Polítuca Virtual

0
2301

COMO EL AGUA Y EL ACEITE 

POR: Cuauhtémoc Torres González 

Por más que hayan posado de manera amigable para la tradicional fotografía durante su primera gira de trabajo, en aparente señal de que sus relaciones gubernamentales marcharían sobre ruedas, resulta fácil deducir que de ninguna manera será así, aunque hacemos “changuitos” porque ambos olviden sus raíces partidistas y realmente laboren en beneficio de Torreón y de la región en general.
Está claro que Miguel Angel Riquelme Solís y Jorge Zermeño Infante, sólo guardarán las formas ante las miradas indiscretas de la ciudadanía y más ante las de los “chicos de la prensa”, pues es obvio que siempre estarán dividiéndolos los gruesos muros de sus respectivos partidos políticos. Y más en los difíciles meses electorales que se avecinan
No habían transcurrido ni las 72 horas en que, prácticamente, nuestras autoridades estatal y municipal se habían jurado “amor eterno”, en lo relacionado a la ejecución de obras mancomunadas, cuando surgió la primera disputa entre los dos niveles de gobierno, provocada por la supuesta falta de operación del Centro de Comunicaciones, Cómputo,
Control y Comando (C-4).
Y es que todo se debió a que nuestro alcalde se quejó de manera amarga e imprudente ante la prensa de haber recibido la ciudad sin cámaras de video-vigilancia y con el C-4 fuera de operación. Esto, como queriendo responsabilizar a las autoridades locales salientes (del PRI, pues).
Sostuvo, sin conocimiento de causa, que el C-4 estaba fuera de funcionamiento y hasta aseguró que eso ya lo había hecho del conocimiento del mandatario estatal, quien supuestamente le había ofrecido ponerlo en operación de manera inmediata, así como también que expondría los hechos del faltante de video-cámaras ante la Auditoría Superior
del Estado o Fiscalía General del Estado, para la indagatorias correspondientes.
Lo sorprender del caso es que, al día siguiente, y más rápido que Speddy González, apareció ante la prensa regional el comisionado estatal de Seguridad Pública, José Luis Chapa Reséndez, para asegurar que el C-4, ubicado en el ejido San Miguel, del municipio de Matamoros, es operado por el Gobierno del Estado de Coahuila y su actual funcionamiento es normal.
De tal forma, dijo que por ningún motivo tal centro se le debía entregar a Jorge Zermeño por ser una dependencia estatal, ignorando los motivos que el edil haya tenido para asegurar que se lo habían dejado sin funcionar. ¡Zas!.
Tan es así, precisó, que el personal de cada dependencia y hasta de la Sedena, siguen recibiendo de manera normal las llamadas de auxilio de la ciudadanía, a través del 911, y dándoseles atención mediante el trabajo en forma coordinada con las corporaciones policíacas de los tres niveles de gobierno. Ni hablar, de que alguien se pone de pechito…
Y remató: Las llamadas de auxilio siguen atendiéndose de manera puntual, pues se canalizan las atenciones de la Cruz Roja, lo mismo si son accidentes y cuando hay alguna emergencia policiaca se activa el Código Rojo.
Según el alcalde torreonense, la obligación de un servidor público o de un gobernante, es gobernar para todos, sin distingos o de preferencia hacia una o varias facciones. Esta sana intención apartidista es más vieja que Matusalén y, por lo mismo, muy difícil de cumplir, tanto por el lado del panismo como del priísmo. Y ya no se diga del resto de los organismos que habrán de participar en la justa electoral del próximo mes de julio.
Lo cierto es que de este caso, ya no se volvió hablar o a escribir, por ninguna de las dos partes. Tal parece que después del incidente, los involucrados decidieron “fumar la pipa de la paz”.
Y qué bueno, porque aunque por el lado de Torreón esté al frente del ayuntamiento un representante azul, por la parte estatal está uno del tricolor, netamente lagunero. Aqueeeel que con alarmante impaciencia esperamos los habitantes de La Laguna de Coahuila y que ahora esperamos fervientemente nos cumpla. Tal y como el primer mandatario de la alternancia en Durango, José Aispuro Torres y Leticia Herrera han estado haciéndolo desde hace poco más del año con los gomezpalatinos, sin importarles que éstos sean de uno u otro partido. Esto sí que es un auténtico compromiso ciudadano. Por hoy, fue todo. Hasta la próxima…Dios mediante.
Para quejas, sugerencias y hasta una que otra mentada…aguilaquecae_51@hotmail.com y
aguilaquecae51@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here