Reflexiones Amorosas

0
1161

LA SUBLIME FE DE MARÍA

POR: Antonio Fernández 

…” Su Madre dijo a los sirvientes: cualquier cosa que Él os diga, hacedla” … (Jn. 2, 5)

La falta de fe que priva en el mundo lo ha alejado del valor trascendental del Sacramento
del matrimonio, que ha minimizado le ha convertido en una sociedad anónima, donde predominan “derechos” en los conyugues, mas no las obligaciones, que cuando se reclama;
hoy se exalta la igualdad que desvirtúa el matrimonio, son tantas las causas que se mueven en los conyugues que originan disputas, la ira y envidia despiertan la discordia,
cuando ambos trabajan y uno gana más que el otro, esa ganancia sea en el hombre o
en la mujer es motivo de ostentación y presunción entre ambos; ¿Y la comprensión? No
se ve, ¿Y el entendimiento? Perdido en odios, ¿Y el amor prometido ante el Altar? Olvidado,
la comprensión es para engañar, el entendimiento para urdir mentiras y el amor para burla
y escarnio, sintiéndose engañados encuentran satisfacción en sus egos para vivir en
adulterio, afirmando; para mí, primero mi deseo, mi vanidad, lo mío es mío, tengo mis derechos.
Lejos está pues el mundo de entender el valor que Jesús como Dios ha ido al Sacramento del Matrimonio, bajo de su gloria eterna a santificarlo, ¿De dónde vienen las quejas de los padres los problemas difíciles de los hijos? Hastiados estos de las divergencias de sus padres, se alejan y terminan en perversidades inmorales tan de moda. Exclama San Máximo;…”Vedlo asistir al convite, no para fortalecerse con el vino de los otros, sino para fortalecer a los demás con su vino misterioso, Vedlo asistir a las bodas, no para recrearse
en su alegre banquete, sino para darse a conocer por sus prodigios”… Seria por la cantidad de personas, pero la omnipotencia de Dios que se quiso llegar a este momento en que el vino estaba por terminarse, lo que causaría en la celebración de las bodas vergüenza en la familia, ya que se consideraba una grave falta, y dice San Bernardo;…”La Virgen Santísima
fue la primera que se enteró de aquella falta imprevista, se afligió mucho por la humillación que con esto había de experimentar los dueños de la casa, y como ella es Madre de la benignidad, de la compasión y de la ternura, pareció que sufría en Sí misma toda la mortificación que ellos experimentan”…Se vuelve la amorosa Madre a su Divino Hijo;…” Y llegando a faltar vino, la madre e Jesús le dijo: No tienen vino” …Parece que a Jesús no interesa la situación de los esposos y convidados; …” Jesús le dijo: ¿Qué (nos va en esto) ¿A Mí y a ti, mujer? Mi hora no ha venido todavía” …De las palabras de Jesús, dice San
Agustín; …” ¡Oh respuesta! ¿Acaso vino el Salvador a estas bodas únicamente con el objeto de enseñar a los hijos a no cuidarse de las instancias
y deseos de sus madres?” … Refuerza San Bernardo; …” ¡No! La propuesta de la madre no
fue una falta, tampoco fue una reprensión la respuesta del Hijo. Al mostrarse María sensible a la mortificación que experimentaban los dueños de la casa porque no tenían más vino, mostró a Jesús toda la bondad y ternura de su corazón: y al decir a su Hijo simplemente: …” No tienen vino” …Dio a entender que estaba segura de la bondad de su corazón; bondad tan grande que basta manifestarle la necesidad para obtener el auxilio”
… ¿Por qué, el más Santo de los Hijos da una respuesta tan dura a la más respetable de las
madres? Oigamos a San Agustín; …” Jesucristo, es un solo Hijo en quien, como lo habían anunciado os profetas, todo es nuevo y singular; el solo Hijo nacido de Madre sin Padre: de Padre sin madre había nacido el verdadero Dios antes de todos los tiempos, y de Madre sin padre había nacido Hombre en el fin de los tiempos. Así, pues, en su respuesta a María anunció Jesucristo claramente el misterio de estos nacimientos, de estas dos naturalezas. Porquecomo Hijo de Dios, no tienen madre en el cielo, y por eso llama a María mujer, y no madre. Además, el milagro que María pide, y Jesucristo pensaba hacer, no podía hacerlo según la flaqueza humana, sino por el poder de la naturaleza divina; y según estan naturaleza, María nada tenía de común con Jesucristo. Es decir, el Señor no hablaba como Hijo del hombre, porque estaba para obrar un prodigio en cualidad de Hijo de Dios” … En otro apartado de su obra dice; …” La madre de Dios, exigió el milagro, no sólo por compasión a los convidados, sino por amor a Jesucristo; y quiso con esta petición
obligar al Hijo a acelerar la manifestación de su divinidad. Jesucristo, pues, al añadirle;
…” Aún no ha llegado mi hora” …Fue lo mismo que decirle: …Mas como Hijo del hombre, te
reconozco por mi Madre, a quién debo obediencia y respeto. Yo te complacería al momento, pero lo que me detiene es que aún no ha llegado la hora en que, como tu deseas, me manifieste al mundo” …En verdad que nos sentimos en la parte baja de los edificios gigantescos, que en este caso son los Doctores de la Iglesia, asistidos por el Espíritu Santo que nos dan a conocer la interpretación de los Santos Evangelios, que tocan las cuerdas sensibles del amor a Dios y apreciar cuan misericordioso es para con el pecador. Continuando con el Obispo de Hipona; …” En él ha distinguido su doble filiación y naturaleza; la divina y la humana. Como Dios no la reconoce por Madre; como hombre la obedece con respeto, y se muestra de este modo verdadero Hijo del Hombre en el momento mismo en que revela su superioridad y su independencia como Hijo de Dios” …María comprendió la respuesta de Jesús; …” Su madre dijo a los sirvientes: Cualquier cosa que Él os diga, hacedla” …Por ello, el corazón del cristiano católico, vive la sublime fe de María.
hefelira@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here