Press "Enter" to skip to content

“No queremos que México sea un campamento”: AMLO sobre miles de haitianos en la frontera

Ciudad de México a 24 de septiembre de 2021.- “Pero hay que atender el fondo primero, no queremos que México sea un campamento de migrantes, queremos que se atienda el problema de fondo que la gente no se vea obligada a migrar”, declaró el presidente Andrés Manuel López Obrador, al referirse a la crisis migratoria que actualmente tiene a miles de haitianos en Ciudad Acuña, Coahuila y el Del Río, una comunidad fronteriza de Texas.

De acuerdo con el Ejecutivo, “si no continuamos con lo mismo, retenerlos, ponerlos en albergues y no enfrentamos el problema”.

“No se ha invertido en desarrollo, les decía yo que desde la Alianza para el progreso, Estados Unidos no invierte en Américo Latina, en el Caribe, para apoyar a los pueblos pobres”, reclamó e insistió en su plan de atender las causas de la migración.

Recordó que EU ayudó para “la reconstrucción de Europa con el Plan Marshall y luego lo hizo el presidente Kennedy; pero desde entonces no ha habido nada”.

En el caso de México, reiteró que se aplicó el “llamado Plan Mérida, ya nosotros no hemos participado en ese asunto, pero consistía en entregar armamento, helicópteros artillados. Pero como hay amnesia política se olvida”.

El mandatario reclamó: “Queremos apoyo para el desarrollo“, y justificó “para los países de Centroamérica, porque nosotros hemos manejado el presupuesto con eficacia y como no hay corrupción, tenemos para financiar programas de desarrollo. Entonces lo que queremos es que cambie la política que se ha aplicado con los migrantes“.

Sucede que, añadió, “se tardan mucho en Estados Unidos porque tienen que presentar la propuesta al Senado y les lleva tiempo, luego empiezan a vincularse asuntos electorales, partidistas, que retrasan esas decisiones que son importantes para atender el problema migratorio”.

Exigió que intervenga Naciones Unidas, “porque hay un completo desgobierno en Haití, no se puede olvidar eso. No se puede solo atender a inmigrantes haitianos que, por necesidad y por la violencia salen de su país”, y agregó “la ONU se está tardando”.

Un campamento de migrantes en Texas cerca de la frontera con México reunió hasta 14 mil haitianos que se acumularon en los primeros días de septiembre y ahora se ha reducido a menos de la mitad en medio de vuelos de expulsión y detenciones, incluso cuando algunos se quedan, comprometidos a tratar de permanecer en los Estados Unidos.

Estados Unidos devolvió a mil 401 migrantes del campamento en Del Rio, Texas, a Haití y detuvo a otras tres mil 206 personas, dijo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) el miércoles por la noche.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: