Reflexiones Amorosas

0
1133

LA FE EN CRISTO ESPERANZA DEL PECADOR

POR: Antonio Fernández

……” Todo lo que ha sido escrito por los profetas se va a cumplir para el Hijo del hombre…[.]…Y Jesús le dijo: Recíbela, tu fe te ha salvado “… (Lc 18, 31-42)

El evangelio detalla una imagen del cuadro que Nuestro Señor guarda en su corazón; …” He aquí que subimos a Jerusalén “…Va referirse Jesús a su muerte, punto que muchos temen y eluden hacer comentario, pero saben que un día eso sucederá, más evitan tocar el tema, la conciencia presiona hacerlo, porque es necesario un profundo análisis, el pecador podrá salvarse, pero de ser más fuerte su cerrazón, por ella deja de lado lo concerniente a la muerte, y será en el último momento de su existencia la misericordia de Dios, abrir su corazón, llegará ese instante quiérase o no de reavivar la esperanza salvadora que su negligencia ha dejado en el olvido, por esos momentos de brillo en la vida del mundo, por eso hoy, que es tiempo para recapacitar, es conocer y mantener presente en el corazón la enseñanza de los Proverbios, que incitado a la leal conciencia que todos tenemos, está fija en la memoria; …”Camino hay que a los ojos parecen rectos, más en su remate está la muerte “…Nos lleva a la acertada reflexión de amar a Dios, y la vida del cristiano católico no acumular tesoros del mundo, sino los espirituales, entendiendo que será en el Señor motivo de gozo, quien vive en gracia de Dios, pero el que vive alejado de Dios, por las obras que sabe no debe hacer, su alejamiento lo jala más, prefiriendo continuar en su vida, de la que no quiere perder los bien materiales y personales que ha obtenido, con ironía se urde una falsa defensa; … para que ya no me digan más, está bien lo pensare…pero no piensa nada porque no quiere modificar sus actos, la conciencia esa actitud la pasa por alto y no cesa decir; …Estas mal, corrige tu vida, Cristo en la Cruz te está esperando… Entonces nos preguntamos, ¿Cómo es posible que el cristiano católico, conociendo la disposición del Padre, le niega cumplir su deseo y voluntad a quien se le debe el alma, la vida y el cuerpo, las capacidades intelectuales y todo lo que se posee? Si nosotros pobres mortales nos esforzamos por pedir nuestra salvación, vemos que es mayor la cerrazón, concluimos, Dios en su sabiduría ajusta las voluntades a su deseo, pues todos somos instrumentos suyos para nuestra salvación, ¿Qué hacer? Persistir en su ayuda. El Señor profetiza donde morirá, menciona la ciudad, causa y forma, San Juan Crisóstomo, interpreta la palabra del divino Maestro instruye; …” Yo voy por mi voluntad a la muerte y, cuando me veáis suspendido en la Cruz, guardaos de pensar que Yo no sea mas que un hombre, porque sí está en la naturaleza del hombre morir, no está en su naturaleza querer caminar por si mismo a la muerte “… ¡Claro que no! El ser humano ira a la muerte cuando Dios Nuestro Señor lo disponga. Dice el evangelista; …” Él (Jesús)será entregado a los gentiles, se burlarán de Él, lo ultrajarán, escupirán sobre Él, y después de haberlo azotado, lo matarán, y al tercer día resucitará” … Si leer este versículo del Evangelio hace un nudo en la garganta, ver el aplomo que en breves palabras da a conocer el Hijo de Dios lo que va a padecer por nuestra salvación, y nosotros con nuestros caprichos del mundo, con los caprichos de la ambición, con los caprichos de no dejar la vida mundana y con los caprichos injustificables de que eso que Jesús pide es muy difícil de cumplir, para mejor entenderlo, pensar y creer, esto no se detiene en lo que se nos permite ver, porque Cristo Nuestro Señor mostro, con su sola palabra y su solo deseo reúne muchedumbres, a las que toco la conciencia de israelitas, a que por sí mismos reconocieran con fe y de corazón, que Él, Jesús es la esperanza salvadora de las almas, cuando entra en Jerusalén aclamado; …” Bendito el que viene en nombre del Señor! “… Y la ironía de la proterva judía hizo a los ocho días, ese mismo pueblo que exalto la divinidad de Cristo, lo injuria al pasar frente a la multitud con la cruz de sus pecados acuestas y caer con ella delante de todos porque el peso de sus pecados era una inmensa carga, pero al levantarse y seguir adelante, manifiesta su infinita misericordia de perdón, al levantarse, nos está diciendo, a pesar de todo, quiero y deseo su salvación por eso vuelvo a ponerme de pie, por ti pecador; pero la turba israelitas ignora la obra de Cristo, y continua empeñaba en hacer mofa, burla y escarnio de su divinidad, sarcásticos y virulentos gritan están ya crucificado en el monte Calvario; …” ¡Sálvate a Ti mismo! Si eres Hijo de Dios, ¡Bájate de la Cruz! “… Dolor en el cielo, las legiones de ángeles contenidas, lloran la pena y el dolor de ver padecer al Hijo de Dios, y pensamos; … ¡Señor! Hubieras en ese momento enviado a castigar los blasfemos arrogantes, castigar su apostasía y profanación, pero entendemos Señor, de haberlo dispuesto, la redención de nuestras almas no se hubiera realizado… por eso el cristiano católico para desagraviar al Señor en esté padecer, es y será obrar bien y evitar el mal, amando a Dios y al prójimo, manteniendo la fe en Cristo esperanza del pecador.
…” Pero ellos (Discípulos) no entendieron ninguna de estas cosas; este asunto estaba escondido para ellos, y no conocieron de que hablaba “…Los discípulos confundidos, les resulta imposible, aceptar lo que han oído de labios de su Maestro, han sido testigos de que su Maestro es el Hijo de Dios, incapaz de ofender o cometer pecado, es un hombre justo, pues ninguno de los que se dicen ser, se parecen a su Señor en ello, ¿Entonces como es que va a morir como ladrón? ¡Crucificado! ¡No es posible! No entienden porque, saben, lo que su Señor anuncia se cumple, y lo dicho por Él, sucederá, es para nosotros una lección, los discípulos no podían deducir la razón que va a padecer su Maestro, debido a su fe incipiente, ven a Jesús como hombre, si bien dicen es el Hijo de Dios, no pueden discernir que Él es Dios y hombre, difícil por ahora entenderlo, se agrava más su entendimiento escuchar; …” Al tercer día resucitará” …En su mente esta, que quien muere no puede volver a la vida, a pesar de haber visto que su Maestro resucito a la hija de Jairo, al hijo de la viuda de Naím, y a Lázaro hermano de Martha y María. ¡Claro! Jesús es Dios y resucitará para cumplir su obra de redención, por eso, la fe en Cristo es la esperanza del pecador. San Juan Crisóstomo instruye en lo relativo a la resurrección de Jesús; …” Jesús quiere que el alma de sus discípulos afligida ante el pensamiento de sus sufrimientos, descanso en la esperanza de la resurrección que se seguirá después de su muerte “… Las obras del cristiano católico serán valorizadas por el amor a Dios, al prójimo, al bien del alma, y a la pasión que sufrió Nuestro Señor Jesucristo ante de su muerte en la Cruz.
hefelira@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here