Press "Enter" to skip to content

Alcaldesa de Chicago rechaza dimitir tras muerte del joven latino Adam Toledo por disparos de policía

(AGENCIAS) 19 de Abril de 2021.- La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, rechazó este domingo que vaya renunciar al cargo tras las acusaciones de un aumento de la violencia pública y del descontrol de la mano dura policial contra las minorías, días después de la muerte del menor latino Adam Toledo, quien recibió un impacto de bala de un oficial.

Su declaraciones fueron la respuesta a los rumores que circulan en la ciudad sobre que podría dimitir, luego de que el pasado jueves se publicara el “video corporal” en los que se ve a Toledo abatido por un policía cuando estaba desarmado.

“La gente de Chicago me eligió alcaldesa y continuaré sirviendo hoy, mañana y en el futuro”, escribió desde su cuenta personal de Twitter.

La mandataria de Chicago calificó los señalamientos sobre su salida de la Alcaldía de “homofóbicos, racistas y misóginos”. El rumor presuntamente fue impulsado por un tuit enviado por el activista y excandidato a la alcaldía, Ja’Mal Green, que luego lo borró.

“Lori Lightfoot dimitirá mañana en un final espectacular de su alcaldía”, escribió Green este sábado.

Esta afirmación encendió rápidamente las redes sociales y llevó a una serie de especulaciones sobre la vida personal de la alcaldesa, que es afroamericana y homosexual.

“Cualquiera que quiera trabajar conmigo para progresar, estoy lista. Incluso si no siempre estamos de acuerdo, si realmente amas esta ciudad y quieres ser parte de mejorarla, hagamos el trabajo. El resto de ustedes, salgan del camino“, afirmó la alcaldesa.

Sin embargo, Green se disculpó por su tuit y afirmó que “fue sacado de contexto”, expresó en un comunicado este domingo. 

La divulgación del video donde se ve cuando un policía mata de un disparo en el pecho al adolescente hispano Adam Toledo, que estaba desarmado y con las manos en alto, afectó severamente la opinión pública de la alcaldesa, que se encuentra bajo ataque por una supuesta falta de acción en materia de seguridad.

Cuando asumió el cargo, prometió detener la “epidemia de violencia armada que devasta familias, destroza comunidades, mantiene a los niños como rehenes del miedo en sus propios hogares”.

Sin embargo, al acercarse al punto medio de su mandato de cuatro años, el crimen y la violencia en Chicago aumentó exponencialmente sin que haya conseguido aprobar además una reforma policial para poner fin a los abusos contra las minorías.

En marzo, los tiroteos aumentaron un 70% con respecto al mismo período del año anterior, mientras que los homicidios aumentaron el 50%. El número de robos de vehículos aumentó a más del doble.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: