Saltillo, Coahuila de Zaragoza; a 28 de Diciembre de 2020.- En el periodo vacacional decembrino y de inicio de año, el monitoreo de la calidad del aire no se ha detenido en las cuatro estaciones con que cuenta la Secretaría de Medio Ambiente del Estado, ubicadas en las ciudades de Saltillo, Torreón, Monclova y Piedras Negras, lo anterior derivado de que es una actividad prioritaria.

Para tal efecto se han tomado las medidas pertinentes por el personal adscrito a la Subdirección de Cambio Climático, Energía, de Calidad del Aire y RETC, entre las que destacan verificar que los consumibles sean suficientes para este periodo, calibrar equipos y analizadores, monitorear vía internet el adecuado funcionamiento de los equipos, realizar el tratamiento estadístico de los datos y elaborar los reportes de calidad del aire.

Históricamente estas fechas son de gran importancia en cuanto al monitoreo se refiere, ya que a pesar de que la mayoría de la población se encuentra en receso laboral y de actividades académicas, y de que existe menor población en las ciudades, las condiciones meteorológicas no son las idóneas para la adecuada dispersión de contaminantes, además de que se generan emisiones adicionales por la quema de pirotecnia y la quema de carbón en la elaboración de carne asada.

Óscar Flores García, subsecretario de Gestión Ambiental, menciona que este año es especial derivado de la contingencia sanitaria por Covid-19.

“Debemos estar muy atentos al comportamiento de la calidad del aire bajo estas condiciones atípicas de restricción de movilidad, de reducción de actividades económicas productivas y porque la mala calidad del aire, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), provoca que se exacerben los síntomas de la enfermedad”, advirtió.

“La comunidad científica internacional coincide en señalar que la mala calidad del aire constituye la mayor amenaza medioambiental para la salud del ser humano, razón por la cual debemos de seguir trabajando para mejorarla en la medida de lo posible, tanto desde las instancias oficiales como en nuestro actuar cotidiano como ciudadanos e individuos, que podemos aportar al reducir el uso del automóvil, con un consumo responsable de energía eléctrica, caminando a destinos cercanos”.

También se debe mantener los vehículos personales en buenas condiciones mecánicas y verificarlo, promover el uso de la bicicleta, no quemar residuos, no fumar y cuidar las áreas verdes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *