Morir de amor…

0
135

Dicen que de amor nadie se muere…
Pero no es morir lentamente cuando la decepción llega de la persona que amas.
Cuando fueron sus mentiras las que hirieron tú corazón.
Cuando creíste que nadie más podía hundirse en su intimidad y abrió espacio a otro cuerpo.
Cuando pensaste que esos besos robados eran solo tuyos y en realidad le pertenecían a otra.
Cuando creíste que no solo poseías su cuerpo, sino que su alma te pertenecía y no era así.
Cuando pensaste que ese amor que había entre los dos, iba más allá de cualquier tropiezo.
Que estar con él, no era solo tener sexo, sino era hacer el amor; pero él le hacía el amor a otra.
Que amarlo era internarse espiritualmente en su ser, y que para tí no era un amor cualquiera.
Que sentías sus besos escurrir miel y sus manos en la cintura era una caricia de extrema delicadeza, suave, pero fuerte y salvaje, invitándote a pecar; pero el pecaba en otros labios.
Que el coincidir en su vida, fue amar la vida misma, odiando su falsedad.
¿Qué acaso no es morir de amor cuando se rompe el corazón y el alma se desgarra por una traición?.
Cuando la luz de sus ojos se perdieron en el cuerpo de otra mujer.
Cuando estaba contigo pero su mente estaba con otra.
Cuando un suspiro salía de lo más profundo de su pecho y no era por tí.
Les puedo jurar que si, se puede morir de amor…

Simplemente Mar
Autor: Martina Ramírez
País: México
Derechos reservados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here