Reflexiones Amorosas

0
281

EL NAZARENO CRUCIFICADO

POR: Antonio Fernández

…” Mas él les dijo; (El ángel) No tengáis miedo. El Nazareno crucificado; resucitó, no está aquí. Ved el lugar donde lo habían puesto “… (Mc. 16, 6)

Las obras de Cristo Nuestro Señor en su peregrinar por el mundo, fue llevar a su pueblo y la humanidad a su salvación redimiéndola del pecado, a eso vino y eso realizó, decirlo es fácil, pero modificar la conducta humana es de lo más difícil, para ejemplo, pongamos nuestra conducta en un espejo a solas y repasemos nuestras costumbres y malos hábitos, tomando un esfuerzo decir, esto ya no lo volveré a hacer, pero atraigo a tu mente cuando dijo Jesús; … “Velad y orad, para que no entréis en tentación. El Espíritu dispuesto, (está) más la carne, es débil “… Y tomar en valor verdadero sus palabras, al tiempo que se quiera, volver a repasar los hábitos y costumbres, y encontremos que continúan, y hay otros más, De donde es escuchar la gente del mundo sobre la conducta humana; decía un emperador romano; …se podrá cambiar toda una ciudad entera hasta sus cimientos, que la manera de ser y actuar de un hombre… La obra que Jesús vino a sembrar en las almas y en los corazones el medio por el que se vencerá el pecado, se logrará por la fe en el Nazareno Crucificado, creer en sus enseñanzas y la razón de sus obras, las almas de fe, creerán y aceptaran su palabra porque en ellas hay un interés trascedente: su salvación, y encuentran por convicción, que el valor fundamental es creer y aceptar que en la Santa Misa; …”Es el mismo Jesucristo Hijo de Dios, el que como Sacerdote se inmola así mismo como Victima inmaculada Santa a su Padre por la redención del mundo”… Para todo lo que se menciona y mucho más, se comprender que Cristo Nuestro Señor fue un buscador de fe, porque solo almas y corazones de fe creerán y reconocerán lo que vino al mundo a realizar para su mayor gloria y solo la fe orienta e ilumina a que en ella está la salvación del alma. Punto trascendental de su redención es su resurrección anunciada a sus discípulos; …” Un poco de tiempo y ya no me veréis: y de nuevo un poco, y me volveréis a ver, porque me voy al Padre. Entonces algunos de sus discípulos se dijeron unos a otros: ¿Qué es esto que nos dice: Un poco, y ya no me veréis, y de nuevo un poco y me volveréis a ver, y Me voy al Padre” … Anuncia su Resurrección a los discípulos, que no entendían, para ellos una persona muere y ahí termino su existencia en el mundo, el Maestro va a morir, ¿Como que va a volver? La fe en la palabra de Jesús es determinante, por eso, profundizar curiosamente en ella es caer en un abismo que la incredulidad sepultará, por ello, creer en su palabra como verdad eterna y tomarla como regla de salvación.
Para aceptar de corazón que después su muerte, vino su resurrección, volvemos a los mismo creer y aceptar, admitir y confesar de corazón que Jesús Hijo de Dios resucito al tercer día como Él lo anuncio y cumplió al obrar el milagro de los milagros: al resucitar vino la redención de la humanidad, consumado el hecho divino: la salvación de las almas, el demonio quedaba expulsado, y el cristiano católico exclame en su corazón; …” ¡Resucito Cristo, mi esperanza! “ …
El Evangelista expone con claridad el hecho milagroso de la Resurrección del Señor. Apreciando de este momento para fijar en la mente los hechos evangélicos; …” Pasado el sábado, María la Magdalena, María la de Santiago y Salomé compraron aromas, para ir a ungirlo “… Es de comprender que la espera en ellas bullía en su interior un gozo de volver a mirar a su Señor, como el dijo al tercer día resucitar, no esperaron al día, sino que uno antes se dieron tiempo a buscar el mejor perfume, porque el Señor merece lo mejor de glorificarlo, por eso pregunto, en casa, oficina o a la Iglesia alguna vez se ha depositado cuando menos una flor, si se ha hecho, el Señor lo agradece con gozo; no lo has hecho, el Señor ve tu corazón, no guarda nada, solo aprecia tu actitud hacia Él.
Continuando; … “Y muy de madrugada, el primer día de la semana, llegaron al sepulcro, al salir el sol. Y se decían unas a otras: ¿Quién nos removerá la piedra de la entrada del sepulcro? “…Conmovidas del momento de ver a su Señor, no esperaron la claridad del día para ir al Santo Sepulcro, y antes de la alborada ya iban en camino con su carga de perfumes, iban no con el deseo de verlo únicamente, sino porque creyendo en su palabra la fe las movía ir al Nazareno Crucificado y verlo resucitado, gozosas hablarían de los bienes recibidos, de su palabra de todo lo que almas amorosas del Señor puede salir de su corazón en alabanzas y reconocimiento, su corazones latían conforme se acercaban con mayor fuerza, que nunca pensaron en ser acompañadas por hombres que les ayudarán amover la pesada loza que tapaba el Sepulcro de su Señor, pero la fe mueve montañas y graciosas, dejaron por decir todo al Señor; …Él proveerá… dice el Evangelistas; …” Y al mirar, vieron que la piedra ya ha sido removida, y era en efecto sumamente grande “… Gozo y dolor fue en ellas, como relámpago vendría a su mente; … ¿Qué ha pasado? ¿Quién vino antes? ¿Se ha llevado al Señor? …Y la decisión de la fe, no las detuvo, con valor obraron, dice el Evangelista; … “Y entrando en el sepulcro vieron, sentado a la derecha, a un joven vestido con una larga túnica blanca, y quedaron llenas de estupor “… Es el ángel guardián del Sepulcro que está a su espera, el resplandor de su blancura lastima sus ojos, ¿Las santas mujeres al llegar al sepulcro, podemos imaginar lo que encontraron? No es como cuando vamos al Cementerio vemos cruces, placas con nombres, flores, en el Sepulcro del Señor esta la excelencia divina en su sencillez, sobriedad y austeridad, está un ángel vestido de blanco, lo que nos lleva a comprender, que los ángeles en la gloria celebran la Resurrección del Señor; que en la gloria eterna los ángeles están en fiesta por la Resurrección del Nazareno Crucificado, las Santas Mujeres prestan oídos a la voz del mensajero divino; El Nazareno Crucificado: Resucito. Está fue la sorpresa con que son recibidas al arribar al lugar, sorprendidas de ver al Espíritu Celeste, sentado sobre la roca, las confundió, no sabían que decir o preguntarle, ¿el asombro no dio oportunidad a preguntar; … ¿Quién eres? se cerraron sus labioso, conociendo su interior tranquiliza su corazón; … “No tengáis miedo, A Jesús buscáis, el Nazareno crucificado; resucitó, no está aquí. Ved el lugar donde lo habían puesto “… En un instante se calma su apasionamiento, escuchan las Santas mujeres razonando cada palabra, recordemos, los ángeles son espíritus puros al servicio de Dios, no obran como los seres humanos, que cuando se les pide llevar un mensaje se adorna más, para que diga bien de él, aprovechar la oportunidad agregando cosas a los mandatos del superior, para ganar simpatía, los ángeles en los mandatos de Dios, repiten palabra por palabra lo que el Señor a dispuesto, en este caso su explicación es la palabra de Dios;… “Pero id a decir a los discípulos de Él y a Pedro: va delante de vosotros a la Galilea; allí lo veréis, como os dijo; Hace una especial distinción el mensaje, a los discípulos y a Pedro, indicándole que ha sido perdonadas sus negaciones, sirva de ejemplo la misericordia de Dios, y la verdad de su palabra en agonía; …” Señor perdónales, porque no saben lo que hacen. A la sentencia ordenada por Pilato se escriba un letrero en la parte superior de la Cruz; …”Jesús Nazareno Rey de los judíos” …Y el mismo Pilato lo deja crucificado. ¿Y tu también lo crucificarás con tu conducta?
hefelira@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here