Reflexiones Amorosas

0
388

CINCO PANES Y DOS PECES

POR: Antonio Fernández 

…” Tomó, entonces, Jesús los panes, y habiendo dado gracias, los repartió “… (Jn 6, 11)

El gozo de vivir la disposición que ve Jesús en la muchedumbre, es jubilosa alegría en el Señor con los suyos de tan esplendoroso cuadro, dijo el Evangelista; …” Entonces subió a la montaña y se sentó con sus discípulos. Estaba próxima la Pascua, la fiesta de los judíos “… El evangelio explica la razón de tanta gente en los caminos y poblaciones camino a Jerusalén, algunos han recibido con aceptación la palabra de Jesús al ir a celebrar la pascua judía. Este pasaje de la vida de Jesús, sucede exactamente un año antes de pasión crucifixión y muerte, antes del sacrificio del Cordero Pascual, esto es, antes de terminar las celebraciones, por lo que de su prodigioso milagro participan muchos que venían de tierras lejanas. El pecador arrepentido debiera aprender de ellos e ir hacer guardia en el confesionario a la espera del sacerdote, esto es el Tribunal de Dios. Continuando; …” Jesús, pues, levantando los ojos y viendo que venia hacia Él una gran multitud, dijo a Felipe: ¿Dónde compraremos pan para que éstos tengan que comer? “… Jesús enseña, antes de obrar, es necesario pedir a los neófitos su comentario, así valorar la fe. Veamos en este comentario la compasión misericordiosa de Jesús, conociendo la situación de la muchedumbre, antes de obrar lo que solo Él puede hacer, detiene un instante su obra, y da lugar a sus discípulos deseando saber lo que piensan del estado de la muchedumbre, en especial a Felipe para instruirlo que no es de Dios dejar a su suerte las almas necesitadas de Él; …” Decía esto para ponerlo a prueba, pues Él, por su parte, bien sabía lo que iba a ser “… Amoroso es el Señor, ante la pregunta, Felipe se ve obligado a declarar la carencia que todos ven, ello da mayor esplendor al milagro, pues si no hubiera hecho la pregunta, el milagro no tendría el efecto deseado por el Padre; …” Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no les bastarían para que cada uno tuviera un poco “… Queda manifestado claramente, humanamente no hay la condición de alimentar la multitud, las posibilidades eran remotas, estaban lejos de poblaciones donde cada quien podía conseguir provisión, todo esta como Jesús lo deseo para mostrar su divinidad, y en nosotros enseñarnos, que aunque las cosas de la vida pecadora nos tienen abrumados y encerrados, el sin solicitárselo, por la fe que se guarda en el interior, interviene para dar la mano de su misericordia y retirarnos del fango que ahoga; Jesús da mas de lo que se le pide, sacude el corazón apartado de Dios, para retornarlo a la casa del padre, recibirlo como en la parábola del hijo prodigo, el consuelo del padre al hijo que se había perdido; así nosotros miserables pecadores nos da vida en Él, y para Él.
…” Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Pedro, le dijo: Hay aquí un muchachito que tiene cinco panes de cebada y dos peces. Pero ¿Qué es esto para tanta gente? “… La afirmación de Andrés hace más clara la necesidad de alimentos y de que no lo había, lo reunido era una pequeña cantidad para tanta gente, Jesús lo conocía, por ello dice el evangelista; …” Él por su parte, bien sabía lo que iba hacer” … Quiere la aportación del pobre manjar: cinco panes y tres peces, falta ver la calidad de ellos, que no seria alimento de los pudientes, era de la gente pobre, eso quiso Jesús que así fuera, para demostrarnos que en la sencillez y pobreza está el gozo que deberíamos buscar, y no en las comilonas de cuaresma donde no se comerán carnes rojas, pero si hay unos banquetes de mariscos preparados en una y mil formas para fomentar la gula y no la abstinencia, que Jesús hace dos mil años, hoy iba a la mitad de su ayuno de cuarenta días. Por la multiplicación de los cinco panes y dos peces, Jesús nos pide para la cuaresma, que Él reconocerá esa abstinencia, y esos alimentos humildes, porque quien así obre, se identifica con Cristo padeciendo por nosotros. Quizá canse repetir este comentario, que se hace de una y otra forma, porque se olvida, repetido, la conciencia ayuda a mantener el mandamiento del ayuno y abstinencia, por ello, esos cinco panes y dos peces es escuchar al Señor cuando amoroso pide; …” Cuantas veces hiciereis esto hacedlo en memoria mía” …
…” Mas Jesús dijo: Haced que los hombres se sienten. Había mucha hierva en aquel lugar. Se acomodaron, pues los varones, en número como de cinco mil “…Vino la obra de Jesús que tenía preparada; …” Tomó, entonces, Jesús los panes, y habiendo dado gracias, los repartió a los que estaban recostados, y también del pescado, cuanto querían “… San Juan Crisóstomo el Patrono de los predicadores instruye; …” ¿Por qué Jesús, tomando el pan en la mano, levanta los ojos y bendice? Es necesario creer que Él tiene origen del Padre y es igual al Padre y tal igualdad la demuestra Él obrando con poder.” …Ha multiplicado los cinco panes y dos peces, porque la bendición de Dios todo lo puede, y cada uno los peces no ceso de aumentar, y los discípulos en recibir del Señor, entregar a cada persona de los cinco mil el alimento, muchos pedirían más y más entregaban, fueron testigos de la obra que solo Jesús Hijo de Dios hecho hombre puede realizar, lo vieron, lo palparon y hasta lo comieron, clara quedo su divinidad ante sus ojos la obra del Señor, y todavía habrá un año más en que el Señor se esforzará por que la fe aumente, este prodigioso milagro lo olvida la fragilidad humana, que hace olvidar lo que se vivió y se ha visto afectada su existencia, pasada la situación se vive lo que sigue y en nada se recuerda o evita lo pasado. Jesús sorprendió a la muchedumbre, comprenden que Jesús los alimento con sus poderes, pero ellos en vez de aclamar su divinidad, el celo del poder, empieza a confabular para llevar al Señor a Jerusalén y proclamarlo Rey aprovechando la celebración de la Pascua judía, fiesta instituida en memoria de la liberación de Egipto, así intentaron trastocar el bien espiritual recibido de Dios, veían en Jesús no al Mesías glorioso, sino al Mesías en el orden temporal que los sacudiría del yugo romano. Continua Jesús antes de retirarse, da instrucciones para que quede confirmada su obra prodigiosa; …” Cuando se hubieron hartado dijo a sus discípulos: Recoged los trozos que sobraron, para que nada se pierda “… Todo lo hizo Jesús con cinco panes y dos peces, motive nuestra fe a ser humildes de corazón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here