Notitas Educativas

0
2190

CÓMO LIDIAR CON GENTE TÓXICA!…

POR: Karina García Vázquez

En nuestro diario vivir nos encontramos con muchas personas y muchas de ellas no entendemos la forma de ser o reaccionar ante alguna situación específica y hablo en esta ocasión de la gente tóxicas, esas personas especialmente difíciles, retorcidas, dramáticas, trágicas o negativas.
Ante la presencia de estas personas tendemos a sentirnos mal sin ser muy conscientes de ello. Es importante que aprendas a no dejarte contagiar por los estados de ánimo de los demás cuando están negativos.
Siempre que nos relacionamos con alguien se produce un intercambio energético, es decir, las energías de ambas personas tienden a equipararse o balancearse.
Por ejemplo, imagínate que tienes un día estupendo, vas paseando por el parque observando el hermoso paisaje, en la puesta de sol y de pronto te encuentras con un conocido a quien le ha sucedido algo trágico y este empieza a contártelo con todo lujo de detalles, tu naturaleza empática te lleva a atenderle y rápidamente te hace sentir lo que él está sintiendo, al rato esta persona se va más tranquila y tú te quedas hecho un caos, esta persona no tenía ni la más mínima intención de dejarte de tal manera y hacerte sentir mal, pero así ha sucedido…
En algún momento tu exceso de interés en la plática con lo que le estaba sucediendo a esta persona ha hecho que te fusionaras con ella, bajando la guardia y dejándote contagiar por emociones que no eran tuyas.
Lo ideal en este es caso es que tú hubieras podido infundirle entusiasmo a la persona con la que platicabas, al menos para que tu no hubieras acabado tan perjudicado.
Saber que en todo intercambio con los demás se produce un intercambio energético te va a ayudar en este tipo de circunstancias. La información es poder y en este caso mucho más.
Cuando empatizamos en exceso con otro, nuestra atención ya no está en nosotros y nuestros procesos internos, si no en lo que le sucede al otro, y desde ahí es muy complicado regular o modular lo que estamos pensando y sintiendo.
La auto-observación te permitirá estar más centrado en ti y regularte emocionalmente justo cuando sientas que estás empezando a sentirte mal.
Alejémonos de estas personas que al fin y al cabo no dejan nada positivo en nosotros.
Animo nos leemos en la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here