Necesario un Fondo pro cultura en uso del transporte; pocos respetan Paraderos y no hay dónde depositar la basura

0
436

Torreón, Coahuila a 26 de Abril de 2018.- Que se reviva la intención de crear un Fondo pro Cultura en el uso del transporte público para entender que la buena operación depende de dos: del prestador del servicio que incluye al chofer y el usuario, para de entrada respetar los paraderos de abordar, así como el no tirar basura al interior y exterior ensuciando la calle.

La propuesta la hizo el regidor priísta Eduardo Carmona González durante la sexta sesión ordinaria convocada por la presidenta de la comisión, edil del Ayuntamiento de Torreón, Ana María Betancourt Favela cuya convocatoria observaba cuatro puntos de análisis:

La comparecencia de los directores de Transporte Público Municipal, Edmundo Castañeda Dávila; y de Tránsito y Vialidad, Pedro Luis Bernal Espinoza, además del visto bueno que se dio por unanimidad a las propuestas de la titular de Vialidad y Movilidad Urbana, Sandra Mijares , referente a la reasignación a la Ruta Matalúrgica de seis concesiones y seis más de la ruta Polvorera – El Roble en la modalidad de autobús, a fin de enriquecer la capacidad de las líneas en sus recorridos.

Carmona González planteó la posibilidad de una asignación de cuando menos el 2% de la captación por multas al sistema de transporte para el referido fondo, y con ello organizar y difundir un plan de cultura para el buen aprovechamiento y uso del servicio de traslado en las distintas modalidades en autobús, taxi, sitios y carros de ruta.

Partió de la apreciación del problema histórico para abordar las unidades pues nadie respeta los paraderos oficiales, abonando así al peligro mortal, pues se dan los atropellamientos a causa de la subida y bajada de los camiones en movimiento, a mitad de cuadra y en cualquier esquina porque nadie quiere perder pues el rentismo de las unidades motiva la necesidad de subir más pasaje para tener utilidad.

Lo anterior repercute igualmente en sanciones al propio transporte cuando son sorprendidos cargándose a la derecha, provocando caos vial debido a los paraderos improvisados porque es aprovechada la sombra de un arbolito y la venta de productos varios como el tepache, ejemplo uno de los accesos al aeropuerto y zona industrial de Torreón.

Otro problema es el tiradero de basura no sólo al interior de los camiones sino desde las ventanas de estos, consecuencia de la falta de recipientes para depositarla, necesidad que pudiera suplirse aprovechando la facilidad de publicitar a quien quiera ser el proveedor de bolsitas, algo parecido a lo que se tiene en los asientos de los autobuses y los aviones.

La discusión de este tema al igual que la insistencia en revisiones más continuas para la limpieza de las unidades y la exigencia de más camiones para que no se genere la competencia de los “cinqueros” taxistas, sacó a flote el tema de las infracciones en el área del camino de libramiento, donde se admitió que no es competencia del municipio el infraccionar por faltas viales pero que se está haciendo en un intento por poner orden.

DRIVE THRU, UN RIESGO EN COBRO DE INFRACCIONES

El sistema de cobro “drive thru” en el área de Infracciones que opera en el segundo sótano del edificio municipal de la Plaza Mayor representa un serio riesgo a la salud de quienes acuden, pero especialmente a los que trabajan en el lugar, consideró el

director de Tránsito y Vialidad, Pedro Luis Bernal Espinoza por el probable acumulamiento de gases como el carbono que afectan la salud.

De su parte, dijo, solicitará un estudio al área de medio ambiente para que haya una medición de contaminación, en el cual esperan no encontrarse con una sorpresa desagradable de afectación a quienes ahí acuden a pagar las multas por faltas viales.

El tema surgió a raíz de la necesidad de un mayor control de vehículos en el estacionamiento pues hay quienes lo hacen indebidamente, situación que les implica una nueva multa a quienes se sorprende en esa actitud, lo cual de alguna manera es molesto y afecta a quien acuden a pagar una sanción y termina con otros cargos.

La propuesta era la de habilitar espacios donde existen líneas amarillas que limitan ciertos espacios, los cuales se dijo fueron crearon dentro de la arquitectura del inmueble como puntos de ayuda en caso de algún riesgo civil, pues son recomendables para refugiarse como sector más seguro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here