Síndrome de fatiga crónica

0
41

(AGENCIAS)

10 de Agosto de 2018.- ¿Cómo se diagnostica el síndrome de fatiga crónica? No existe ningún examen que pueda indicar con certeza que tiene síndrome de fatiga crónica. Para los médicos es difícil diagnosticar este síndrome debido a que muchas otras condiciones de salud pueden presentar los mismos síntomas. Usted debe tener ciertos síntomas durante al menos 6 meses para que su médico pueda diagnosticarle este síndrome. Su médico también debe descartar otras causas de sus síntomas. Es posible que para esto deba hacerse varios exámenes médicos y análisis de sangre.

¿Cómo puedo ayudar a controlar mis síntomas? Es posible que deba hacerse ciertos exámenes para que su médico pueda encontrar la mejor manera de aliviar sus síntomas. Los exámenes pueden incluir pruebas de alergias, un estudio del sueño y exámenes psicológicos. Su médico podría sugerirle alguno de los siguientes tratamientos y cambios en su estilo de vida para ayudar a aliviar sus síntomas:

  • Los medicamentos pueden ayudar a aliviar la depresión y la ansiedad. Su médico podría sugerirle otros medicamentos para los dolores musculares y de las articulaciones, o para ayudarle a dormir. Las personas que padecen del síndrome de fatiga crónica tienden a ser más sensibles a los medicamentos. Consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre, hierbas o vitaminas.
  • Averigüe cuánta actividad puede hacer sin que sus síntomas empeoren. Aprenda a seguir su propio ritmo. Puede que el hecho de seguir una rutina regular a diario le ayude a no realizar demasiada actividad los días que se siente mejor. No trate de hacer demasiado cuando tenga un buen día. Esto puede causar que los síntomas empeoren los días siguientes.
  • Haga ejercicio en forma regular, pero disminuya sus actividades si le causan fatiga u otros síntomas. Es posible que deba fijarse nuevas metas. Por ejemplo, en lugar de hacer ejercicio durante 30 minutos como acostumbra, propóngase hacer ejercicio durante solo 5 minutos. Es mejor empezar lentamente y aumentar la actividad a medida que se sienta mejor. Deténgase si se cansa mucho. El ejercicio puede ayudarle a no debilitarse demasiado mientras está enfermo. Pida ayuda a su médico para diseñar el programa de ejercicio más apropiado para usted.
  • Descanse siempre que necesite. El descanso es el tratamiento más importante para el síndrome de fatiga crónica. Tome una siesta y cambie su horario de acuerdo con su nivel de energía. Es posible que deba descansar durante 5 a 10 minutos o más cada hora. Trate de acostarse y levantarse a la misma hora todos los días.
  • Cuide de sus articulaciones o músculos: 
    • Aplíquese calor en sus articulaciones o músculos durante 20 a 30 minutos cada 2 horas durante tantos días como le indiquen. Use una almohadilla eléctrica (en la temperatura baja) o una bolsa de agua caliente, o tome un baño caliente de inmersión. El calor ayuda a aliviar al dolor y los espasmos musculares.
    • Aplíquese hielo en sus músculos o articulaciones durante 15 a 20 minutos cada hora o como le indiquen. Use un paquete de hielo o coloque hielo molido o en cubitos en una bolsa plástica. Envuelva el hielo con una toalla. El hielo ayuda a aliviar la inflamación y el dolor. A algunas personas el hielo les da mejores resultados para aliviar el dolor muscular o de las articulaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here