Press "Enter" to skip to content

Una misión… ¿imposible?

Una misión que se antoja casi imposible, con la preferencia electoral del partido presidencial, es la que decidieron en el mes patrio enfrentar los actuales directivos del Comité Estatal de Durango, del Partido Revolucionario Institucional –PRI-, toda vez que, como suele suceder, sólo realizaron cambios a su conveniencia para no perder el control del organismo en la entidad.

El puesto de secretaria general se decidió otorgárselo afortunadamente a la expresidenta municipal de Gómez Palacio y ex-diputada, Rocío Rebollo Mendoza, con la evidente intención de mantener “satisfechos” –o a raya- a los militantes de Gómez Palacio, Lerdo y de la Comarca Lagunera de Durango, en general, lo que evidentemente no sucederá.

Este nombramiento, así como el del nuevo líder del tricolor duranguense, Arturo Cuéllar Yáñez, quien sustituyó a Luis Enrique Benítez Ojeda, tiene como misión –según se dijo- recuperar para el partido, no sólo la alcaldía gomezpalatina, sino hasta la gubernatura del estado.

Incluso, fue necesario llevar hasta la misma capital duranguense, al máximo jerarca priísta en el país, Alejandro Moreno Cárdenas, quien en su discurso afirmó que “si vamos juntos, gana Durango”, esto con la intención de atraer anticipadamente adeptos entre el electorado, sin saber o pasando por alto la marcada división que siempre han enfrentado los 5 regidores del cabildo gomezpalatino que conforman la bancada del tricolor, jalando tres para un lado y dos para el otro.

Todavía más, pues cinco días antes Cuéllar Yáñez vino a Gómez Palacio para anunciar con bombo y platillo el nombramiento de Francisco Javier Ibarra Jáquez, un prestigiado priísta, como nuevo secretario adjunto en la Región Laguna de Durango, labor que se antoja difícil por el descontento partidista que aquí predomina.

Como echándole crema a sus tacos, Alito dijo: “Los números, las cifras y el trabajo político, ponen al PRI por delante para encabezar el proyecto que ofrezca a los duranguenses mejores oportunidades y la posibilidad de mejorar su calidad de vida”, al encabezar en la ciudad-capital un encuentro en el que dio el

banderazo de salida a quienes habrán de realizar el trabajo territorial a lo largo y ancho del estado con miras a la elección del 2022.

Todo esto está bien, pero es indudable que a los mandamases del partido político más viejo de la nación, “se les olvidó” empezar la renovación por sus raíces, que es en donde realmente está el mal, el rechazo del electorado y hasta el perjudicial voto de castigo.

Si no pregúntenle a los agricultores del sector social de la Región Laguna, en donde su vocero Hipólito Pasillas, no deja de echar pestes en contra del exmandatario Jorge Caldera, quien –afirma- que contra viento y marea, sostiene los hilos de la política duranguense. Y, lo que es peor, buscando siempre beneficiar en lo que a candidaturas se refiere, a los políticos originarios y avecindados en Durango capital.

Así las cosas, sostiene el líder campesino, el PRI no saldrá nunca del marasmo en que se encuentra y que ya ha estado agobiándolo desde hace tiempo, por lo que ya de desde ahorita, los productores laguneros piensan en los partidos y en los candidatos a los que con sus votos de castigo habrán de beneficiar en el próximo proceso electoral. Ni modo.

Por hoy, fue todo. Hasta la próxima…Dios mediante.

Para quejas, sugerencias y hasta una que otra mentada…aguilaquecae_51@hotmail.com y aguilaquecae51@gmail.com

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: