Los debates de los presidenciables no logran cambios de percepción

0
105

POR: Jesús M. Moreno Mejía 

Cuanto más tiempo se discute de  política, más lejos estará lo esperado.

Parafraseando a Samuel Butler
(escritor inglés)

Ya hemos abordado el tema en anteriores artículos: –Un primer debate que no tuvo ganador –¿Qué dejan los debates? ¿Seguridad o confusión?, pero después de oír y ver un segundo encuentro de presidenciables llegamos a reafirmar que cuanto más se discute de política, más lejos estamos de lo esperado de los cuatro candidatos vigentes, pues Margarita Zavala decidió retirarse de la contienda.
Los coordinadores de campaña y los seguidores de los aspirantes a obtener el triunfo en la elección de nuevo Presidente de México, han afirmado de inmediato que su candidato fue el vencedor en dichos debates, pero en realidad ni uno ni otro se les puede considerar triunfador, pues no se trata de ganar por el cúmulo de insultos y descalificaciones, sino por lo que todo mundo espera: soluciones concretas a los males que aqueja la Nación.
La iniciativa privada de Torreón (Canacintra y Canaco), declararon al siguiente día del segundo debate que era lamentable que al igual que en la anterior ocasión, sólo se hayan hecho notar los insultos y descalificaciones por encima de las propuestas que los mexicanos esperamos encontrar en ese tipo de ejercicios democráticos previos al 1 de julio, para así tener elementos de decisión y votar por el que cada quien considere el mejor para ocupar la Silla Presidencial.
Javier González Lara, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Delegación Torreón, declaró al ser entrevistado que es importante no quedarnos sólo con lo que muestran los aspirantes en el debate, pues para emitir un voto razonado hay que considerar varios aspectos de cada uno de ellos, no sólo con lo que nos dicen frente a las cámaras de televisión.
Es necesario saber quiénes son cada uno de ellos en los puestos públicos que han ocupado, su trayectoria política, quiénes integrarán los puntos clave de su gabinete administrativo, cuáles son sus proyectos en materia económica, social, etc., y las políticas que coadyuvarán al buen uso de la impartición de justicia, la seguridad, etc., en beneficio de todos los mexicanos.
El mencionado representante del sector industrial, señaló que en el intercambio de ataques en el segundo debate no se puede considerar que hubiera un triunfador de ese encuentro, tal como coincidió en señalar el presidente de la Cámara de Comercio de Torreón, José Antonio Baille Smith, y por lo que se refiere a las escasas propuestas “hubo algunos desatinos y hasta planteamientos irresponsables, tales como pretender aumentar al doble el salario mínimo”.
Por otra parte, en las redes sociales han estado circulando mensajes de odio y “fake news” (informaciones falsas), pretendiendo favorecer o desprestigiar a uno y otro aspirante presidencial, pese a que la Ley General de Delitos Electorales establece en la fracción XVI del artículo séptimo de esa norma, que quien por cualquier medio difunda información que intimide el voto incurrirá en delito electoral.
Es por ello que el fenómeno “fake news” lo están siguiendo puntualmente las escuelas de Comunicación de algunas universidades, para analizarlo y supuestamente para ofrecer una “vacuna” en contra de esa falsa información, lo que se antoja difícil de controlar.
No es nuevo el método de difundir mentiras a través de las redes sociales, pues antes se usaban en escritos o panfletos a los que se les identificaba como calumnias e infundios, pero de cualquier forma causando efectos perniciosos a las campañas, sembrando la polarización en las campañas electorales.
Sin embargo, los “memes”, “bots” y “fake news” parecen ser los productos más vendidos por las agencias del mercado digital y los más solicitados por quienes dirigen las campañas electorales de los candidatos. ¡Absurdo! ¿O no?
¡Hasta la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here