Reflexiones Amorosas

0
164

ANGUSTIA Y AFLICCIÓN DE LOS APÓSTOLES

POR: Antonio Fernández

…” Y ahora voy al que me envío, y ninguno de vosotros me pregunta: ¿Adónde vas? Sino que la tristeza ha ocupado vuestros corazones porque os he dicho esto “… (Jn 16, 5-6).

Así como dijo a los Apóstoles, así nos lo ha dicho, repasando aquellos momentos en que te atrancas en las cosas buenas o malas de la vida, quisieras retroceder, pero la soberbia maligna te enreda más, no deja razonar, no da tiempo a buscar otro camino porque se está desesperado en obtener lo que se quiere, pero cuando se atiende a la palabra de nuestro Salvador, es que se ha puesto en el corazón por su deseo el camino saludable que permitirá encontrar la orilla del mar tempestuoso en que nos hemos introducido, lo dijo a los suyos, y también al cristiano católico de todos los tiempos; …” Sin embargo, os lo digo en verdad: Os conviene que me vaya; porque, si Yo no me voy, el Intercesor no vendrá a vosotros, más si me voy, os lo enviaré “…La promesa de Jesús, enviar al Intercesor desde el cielo, para cumplir este mandato padecerá, morirá y resucitará, después ascender a la casa del Padre.
Refiriéndose Jesús al Paráclito; …” Y cuando Él venga, presentará querella al mundo, por capítulo de pecado, por capítulo de juicio; “…Puesto el mundo en el banquillo de Dios a la venida del Espíritu Santo, lo va a convencer de ser esclavo del pecado, y que el Hijo de Dios, Nuestro Señor Jesucristo es justo, el demonio vencido y condenado eternamente, dice San Agustín; …” ¿Por ventura, no arguyó (explico) Jesús al mundo de pecado, de justicia y de juicio? Cierto que sí. Mas para que entendamos que por el Espíritu Santo la caridad de Dios se ha difundido en nuestros corazones, y con ello hemos conquistado la libertad de argüir (debatir) con Cristo al mundo pagano, de justicia y de juicio” … El objeto a demostrar es el pecado, y el espíritu demostrará el pecado de la incredulidad, de donde dijo Jesús; … “por capítulo de pecado, porque no han creído en Mi “ …Revelará que la incredulidad del mundo, en especial para el cristiano católico, convencerse de que hallará tropiezos y tentaciones de apartarse con duda recelosa de la fe en Cristo Nuestro Señor, es caer en la inclinación de nuestras debilidades perder los bienes espirituales, morales, familiares y personales, donde el demonio empuja, incita y conduce, a quien obrando de esta forma manifiesta su incredulidad, al no aceptar a Cristo Nuestro Señor como su salvador, al negarse escuchar su palabra de misericordia; …” ¡Porque el Hijo del hombre ha venido a salvar lo que está perdido “…Debiera agradecer la humanidad y corresponder a la benevolencia de Jesús haciendo suya su palabra, creyendo con fe en Él. El Espíritu Santo muestra nuestra realidad, imposible justificar lo contrario, lo guardado en el corazón Él lo ve y juzgara.
Continua el Señor; … “Por capítulo de justicia, porque Yo me voy a mi Padre, y vosotros no me veréis más “… Se demostrará al mundo ser culpable o inocente en este juicio, prueba de ello es cuando Jesús obra el prodigio de curar un mudo, los fariseos murmurando entre ellos dijeron; …”Por obra del príncipe de los demonios lanza los demonios “… El triunfo de su resurrección y su glorificación, son testimonios fidedignos e irrefutables de su naturaleza divina, y en ella se muestra su misión de Salvador;… “Por capítulo de juicio, porque el príncipe de este mundo está juzgado “…La muerte de Cristo Nuestro Señor ha sido la derrota y condenación definitiva del demonio y sus ángeles pérfidos. Con lo anterior no quiere decir que ha quedado sometido, el va a la venganza, va a zafarse de esa condenación de su castigo, ciertamente jamás lo podrá hacer, le esta permitido obrar para probar la lealtad del cristiano católico, porque aquel que no lo es, de ese está seguro el Diablo porque son para él un camino conquistado, difícil modifique su vida y si lo hace, sabe cómo volver por ellos, dado que atados a su voluntad, el demonio impedirá la propagación del reino de Cristo, por eso ataca las almas de santidad, ataca las familias católicas que han cumplido con el sacramento del matrimonio, creando discordias y se rompa el vínculo del sacramento, induce al católico bautizado a renegar de su catolicismo al desvirtuar el sacramento del bautizo y el de la comunión y confirmación, cayendo en los engaños que le tiende se aleje de Cristo Nuestro Señor renegando de su fe, en ello el demonio busca romper la armonía con su Salvador, si el mundo anda perdido, quiere que los que no están, se pierdan, esos son sus principales objetivos: lograr su condenación, pero sus maldades se hundirán por su propio peso en definitiva, dado que Cristo Nuestro Señor ha triunfad en si mismo; …” los exhibió a la infamia, triunfando sobre ellos en la Cruz. hefelira@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here