Reflexiones Amorosas

0
632

…” Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que perseverare hasta el fin, ése será salvó”

EL TRIUNFO REDENTOR DE LA ASCENSIÓN DE JESÚS

POR: Antonio Fernández

Jesús prometió a sus discípulos la venida del Espíritu Santo y ser testigos de la verdad, habremos de comprender que en las penas, tribulaciones y tristezas de nuestra efímera existencia será siempre superar las crisis del alma abandonándose en las manos de nuestro amado Padre, razón por el que Jesús da a saber a sus discípulos: …” Cuando venga el Intercesor, que os enviaré desde el Padre, el Espíritu de verdad, que procede del Padre, Él dará testimonio de Mí” …Profundizando en el momento que el Señor promete a sus discípulos la venida del Espíritu Consolador y de verdad que procede del Padre, y también del Hijo, no tiene otro objeto o razón sino la salvación de las almas el haber enviado su divino Hijo. Jesucristo Nuestro Señor anuncia que nuestra santificación es motivo de la misión a Él encomendada a través de la otra persona divina: El Espíritu Santo. Jesús lo envía desde la diestra del Padre, dará testimonio del Hijo y a conocer que Jesucristo Nuestro Señor es verdaderamente Dios. Lo que padeció en su paso por el mundo fue para redención de las almas. Dijo Jesús; …” Y vosotros también dad testimonio, pues desde el principio estáis conmigo” … El Espíritu Santo inspirará siempre para que den testimonio de Mí, porque estuvieron siempre a mi lado, conocieron la santidad de la doctrina y los prodigiosos milagros, que solo Dios puede hacer.

…” Os he dicho esto para que no os escandalicéis” … ¿Qué hubiera sucedido con los discípulos, sí la palabra de Jesús hubiera escuchado desde el principio o un poco más adelante? Se habrían atemorizado y no hubieran comprendido el valor trascendente del martirio al dar la vida por su Maestro, pero la prudencia de Jesús es parte de su infinita sabiduría, siendo bueno aprender de ella; ser pacientes y oportunos en las cosas del cielo, una cosa es decir serán perseguidos por mi causa, pero si esta cimentada en su alma y corazón la razón de su pasión, crucifixión y muerte afrentosa de Cristo Nuestro Señor, es porque se ha asimilado las enseñanzas que recibieron de Él, la verdad de la obra que vino a cumplir; el martirio es una gracia sublime que Dios concede a las almas. La persecución al cristiano católico surge en la mayoría de las veces donde menos se puede esperar: tentaciones que inducen a obrar mal, impulsos repentinos que inducen a la perversión moral, física o familiar, las continuas traiciones y engaños es caminar por el mundo siempre en estado de alerta, dice el dicho; … no se sabe en qué momento salta la libre…El enemigo malo asecha el alma, cuando está va por el mundo descubre la falta de la gracia y su poca santificación, que sus convicciones no son firmes, con la precisión de la araña recibe los hilos con múltiples tentaciones sean carnales, robo, envidia, soberbia o perversidad e inmoralidad; pero viviendo en estado de gracia el Señor aviva los sentidos, la conciencia habla al corazón y evita caer. Es la persecución por causa de Dios, siempre hay un Judas dispuesto a traicionar.

Advierte Jesús a los discípulos, vivirán momentos en que abrumados y oprimidos por el acoso rabioso de perseguidores incrédulos que guardan en su corazón el odio y el furor por mi causa, de esos, unos son los lobos que buscan quitarles la vida por una sola razón, el nombre de Jesús; otros vestidos con piel de oveja tenderán la telaraña del engaño y la contradicción, unos y otros van a lo mismo, por ello dijo;…”Os excluirán de las sinagogas; y aun vendrá tiempo en que cualquiera que os quite la vida, creerá hacer un obsequio a Dios”…Porque la verdad siempre está fortalecida en la buena doctrina. El obrar con la verdad en quien no está acostumbrado prefiere jugar la mentira como verdad, no podrá adecuar su forma de ser porque prefiere esta forma dado que por ella obtiene los provechos y beneficios que busca, en los pocos que han hecho de la verdad un habito esquivan la tentación que puede hacerles caer en mentira, la conciencia esta para evitar la mentira y el cristiano católico hablará

con la verdad, aunque esta tenga consecuencias, por eso el Señor pide sostenerse en ella;…”Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”…El demonio, padre de la mentira, maestro habilidoso de ella crea razones aparentes de una realidad innecesaria lleva al cristiano católico hacer de la mentira un habito, aunque después recapacitando el error que lo tiene atado, la voz de Dios le hará reaccionar. La palabra de Jesucristo Nuestro Señor es una continua Cátedra, en que se aprende a no bajar la guardia contra el tentador que induce a cometer grandes males haciendo creer que se está obrando bien cuando no se conoce la verdad revelada por Dios, se cae en la trampa del inicuo engañador el demonio, dice San Pablo;…”Aquel (inicuo) cuya aparición es obra de Satanás con todo poder y señales y prodigios de mentira”…Así muchos que dicen: no conozco lo que el Señor vino hacer al mundo, ni su doctrina y mandamientos, la realidad que solo conoce por comentarios y no ahonda la verdad revelada se equivoca perjudicándose así mismo se aleja de Dios Nuestro Señor al rechazar su amor y la verdad que está en su palabra. El pecado de Eva y Adán; no se hubiera cometido de no haber aceptado, no creído y no haberse confiado del engaño de la serpiente no hubieran sido llevados al mal, no se hubieran atrevido desafiar a Dios. Los actos de Satanás son las del hábil engañador que induce las almas al mal con apariencia de bien, así corrompe a Caifás, cuando condeno a Jesús con aspavientos de una falsa piedad, afirmando con escandalo haber oído a Cristo Nuestro Señor blasfemar y el sanedrín en coro estuvo de acuerdo con Caifás, de donde escuchamos a Jesús referirnos de ellos; …” Vosotros sois hijos del diablo, y queréis cumplir los deseos de vuestro padre. Él fue homicida desde el principio, y no permaneció en la verdad, porque no hay nada de verdad en él. Cuando profiere (dice) la mentira, habla de lo propio, porque él es mentiroso y Padre de la mentira” …Jesucristo Nuestro Señor conoce lo más recóndito del mal para bien nuestro y nos previene al sentenciar la actitud del demonio, su astucia, falsedad y mentira nos las descubre, esto sucede en muchas personas envueltas por una persona inicua y engañadora que inculca ir al pecado. Vuelve Jesús a que se reconsidere su palabra cuando dice;…”Y os harán esto, por qué no han conocido al Padre, ni a Mí”…San Juan Crisóstomo examina la palabra de Jesús y dice;…”No era necesario que os lo dijera luego, puesto que hasta ahora, vuestros enemigos han dirigido todos sus esfuerzos directamente contra Mí”…Cuando Yo no esté en el mundo, este ira contra ustedes, pero la misericordia de Dios es por si misma verdad, la palabra que da el Padre en su Hijo habrá de encarnarse en el entendimiento a estar presente en el alma del cristiano católico;…” Os he dicho esto, para que, cuando el tiempo venga, os acordéis de que Yo os lo había dicho. No os lo dije desde el comienzo, porque Yo estaba con vosotros” …El Señor cuida a sus discípulos como la gallina a sus polluelos, atento a los peligros de la vida las necesidades temporales, y por sobre todo las espirituales, así hasta su segunda vuelta los adoctrinados se mantendrán a su lado, como fue en sus discípulos cuando ascendió a los cielos el Espíritu Santo vino en ellos inspirados por Él, todo lo vivido, conocido y escuchado al lado de Cristo Nuestro Señor ahora comprendido y entendido. Para no ser tomados por sorpresa y caer en la tentación del enemigo malo, tuvieran como lo pide a las almas de todos los siglos: obrar como pidió su Maestro a sus discípulos lo cumpla a diario el cristiano católico. La vida es campo de prueba, se caminará con trabajos y esfuerzos, persecuciones y sacrificios, lágrimas y angustias que parecerá llegar al punto de fallecer, pero la fe en Cristo sobrepone el Alma en este mundo a la perfecta alegría que jamás terminará. Mientras esperamos la vuelta gloriosa del Señor, el Espíritu Santo es nuestro defensor, consolador y sostenedor para que el alma sea para Dios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here