Por poner en peligro la vida de visitantes, clausuran juegos del Parque La Esperanza

0
198

Gómez Palacio, Durango a 09 de Septiembre de 2019.- Por razones de seguridad, fueron clausurados los juegos mecánicos infantiles que desde hace algún tiempo operaban en el interior del Parque La Esperanza, ya que sus instalaciones eléctricas se encontraban en mal estado, además de que sus encargados carecían de extintores, la obligada señalización y seguro de responsabilidad.

La presente información fue proporcionada a los representantes de los medios de comunicación de manera conjunta por los directores de Protección Civil y Ecología, José Miguel Martínez Mejía e Hiram Brahim López Manzur.

Detalló el primero de ellos que las instalaciones eléctricas de los juegos que por las malas condiciones en que se encontraron, constituyen un serio riesgo para la seguridad de los infantes, incumpliendo la Norma Oficial Mexicana en la materia, además de que este conjunto de juegos debería contar con otras medidas de seguridad, tales como extintores, señalización, bitácoras de mantenimiento y seguro de responsabilidad.

Manifestó que la correspondiente inspección se llevó a cabo a petición de la Dirección de Ecología, luego de revisar el área en donde se encontraron unos cables sueltos conductores de electricidad y otros “parchados”, sin protección ni avisos de precaución, además de que se detectó que para mantener los juegos en operación, sus encargados se encontraban

“colgados” de manera ilegal en la toma del fluido eléctrico del propio parque, por lo que se deduce que no pagaban luz ni renta.

López Manzur, por su parte, explicó que de hecho, el contrato por el cual la anterior administración permitió la instalación de estos juegos mecánicos dentro del parque, expiró hace ya varios meses, por lo que el propietario sólo recibía ganancias, sin pagar ninguna contribución o servicio al municipio.

Recordó que por convenio con el Gobierno del Estado, el Parque La Esperanza se encuentra dividido en tres grandes secciones: el Museo Acertijo a cargo del DIF, la Procuraduría de la Defensa del Menor que de igual forma administra el estado y el área de juegos y canchas deportivas, responsabilidad a cargo del municipio, a través de la Dirección de Ecología.

Ahora se espera que el propietario se presente para corregir las mencionadas irregularidades, mismas que diariamente ponía en riesgo la vida de los más de cuatro mil visitantes que registraban las instalaciones cada fin de semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here