Press "Enter" to skip to content

¡Buscando la Felicidad!…

POR: Estrellita de la Torre Lomelí                

Creo que a este mundo venimos a tratar de vivir la vida lo mejor posible, y es qué, en ocasiones la cotidianidad nos vuelve locos y nos encierra quizá en un lugar donde ya solo estamos por simple comodidad, agradecimiento, paz, conciencia y gratos recuerdos.

A veces estamos tan acostumbrados a una forma de vida, a ciertas personas, que nos vamos olvidando por completo de nosotros, de nuestra felicidad, de estar bien con nosotros mismos, y nos vamos dejando de lado con tal de no desacomodar a los demás, o por el tiempo que han estado a nuestro lado, que vamos sintiendo que les debemos tanto.

Dicen que la mejor forma de vivir, es disfrutar cada uno de nuestros momentos, recuerden que no somos eternos y lo mejor que podamos hacer es tratar de saborear cada instante e ir en busca de aquello que en verdad nos haga felices a nosotros.

Sabemos que el tiempo pasa tan deprisa que cuando menos lo pensamos, nos damos cuenta que no vivimos como queríamos, que no disfrutamos el tiempo, ni siquiera el amor. Me doy cuenta que en ocasiones estamos tan sumidos en una relación, que ya no nos ofrece absolutamente nada; que ya no existen palabras lindas, tiempo, calidad, atención, calor, ni romance; pero los años y el agradecimiento no nos permite ir en búsqueda de lo que en verdad desearíamos disfrutar, tener y conservar.

En ocasiones no nos damos cuenta que el tiempo pasa tan deprisa, que poco a poco se nos van alejando las oportunidades, las esperanzas de poder reencontrarnos, valorarnos y querernos como deberíamos. A veces llegamos a un punto que por más que queremos, nos da miedo redescubrirnos, volver a comenzar y tomar las riendas de nuestras vidas; ya sea por no lastimar a quien tenemos a un lado y por aquellos que tenemos alrededor y dejamos ir tantas oportunidades, sin siquiera pensar un poco en nosotros y la felicidad que podría acarrear.

Creo que a veces elegimos caminos que creímos serían eternos, esperanzadores, satisfactorios; pero también hay ocasiones que esos caminos se terminan y ya no nos complementan y nos hacen sentir solos, tristes y vacíos; pero los continuamos con tal de hacer feliz al otro, con tal de no salir de esa zona de confort, de no dañar a quien creímos tal vez sería para toda a vida. Pero nos damos cuenta que no todo es eterno y que la felicidad viene en envases pequeños que hay que tratar de volver a llenar.

Leí por ahí que la felicidad no se busca, que te encuentra; pero creo que no es así… Es necesario buscarla, encontrarla y tratar de conservarla. Para ser felices, en ocasiones necesitamos salir de la comodidad, de la cotidianidad, de personas que restan en lugar de sumar, quizá las cosas van a cambiar eso es seguro… ¿pero quién no quiere ser feliz en este mundo?.

Hay que saber qué, en estos momentos lo que debemos hacer es tomar todo nuestro amor, nuestro coraje, nuestros sentimientos, nuestra fuerza y luchar por salir adelante, por buscar también lo que es mejor para nosotros y que nos devuelva esas ganas de seguir, de luchar y vivir.

Muchas veces nos hemos preguntado si vale la pena entusiasmarnos de nuevo, y hoy les puedo contestar una cosa: “Hagamos que nuestra vida valga la pena”.

Hay que darnos cuenta que vale la pena cualquier sacrificio, aprender de los errores, incluso aprender del propio sufrimiento, porque eso nos hace ser quienes hoy somos, siempre hay que luchar por tratar de estar bien y sobre todo de volver a llenar esos vacío que hoy podemos sentir.

Sé que todo esto son simples palabras, letras entrelazadas con el único fin de darnos la idea de que no debemos estar en donde ya no hay nada, donde se esfumaron los sueños y esperanzas. Pero hay que estar conscientes que todo depende de nosotros y de hacer que cada instante de nuestra vida en verdad pueda volver a colmarnos de emociones, de sentimientos y felicidad.

No se trata de estar en donde pensamos que estaríamos de por vida, es más que claro que con el tiempo las cosas cambian y si ya no existe nada, para que continuar en donde ya no nos ofrecen lo único que buscamos…que es: “El amor, el apoyo y la felicidad!.

Tratemos de ser felices, que de eso se trata la vida…Por favor, sé feliz ahora, no mañana; que quizá mañana ya no estás. “La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar”: Thomas Chalmer.

Los invito a leer en el Diario Digital e Impreso EXTRA de la Laguna y en mi Página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: