Maquiavélica

0
708

Inicia el INE la capacitación de SE y CAE

“Los muertos no votan”

POR: Marcela León

Nuevamente se prepara el tren de la policía rumbo a las elecciones del 2020, donde en Coahuila se renovara el Congreso local  y el 7 de junio, 16 diputados serán electos por el principio de mayoría relativa y 9 por representación proporcional. Bueno esta información solo es antecedente de lo que quiero compartirles, resulta que para lograr unas elecciones democráticas en este Estado, se han seleccionado 118 ciudadanos, que presentan exámenes  y entrevistas para ocupar cargos de Supervisores Electorales (SE) o de Capacitadores Asistentes Electorales (CAE).

Después de firmar un contrato de trabajo temporal, inician cursos de capacitación para estar comprometidos a preparar ciudadanos, como usted o yo, para ser los responsables de las casillas que se  instalarán ese día en  todo el estado. La inquietud de muchos militantes de partidos ( no hablo de ningún color en especial) es que el contrario utilice  las personas que aún aparecen en el padrón electoral y que ya han fallecido.

Pues déjenme aclararles que eso no se puede.. Punto 1 si aparecen nombres de personas fallecidas, pero solo presentándose físicamente una persona puede emitir su voto… 2 ¿Qué es lo que pasa?. Que los familiares de estas personas no saben, que cuando una persona muere hay que avisar al INE para que esta sea dada de baja en el padrón electoral.

No ha ocurrido, ni ocurrirá, el caso de que alguien muerto sea suplantado por  alguien vivo, porque la credencial de elector tiene candados de seguridad al grado que permiten que esta identificación se ha convertido en el documento más importante para tramites personales, tanto legales como bancarios.

“Los muertos no votan”, porque los ciudadanos que integran las casillas son personas con valor cívico que hacen muy bien su trabajo, que toman la responsabilidad de cuidar cada boleta y por ello checa la credencial de elector, con sus medidas de seguridad, fecha de vigencia y foto del propietario para que nadie remplace a nadie. Queda claro que la usurpación de personalidad es un delito que se tipifica como fraude. Cuando una persona se hace pasar por otra para, aprovechando el engaño, obtener un beneficio al que no tendría derecho, está cometiendo el delito tipificado en el artículo 401 del Código Penal, que dispone que «el que usurpare el estado civil de otro será castigado con la pena de seis meses a tres años».

Lo que no saben muchas personas que pierden un familiar, es que, al fallecer su familiar debe presentar copias de la acta de defunción en dependencias como el INE, el Afore, el SAT, entre otros para que la personalidad sea anulada de los registros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here