¿Qué se espera para la economía mexicana?

0
674

(AGENCIAS)

02 de Julio de 2018.- El consumo en México representa aproximadamente 66% del PIB y está determinado por la confianza que tenemos los consumidores sobre la situación económica (actual y futura), la expectativa de ingresos, la tasa de interés y la disponibilidad de crédito, entre otros factores. Con la arrolladora victoria de López Obrador en las elecciones se puede dar un efecto “euforia”, en el cual las personas se sienten tan contentas y confiadas sobre el futuro de México que pueden decidir consumir más. La expectativa de mayores ingresos, por las becas y ayudas que prometió en campaña también puede generar un incremento en el consumo. Parte de ese incremento puede darse vía crédito, aprovechando la enorme disponibilidad de créditos personales y la facilidad con la que se pueden obtener. El consumo se espera crezca desde este trimestre, y el siguiente año podría impulsar al crecimiento económico de manera significativa.

Por su parte la inversión (maquinaria y equipo), que representa aproximadamente el 20% del PIB de México, se espera caiga como consecuencia de la incertidumbre relacionada con las políticas económicas que el nuevo gobierno aplicará y su repercusión sobre la economía. Recordemos que es la primera vez que gana un candidato de izquierda y no se tiene certidumbre sobre cómo se manejarán algunos temas. Así, la transparencia y estabilidad que brinde el nuevo gobierno serán piezas claves para generar crecimiento en la inversión, que es el motor interno de cualquier economía. Por otro lado, está aún pendiente la renegociación del TLCAN, lo cual agrega incertidumbre y expectativas de caídas en la inversión productiva.

El gasto de gobierno, por supuesto se espera que baje durante el segundo semestre, pues ya no existe el efecto elecciones que motiva al gobierno actual a gastar más. Para los siguientes años, la propuesta de AMLO es de bajar el gasto, pero todo parece indicar que podría subir.

Así, el crecimiento de la economía podría terminar este año en un rango entre 2.3 y 2.5%, dependiendo de cuánto caigan la inversión y el gasto gubernamental en el segundo semestre y de cuanto se incremente el consumo. Para el siguiente año, asumiendo que el sector externo (exportaciones e importaciones) mantienen un ritmo constante de crecimiento, es posible alcanzar un alza en la economía superior al 3% si continúa en el efecto euforia sobre el consumo y si el gasto gubernamental sube. Sin embargo, esto también puede representar un riesgo en el futuro para la economía, ya que el sobre endeudamiento es el factor repetitivo en las crisis económicas.

¿Cuáles serán los retos del nuevo gobierno? En temas económicos definitivamente el mercado financiero internacional estará atento en el manejo de las finanzas públicas, pues con los apoyos prometidos podría incrementarse el déficit fiscal si no se balancea eliminando otros egresos. La relación comercial con Estados Unidos es otro punto sumamente relevante, ya que las exportaciones representan el 25% del PIB de México y el 80% de éstas tienen como destino Estados Unidos. Finalmente, el respeto a la autonomía del Banxico, a pesar de las alzas en tasas, y la libre flotación del peso, son factores importantísimos.

En otros temas, el estado de derecho, la disminución de la corrupción son factores clave para propiciar una sociedad más justa y equitativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here