Reflexiones Amorosas

0
2027

CRISTO COMPASIVO Y MISERICORDIOSO

POR: Antonio Fernández

…” Mas llegando a Jesús y viendo que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas; pero uno de los
soldados le abrió el costado con la lanza, y al instante salió sangre y agua “… (Jn. 19, 33-34)

¿Dónde está el principio? Vamos al evangelista cuando Cristo Nuestro Señor ha entregado su alma al Padre, y su divino cuerpo clavado en la Cruz del Calvario; …” Como era la preparación de Pascua, para que los cuerpos no quedasen en la cruz durante el sábado-porque era un día grande el de aquel sábado-los judíos pidieron a Pilato que se les quebrase las piernas y los retirasen “… Lleva la maldad de esos judíos réprobos intrigar ante Pilato, temían que en plena Pascua, la gente venida de todo Israel, en su mayoría simpatizaban con Cristo Nuestro Señor, al verlo crucificado, entenderían la injusticia de una muerte propia para criminales, la que se dio a Jesús que no merecía, conocía el pueblo la aversión del sanedrín contra Jesús, y reconocería que los autores intelectuales de su muerte era ellos, vendría la reacción de una rebelión donde podían morir, perdiendo el control que sobre el pueblo tenían. Pilato, enfadado e incomodo, fastidiado y hastiado del sanedrín, accede a su capricho, le informan: los que están con Jesús continúan con vida, solo Él ha muerto, echo que llamo su atención, dio las ordenes respectivas y se fueron los soldados, reza el evangelio; …” Vinieron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero, y luego del otro que había sido crucificado con Él “ … Con una bola de acero atada a una cuerda y la habilidad del soldado la lanza con fuerza contra sus piernas, hasta escuchar la rotura de sus huesos, ¿qué ocurría? se desangraba interiormente, el dolor insoportable los lleva pronto a la muerte, ojala en ese momento el ladrón que increpo a Jesús, se halla acordado de las palabras que dijo Dimas, el ladrón arrepentido y él también se halla arrepentido; …” Mas llegando a Jesús y viendo que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas”…El soldado que lleva esta misión obedeció, vió al cadáver, no por respetar su muerte, era obedecer lo ordenado y no pasarse de ahí, lo que podría decirse, aquí no hay mas que hacer y retirarse, pero los planes de Dios son otros, el soldado tenía que cumplirlos, es aquí donde uno se pregunta; …Señor ¿Porque dejaste lastimar el cuerpo de tu divino Hijo, acaso ya no había padecido en exceso por nosotros la ignominia de la humanidad? Es nuestra forma humana de pensar, vamos al momento que Jesús anuncio a sus discípulos iba a padecer por el sanedrín, dijo Pedro; …” Esto no te sucederá, por cierto. Pero Él volviéndose, dijo: ¡Quítateme de delante satanás! ¡Un tropiezo eres para Mí, porque no sientes las cosas de Dios, sino la de los hombres! “… Así sucede ante las adversidades de la vida, no vemos como obra la mano de Dios en nuestro proceder, renegamos, porque no vemos, y menos entendemos, la enseñanza que Dios Nuestro Señor dio a la posteridad de los siglos, Santa Margarita María confirma; … “Si veis en vosotros un sinnúmero de impaciencias y enojos, arrojadlos en la fragua de la mansedumbre del amable Corazón de Jesús, para que os hagan mansos y humildes “…
… “pero uno de los soldados le abrió el costado con la lanza, y al instante salió sangre y agua “… ¿A qué atribuimos este proceder no ordenado por Pilato? No olvidemos, los seres humanos son instrumentos de Dios a su servicio, así respondió el Imperio Romano a la voluntad de Dios, destruyendo el templo de Jerusalén hasta sus cimientos, es celebre aquella frase de los soldados; …Ya no hay nadie a quien matar, ni que robar, respuesta del César, que no quede piedra sobre piedra”…Así fue cumplida la profecía de Jesús, pues, este proceder del soldado de la lanzada, tiene mas fondo, quiso el Señor que la lanza penetrará su costado de abajo arriba, sin quebrar sus huesos, creí fue obra del Espíritu Santo que el soldado actuará, aceptaba que la lanza no toco el corazón de Jesús, se me hacía imposible pero más adelante lo tuve que aceptar, la lanzada penetro tan a fondo que desbarato su Sagrado Corazón, el mundo y la posteridad de los siglos guardo este dolor. Recordemos, cuando Dios da, da a manos llenas, así cuando el soldado retira la lanza, saltan las últimas gotas de su preciosísima sangre, con ello ha dicho Jesús; …Hijos míos, son las últimas gotas de mi sangre, ya no hay más, la demás a pagado los pecados de la humanidad;…” Y el que vio, ha dado testimonio-y su testimonio es verdadero, y el sabe que dice verdad- a fin de que vosotros también creáis. Porque esto sucedió para que se cumpliese la Escritura: Ningún hueso le quebrantaréis. Y también otra Escritura dice: Volverán los ojos hacia Aquel a quien traspasaron “…
hefelira@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here