46%) y gas doméstico LP (-1.86%).

Con la publicación de la inflación a la primera quincena de noviembre, la estimación de inflación de Grupo Financiero BASE para el cierre del año muestra pocos cambios, ubicándose en 7.20%. Debido a las presiones inflacionarias, se mantiene la expectativa de que Banco de México realice otro incremento a la tasa de interés de al menos 25 puntos base el 16 de diciembre.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 21.18 y 21.65 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una depreciación de 0.39%, cotizando en 1.1204 dólares por euro, mientras que la libra retrocede 0.22%, ubicándose en 1.3348 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda.

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se mantiene prácticamente sin cambios, ubicándose en 1.67%. En México, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años se incrementa en 1.4 puntos base, ubicándose en 7.73%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 21.60 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 2.12% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 21.5869 a 1 mes, 22.1532 a 6 meses y 22.8746 pesos por dólar a un año.

El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.65%

23 de noviembre de 2021.- El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.65% o 13.7 centavos, cotizando alrededor de 21.14 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 20.9940 y un máximo de 21.1932 pesos por dólar, nuevo máximo desde el 10 de marzo. La depreciación del peso ocurre mientras el índice ponderado del dólar sigue fortaleciéndose en el mercado cambiario por tercera sesión consecutiva, avanzando 0.12% y ubicándose en niveles no vistos desde septiembre del 2020. El fortalecimiento del dólar sigue sustentado en la expectativa de continuidad de la política monetaria de Estados Unidos, luego de que ayer el presidente Joe Biden, nominara a Jerome Powell para un segundo periodo al frente de la Reserva Federal.

La mayoría de las divisas en la canasta amplia de principales cruces pierde terreno frente al dólar. Aunque el principal factor detrás del desempeño del mercado de cambios es la política monetaria de Estados Unidos, existen otros factores relevantes:

1. Nuevamente se observa un efecto contagio desde la lira turca que muestra una depreciación de 17.05% esta mañana y cotiza alrededor de 13.3265 liras por dólar, alcanzando una cotización histórica de 13.4539 liras por dólar. Esta es la mayor caída diaria de la lira desde el 10 de agosto del 2018, y se debe a que el presidente Erdogan dijo que las tasas de interés se deben mantener en niveles mínimos, a pesar de la alta inflación. El 10 de agosto del 2018, cuando el presidente de Turquía acusó de una “guerra económica” y un “complot en el mercado de cambios” para depreciar a la lira, la divisa se depreció de 5.55 a 6.43 liras por dólar.  
Cabe recordar que la inflación de Turquía se ubica cerca del 20% al mes de octubre y persisten las presiones inflacionarias, por lo que los recortes a la tasa de interés son inconsistentes con la teoría económica. Después de la lira turca el shekel israelí es la divisa más depreciada con 0.74%, seguida del peso mexicano con 0.65% y el real brasileño con 0.54%.  

2. Los precios del petróleo muestran un retroceso de 0.39%, con el WTI cotizando en 76.45 dólares por barril. Esta mañana la Casa Blanca publicó un comunicado en donde confirma la liberación de 50 millones de barriles de petróleo de su reserva estratégica al mercado, con el objetivo de reducir los precios y moderar las presiones inflacionarias. De acuerdo con la Casa Blanca, los países de China, India, Japón, Corea del Sur y Reino Unido también tomarán medidas similares. Por ahora los precios del petróleo no han caído de forma acelerada, pues es probable que la OPEP y países aliados tomen la decisión de frenar su incremento en la oferta petrolera en su reunión programada para el 2 de diciembre, con el objetivo de evitar que los precios caigan. Esta mañana el rublo ruso se deprecia 0.40%, la corona noruega pierde 0.28% y el dólar canadiense pierde 0.23%.

3. Continúa observándose una mayor percepción de riesgo en los mercados financieros globales, debido al resurgimiento de casos de coronavirus, principalmente en Europa, lo que amenaza con la implementación de nuevas medidas de confinamiento hacia el cierre del año, principalmente en Alemania, la economía más grande de la región. Los mercados de capitales muestran pérdidas en Europa, con el índice Euro Stoxx 600 perdiendo 0.85% y cayendo por cuarto día consecutivo un acumulado de 1.75%. El DAX en Alemania pierde 0.60%. En el mercado de futuros, se observan retrocesos en los mercados de Estados Unidos, lo cual también se debe en parte a la expectativa de una postura monetaria menos flexible por parte de la Reserva Federal.

Desde el punto de vista técnico, en niveles por arriba de 21 pesos por dólar, el tipo de cambio podría mostrar una mayor volatilidad y acercarse rápidamente al máximo en el año de 21.6357 pesos alcanzado el 8 de marzo. De cerrar la sesión en un nivel superior a 21 pesos, se elevaría la probabilidad de presiones adicionales al alza en el corto plazo, pues solamente en tres sesiones del año (5, 8 y 9 de marzo) el tipo de cambio ha iniciado y cerrado por arriba de dicho nivel.

En cuanto a indicadores económicos, en Europa se publicaron los indicadores PMI preliminares del mes de noviembre, con el PMI Compuesto de la Actividad Total mostrando un incremento de 1.6 puntos y ubicándose en 55.8 unidades, su mayor nivel en dos meses. Por su parte, el PMI del sector servicios alcanzó un máximo de tres meses al ubicarse en 56.6 puntos, mientras que, el PMI de manufactura mostró un avance de 0.3 unidades para situarse en 58.6 puntos. Las cifras preliminares muestran que la actividad económica de la Eurozona se aceleró durante noviembre, luego de haber mostrado una caída en octubre. Sin embargo, a la par también se observan mayores presiones inflacionarias con los precios medios del sector servicios y de manufactura, aumentando a un ritmo récord.

Por su parte, en México, el INEGI publicó los resultados de la Encuesta Mensual de Empresas Comerciales (EMEC). Durante septiembre los ingresos por ventas al por menor mostraron un crecimiento mensual real de 0.2%, hilando dos meses consecutivos de crecimientos moderados luego de haber caído durante junio y julio. A tasa anual se muestra un crecimiento de 5.6%, debido a que la base de comparación del año pasado es muy baja por el efecto de la pandemia, recordando que en septiembre del 2020 se observó una caída anual de 7.8%. Las cifras muestran que al mes de septiembre del 2021 los ingresos por ventas minoristas se ubican 1.2% por debajo de su nivel pre pandemia (febrero 2020).

Finalmente, la Encuesta Mensual de Servicios (EMS) de septiembre mostró una contracción mensual real de 0.05% en los ingresos totales por suministro de bienes y servicios, después de retroceder 4.42% en agosto (revisión) e hilando tres meses a la baja, según cifras ajustadas por estacionalidad. Los ingresos por servicios en septiembre se ubicaron 9.91% por debajo de su nivel pre pandemia y 14.65% por debajo de su último pico (marzo de 2019). El desempeño del indicador es resultado de las afectaciones en el sector derivadas de la limitación a la subcontratación de la Reforma Laboral. Se registraron contracciones mensuales en los ingresos totales en 6 de los 9 subsectores, donde se destacan: servicios de apoyo a los negocios y manejo de residuos y desechos (-16.13%), servicios de salud y asistencia social (-2.97%), servicios profesionales científicos y técnicos (-2.46%) y servicios educativos (-0.99%).

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 21.03 y 21.22 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una depreciación de 0.28%, cotizando en 1.1275 dólares por euro, mientras que la libra retrocede 0.41%, ubicándose en 1.3409 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda.

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años avanza en 2.6 puntos base, ubicándose en 1.60%. En México, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años se incrementa en 0.4 puntos base, ubicándose en 7.58%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 21.30 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.98% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 21.2686 a 1 mes, 21.7925 a 6 meses y 22.5055 pesos por dólar a un año.