Notitas Educativas

0
189

¿QUÉ HACER EN ESTE NUEVO REGRESO A CLASES?

POR: Karina García Vázquez 

1. Asista al día de regreso a clases
A los niños les va mejor en la escuela cuando los padres están involucrados en sus vidas académicas. Asistir al día de «Regreso a clases» al comienzo del año escolar es la mejor manera de conocer a los maestros de su hijo y saber lo que ellos esperan de él.
Otra manera de estar informado es asistiendo a las reuniones con los maestros. Por lo general, ocurren una o dos veces al año y coinciden con el período de entrega de boletas de calificaciones. Las reuniones con los maestros son el momento perfecto para continuar hablando de su hijo con el maestro, y para conversar acerca de las estrategias que pueden ayudar a su hijo a lograr el éxito académico.
2. Visite la escuela
Tener conocimiento del edificio de la escuela y sus alrededores puede ayudarlo a comunicarse con su hijo cuando él le hable de la escuela.
3. Apoye las tareas
La tarea en la escuela primaria refuerza y amplía lo que se ha aprendido en la clase y ayuda a los niños a practicar hábitos de estudio importantes. También los ayuda a ser responsables y a formar una ética de trabajo que los beneficiará más allá de la escuela.
Debe asegurarse de que se su hijo sepa que para usted la tarea es una prioridad. Además, debe crear un entorno de estudio efectivo. Escoja un lugar con buena iluminación y sin ruidos, y provea los suministros necesarios. Evite las distracciones (como el sonido de fondo de una TV) y establezca un tiempo de inicio y finalización de las tareas.
Mientras su hijo hace la tarea, esté cerca para ayudarlo a interpretar las instrucciones de las tareas, ofrecer consejos, responder preguntas y revisar el trabajo terminado. Pero no le proporcione las respuestas correctas ni haga la tarea por él. El niño tiene que aprender de sus errores. Esto es parte del proceso; no le quite este privilegio.
4. Envíe a su hijo a la escuela preparado para aprender
Un desayuno nutritivo provee al niño de la energía necesaria para comenzar su día. En general, los niños que desayunan tienen más energía y les va mejor en la escuela. Los niños que desayunan también tienen menos ausencias y consultan menos a la enfermera para quejarse de dolores de estómago o hambre.
Los niños también necesitan dormir una cierta cantidad de horas para poder prestar atención durante el día y aprender. La mayoría de los niños en edad escolar necesitan entre 10 y 12 horas de sueño durante la noche
La falta de sueño puede causar irritabilidad y hasta un comportamiento hiperactivo y hacer difícil que el niño pueda atender en clase. Es importante tener una rutina diaria para ir a dormir, especialmente durante la semana. Asegúrese de que su hijo tenga algo de tiempo para relajarse antes de apagar las luces para irse a dormir y limite los pasatiempos que puedan estimularlo, como la TV, los videojuegos y la Internet.
5. Enséñele a su hijo a ser organizado
Cuando los niños son organizados, pueden concentrarse rápidamente en lo que tienen que hacer en vez de perder tiempo buscando cosas y distrayéndose.
¿Qué significa la palabra «organizado» cuando el niño está en la escuela primaria? En lo relacionado a las tareas escolares, significa tener un cuaderno donde se anoten las tareas y una carpeta para guardar estas tareas (muchas escuelas proveen este material) para mantener todo organizado.
Cada noche, revise la libreta donde se anotan las tareas para familiarizarse con lo que su hijo tiene que hacer y para asegurarse de que no se atrasa. Asigne una canasta o una caja para poner los papeles que debe firmar o leer.
6. Enséñele a su hijo a estudiar
Estudiar para una prueba puede ser atemorizante para los niños más pequeños, y muchos maestros suponen que los padres ayudan a sus hijos durante los años de la escuela primaria. Aprender hoy buenos hábitos de estudio favorecerá a su hijo durante toda su vida.
En la escuela primaria, los niños por lo general tienen que tomar exámenes al final de cada bimestre. Asegúrese de saber cuándo su hijo tendrá estos exámenes, de manera que lo pueda ayudar con anticipación, en vez de a último momento, la noche anterior. Además tendrá que recordarle a su hijo de llevar a la casa el material necesario, como apuntes, guías de estudio y libros.
7. Involúcrese
Ya sea que su hijo acaba de comenzar kínder o está entrando en el último año de la escuela primaria, es importante que los padres se ofrezcan de voluntarios en la escuela. Es una manera excelente de mostrar que están interesados en la educación de su hijo.
A muchos niños les gusta ver a sus padres en la escuela o en los acontecimientos especiales escolares. Pero observe a su hijo para saber cuánta interacción es buena tanto para usted como para el niño.
Los padres pueden ayudar de las siguientes maneras:
Organizando o trabajando en actividades de recaudación de fondos u otros eventos especiales como venta o la feria del libro.
Planificando festividades en la clase
Asistiendo a reuniones escolares
Uniéndose al grupo de padres que apoyan a los maestros
Trabajando como asistente de la biblioteca
Leyendo una historia a la clase
Dando una charla en el día que se habla sobre las posibles carreras
Asistiendo a los conciertos u obras de teatros de la escuela

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here