Vicente Lombardo Toledano

0
2404

POR: Fernando Rangel de León 

Este 16 de noviembre se cumplieron 50 años de la muerte de Vicente Lombardo Toledano VLT, en la ciudad de México; quien nació el 16 de julio de 1894, en Teziutlán, Puebla, donde aprendió sus primeras letras en el Instituto Teziuteco, junto con los hermanos Maximino y Manuel Ávila Camacho; recibiéndose de abogado en la entonces Escuela Nacional de Jurisprudencia (hoy Facultad de Derecho de la UNAM), en 1919, y posteriormente de Doctor en Filosofía y Letras, en dicha universidad; y quien junto con Manuel Gómez Morín, Alfonso Caso (hermano del maestro de ellos Antonio Caso), Alberto Vázquez del Mercado, Teófilo Olea y Leyva, Antonio Castro Leal y Jesús Moreno Baca, formaron el grupo de los Siete Sabios.
VLT creó la Universidad Obrera de México (que hoy lleva su nombre), implantó los cursos
de verano y las clases nocturnas en la Preparatoria de la UNAM, de la que fue Director, fue
gobernador de Puebla, asesoró la creación de sindicatos nacionales, fue ideólogo del reparto agrario en la Laguna, en 1936, y de la expropiaciónpetrolera en 1938, fue maestro, escritor, líder sindical mundial, como diputado en varias legislaturas siempre propuso reformas legales y constitucionales de avanzada, y en 1964-1966 propuso que las sesiones de las cámaras de diputados y de senadores se trasmitieran en vivo por televisión; lo que ocurrió hasta principios de este siglo XXl.
De VLT, grandes personajes de la historia, como el Premio Nobel de Literatura 1971, el
poeta chileno Pablo Neruda, en 1942, se expresó así: “…Lombardo, maestro americano de libertad, que con su inquebrantable e insobornable defensa de los derechos del hombre es como una torre fortificada y alta que se divisa desde cualquier punto de nuestra extensa América”; José Revueltas afirmó que VLT es un “hombre histórico”, despersonalizado; Vicente Fuentes Díaz, lo consideró como el Embajador de la Revolución Mexicana; José Alvarado, lo llamó líder continental; Antonio Castro Leal, lo considero “como hombre recto, como ciudadano y como intelectual”; Manuel Cocho Gil, lo calificó como “sembrador de ideas y esperanzas”; Volodia Teitelboim, dijó que fue un “abridor de ruta”; y así como ellos otros muchos se refieren a VLT, como un hombre excepcional.
En sus primeros 50 años de su muerte biológica –porque intelectualmente sigue vivo-,
nosotros que tuvimos la fortuna de conocerlo, tratarlo y escucharle verdaderas conferencias magistrales en auditorios; oírle fogosos discursos en la plaza pública; (todo ello por más de dos horas y sin leer), y presenciar demoledoras polémicas con distinguidos intelectuales; hoy queremos rendirle un homenaje a este hombre en la historia de México, que nos dejó una huella indeleble en nuestro pensar y actuar; pero sobre todo que nos enseñó una concepción materialista dialectico histórica del hombre, de la vida, del mundo y del universo, que nos ha ayudado a servir a los demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here