Nace el hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry

0
666

El bebé más esperado del Reino Unido, «Baby Sussex»», ya está aquí. Meghan Markle (37 años) había salido de cuentas hace una semana y el país comenzaba a impacientarse y hacer cábalas sobre cuándo llegaría el parto. Unos se afanaban en analizar con lupa la agenda oficial del recién estrenado papá, el Príncipe Harry (34 años), mientras que otros se entretenían contemplando el trasiego de vehículos en las inmediaciones de la residencia de la pareja, Frogmore Cottage, en Windsor, tratando de detectar alguna ambulancia o la llegada de un equipo médico. 

Los largos días de espera, incertidumbre y especulación llegaron a su fin. A las 05.26 de la mañana (hora local), justo en el minuto en el que amanecía en Windsor, nacía el primer hijo de los Duques de Sussex, un varón que pesó 3,260 kilos. El pálpito de las casas de apuestas, el 70% de los participantes apuntaban a que sería niña y se llamaría Diana, no estuvo acertado esta vez y más de uno se llevó una decepción al conocer que era un niño.

Como es costumbre en la Familia Real británica, de momento no se conoce el nombre que recibirá –hasta un mes tardaron en anunciarlo cuando en 1948 nació el Príncipe Carlos–. Habrá que aguardar también unos días para contemplar la cara del retoño y empezar a buscar parecido físico con sus progenitores.

Los Duques de Sussex ya anunciaron semanas atrás que no habría posado con su bebé en las horas inmediatamente posteriores al parto, rompiendo con la tradición que ha imperado en la Casa Windsor con la llegada de otros bebés, como los tres hijos de los Duques de Cambridge (Jorge, Carlota y Luis). En aquellas tres ocasiones, el aspecto lozano y sonriente de Catalina de Cambridge asombró al mundo. Meghan, muy al contrario, ha decidido hacer las cosas a su manera y no regalará esa imagen.

Al parecer se realizará una sesión de fotos privada en Windsor a cargo de un fotógrafo de confianza de los Duques de Sussex. Las imágenes serán posteriormente distribuidas a la prensa, tal y como sucedió en el posado oficial de la pareja los días previos a su boda, de la que el próximo 19 de mayo se cumple el primer aniversario.

Quien sí compareció ayer ante los medios fue el ya no tan díscolo Harry. El niño que se granjeó el cariño de los ingleses con sus travesuras y alguna que otra salida de tono, apareció ayer visiblemente emocionado frente al castillo de Windsor. Con la voz entrecortada y los ojos brillantes, afirmó «estar en la luna». «Es maravilloso, estoy absolutamente encantado. Estamos muy agradecidos por todo el cariño y el apoyo que nos han mostrado. Ha sido la experiencia más increíble. Jamás habría podido imaginar cómo lo hacen las mujeres. Lo que hacen es incomprensible. Estoy increíblemente orgulloso de mi mujer», comentó algo nervioso. «No he estado en muchos nacimientos, este es el primero, pero fue increíble. Cada padre y madre dirá que su bebé es absolutamente maravilloso, pero esta pequeña cosa es para morirse. Estoy en la luna», confesó ante una nube de cámaras y los omnipresentes royal fans ataviados con todo tipo de indumentaria desde banderas a globos con forma de bebés y carritos.

Sucesión y títulos

Séptimo en la línea de sucesión al Trono, el pequeño en principio no ostentará cargo principesco alguno, a menos que la Reina Isabel II decida lo contrario. El título que probablemente llevará, si es que los padres así lo desean, será el de Conde de Dumbarton.

Pese a que Meghan Markle, nacida en Los Ángeles (California), aún está tramitando la nacionalidad británica, su retoño se convierte automáticamente en ciudadano del Reino Unido y es el primero en la historia de la Casa Real Británicaa que podría optar a la nacionalidad estadounidense. También es el primer miembro birracial de la familia.

Frogmore Cottage, paraíso «eco»

En las últimas semanas, Frogmore Cottagee, residencia de los Duques de Sussex, se ha adaptado a la llegada del nuevo miembro de los Windsor. La casa, recientemente rehabilitada bajo los principios «eco-friendy» (la reforma ha sido valorada en más de 3 millones de euros), tiene cinco habitaciones con baño, varios salones, gimnasio, jardín y huerto.

Frogmore Cottage, residencia de los Duques de Sussex
Frogmore Cottage, residencia de los Duques de Sussex – ABC

Además, se ha abierto un espacio propio para Doria Raglandd, abuela materna, quien llegó a Londres el 16 de abril para estar presente en el parto de su hija y establecerse con los Duques de Sussex durante las primeras semanas de la crianza. Según informaba «The Sun on Sunday», Ragland, que se gana la vida como profesora de yoga(práctica que Meghan Markle no ha abandonado en ningún momento de su gestación), ha sido instruida en el cuidado de los bebés, desde la lactancia a los primeros auxilios.

Primeros cuidados

Precisamente sobre los cuidados de «Baby Sussex» no se ha aclarado si se contratará a una niñera o un niñero, tal y como se ha especulado en la prensa británica debido a que uno de los empeños de Meghan es criar a su familia en la igualdad de género. Sí parece cierto que los padres contarán con la ayuda de una enfermera especializada en los cuidados del bebé.

Meghan y su madre, Doria Ragland, quien se ha instalado junto a su hija
Meghan y su madre, Doria Ragland, quien se ha instalado junto a su hija

La baja por maternidad de la Duquesa de Sussex podría ser de tres meses, pero se cree que en unas seis semanas podrá estar presente en el balcón del Palacio de Buckingham acompañando a la Familia Real británica en el tradicional desfile Troopong the Colorr, con el que se celebra el cumpleaños de Isabel II, quien el pasado 21 de abril alcanzó los 93 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here