Política Virtual

0
737

DE LUTO, EL PERIODISMO REGIONAL

POR: Cuauhtémoc Torres

En menos de 72 horas, del pasado fin de semana, el periodismo regional sufrió la pérdida por fallecimiento natural de dos periodistas bastante estimados dentro del gremio. Uno de ellos, Don Fernando Alatorre Escobedo, con ya más de cuatro décadas de ejercer uno de los más agradables oficios y el otro, René de la Torre Márquez, que recién iniciaba su labor, luego de haber y terminado su carrera universitaria.

Ambas muertes fueron bastante sorpresivas, pues ninguno de ellos en apariencia se encontraba enfermo. Quiso el destino ser bastante cruel con sus familiares y respectivos amigos, pues con la rapidez de los acontecimientos, no tuvieron tiempo de despedirse. El primero falleció el jueves 9 y el segundo el sábado 11.

De Fer, como siempre se dirigí hacia él, fue de los pocos periodistas que han laborado para los tres diarios comarcanos: Noticias, LA OPINION y el Siglo de Torreón.

Su capacidad y preparación lo llevaron pronto a la Dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento de Gómez Palacio, durante las administraciones de José Rebollo Acosta (1989-1992); Octaviano Rendón Arce (2004-2007; Rocío Rebollo Mendoza y el interino Mario Alberto Calderón Cigarroa (2010-2013); José Miguel Campillo Carrete (2013-2016) y Leticia Herrera Ale (2016-2019). Al término de este período, el último de agosto del año pasado, hace apenas cuatro meses y días, Fer tomó la determinación de jubilarse.

En su impresionante récord profesional, dentro de la función pública, Fer pudo fácilmente cubrir una séptima administración gomezpalatina, la 2007-2010, de Ricardo Rebollo Mendoza, pero pudo más la soberbia del entonces gobernador, Ismael Hernández Deras, al imponerle al alcalde a una periodista de la capital duranguense.

Alatorre Escobedo siempre fue un leal compañero y tuve la suerte de conocerlo a fondo, pues tuvimos una amistad de cuatro décadas y hasta me escogió para que, junto con mi esposa Alma, fuéramos sus padrinos de lazo en su boda con Tere.

A Renecito, como estuve llamándolo durante poco más de un año que fue mi compañero en la redacción del periódico Extra de La Laguna, siempre le guardé un profundo afecto y admiración porque a pesar de su juventud, mantuvo esa inquietud de conocer más del periodismo, pues durante el desempeño de nuestras labores, estaba haciéndome cuestionamientos sobre este precioso oficio.

Y es que la “tinta”, indudablemente que la traía por sus venas por herencia, pues era nieto de mi compadre y amigo de toda la vida, Don René de la Torre Rodríguez. Lástima que ya no esté con nosotros porque apuntaba a ser un notable cronista deportivo, pues le fascinaban los deportes y ya hasta tenía una columna en el Siglo de Torreón.

Que ambos descansen en paz y que sus familiares alcancen una pronta y cristiana resignación.

Por hoy, fue todo. Hasta la próxima…Dios mediante.

Para quejas, sugerencias y hasta una que otra mentada…aguilaquecae_51 @hotmail.com y aguilaquecae51@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here