Reflexiones Amorosas

0
1068

DE IGNORANTES LOS HIZO SABIOS

POR: Antonio Fernández 

…” Me voy y volveré a vosotros. Si me amaséis, os alegrarais de que voy al Padre,
porque el Padre es más grande que yo “… (Jn 16, 28)

Cristo Nuestro Señor momentos antes de ser tomado preso por la turba liderada por Judas Iscariote, reunido con sus discípulos anuncia que lo profetizado empieza a ser realidad, la obra de Dios su Padre, y dijo; …” Os he dicho estas cosas durante mi permanencia con vosotros. Pero el intercesor, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todo, y os recordará todo lo que Yo os he dicho” … Aquí entendamos que vendrá a ellos el Espíritu Consolador, la tercera persona de la Santísima Trinidad, que procede del Padre y del Hijo; también se comprende la razón de que sus discípulos escucharan constantemente a su Maestro, aunque no comprendían muchas cosas, la instrucción del Señor fue acumulándose en ellos, el mismo da a conocer que todo a la venida del Espíritu Santo lo comprenderán, y ya no repreguntaran más, porque su memoria atraerá lo guardado, y ayudará a unir, expresar y propagar las revelaciones recibidas de su Maestro; habrán recibido la luz de la sabiduría para catequizar, ilustrar, y vencer el error en el mundo que conquistaran inspirados siempre en la palabra de su Maestro. Comparando lo anterior, así es en el cristiano católico, cuando dócil a la palabra del Señor, es paciente y espera el momento que bien conoce el alma, cuando del Señor recibe la gracia que necesita para su vida espiritual y la temporal. Continuando con Cristo Nuestro Señor; …” Os dejo la paz, os doy la paz mía; no os doy Yo como da el mundo. No se turbe vuestro corazón, ni se amedrente; acabáis de oírme decir; Me voy y volveré a vosotros. Sí me amaséis, os alegraríais de que voy al Padre, porque el padre es más grande que Yo. “… Adoctrinando San Agustín a la posteridad de los siglos, sobre las palabras de Jesús; …” Jesús nos deja la paz en este mundo como medio para vencer a nuestros enemigos y para que nos amemos los unos a los otros. Jesús nos la dará también en los siglos futuros, cuando reinaremos sin temor a los ataques enemigos, ni a las disensiones de los hermanos “… Pide Jesús, la aplicación del mandamiento; …” Amarás a tu prójimo como a ti mismo” …Significa algo imposible, porque el ser humano no ha hecho en este mundo: vivir en paz con todos; ¿Cuesta trabajo cultivar esta virtud?
¿Cómo fue que los discípulos dejaron la ignorancia? El Señor los hizo sabios. Adelanta Jesús lo que ellos a ese momento no entendían, ya tendrán presente sus proféticas palabras, cuando dijo; …” Os lo he dicho, pues, antes que acontezca, para que cuando esto se verifique, creáis. Ya no hablaré mucho con vosotros, porque viene el príncipe del mundo. No es que tenga derecho contra Mí. Pero es para que el mundo conozca que Yo amo al Padre, y que obro según el mandato que me dio el Padre” … Vino la hora dispuesta por Dios: el día de Pentecostés, -Día que se celebran los cincuenta días después de la pascua. La Iglesia católica conmemora la venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles-revelado en las Sagradas Escrituras, siendo en el libro de los Hechos de los Apóstoles, donde Dios muestra las obras principales que el Espíritu Santo inspiro, y hoy con respeto escuchamos de su venida al mundo; al instante que Cristo Nuestro Señor es recibido en la gloria eterna, tomando su lugar a la diestra de Dios su Padre; …”Al cumplirse el día de Pentecostés, se hallaban todos juntos (Apóstoles) en el mismo lugar, cuando de repente sobrevino del cielo un ruido como de viento que soplaba con imperio, y llenó toda la casa donde estaban sentados. Y se les aparecieron lenguas divididas, como de fuego, posándose sobre cada uno. Todos fueron entonces llenos del Espíritu Santo y se pusieron hablar en otras lenguas, (diferentes idiomas) tal como el Espíritu les daba que hablasen” … No solo se les concedió el milagro de las lenguas, sino que vino sobre ellos vastísima sabiduría para predicar el Evangelio en las naciones a donde fueron a predicar. Y claro, para nuestra fe y confianza en Dios, es reconocer, que la palabra del Evangelio, gracias a ellos no ha dejado de propagarse en el mundo cada siglo, y aquellos hombres rudos y rudimentarios, esforzados en el trabajo de pescadores, que amaban a Jesús, poco comprendían de sus enseñanzas, pero se convierten por obra y gracia del Espíritu Santo en las doce columnas, que en las Catedrales del mundo están representados con doce columnas, a los que sembraron la semilla de Cristo Nuestro Señor, la semilla del reino de los cielos, la semilla de su doctrina y mandamientos, de donde dijo Jesús; …”Y Yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre está piedra edificare mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” …A Pedro Cristo Nuestro Señor le dio la primacía, eso no quiere decir que los demás quedaron excluidos, ¡No! Esas doce columnas son porque para Jesús fueron los fervientes, piadosos y apasionados ardientes predicadores fundadores de la Iglesia Apostólica, fortalecieron a miles de almas del mundo hasta ese entonces conocido, en el cristianismo, fueron robustecidas, a las que reconfortaron y alentaron en la fe, de los Apóstoles nace el cristianismo combatido por el imperio romano durante trescientos años, derramando durante tres siglos la sangre de los mártires de Cristo Nuestro Señor, donde los Santos Apóstoles dieron testimonio al morir como mártires de Cristo, los sembradores del terreno fértil, que depositando la semilla brotaron mas millones de nuevos cristianos. Así fue el fruto de una ignorancia redimida por Dios en los Apóstoles, a los que hizo sabios. hefelira@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here