..Lo que Corre en la Red

0
2283

EL PODER DE UN BESO  

POR: Estrellita E. de la Torre Lomelí

Creo que en este mundo todos hemos recibido muchísimos besos, pero esos  besos a los que me refiero son esos que se disfrutan entre parejas, “amigos”, o algún tipo de relación, jajajajaja (no es necesario ser pareja para recibir un beso).

¡El poder de un beso!, waooooo vaya que estos toman un  gran poder sobre nosotros, sobre todo cuando se recibe de alguien tan especial para ti, de alguien que te atrae, de alguien que quieres, de alguien que siempre soñaste,  total; besos que se disfrutan enormemente a la hora de recibirlos.

Es tan bello cada beso, este desencadena una serie de reacciones químicas que invaden todo nuestro cuerpo, que involucran tanto el deseo, como el cariño, en algunos casos el amor, el entusiasmo, la atracción, la pasión.

La verdad es que recibir un beso de quien menos esperas, o de quien nunca imaginaste, o de algún amor platónico de antaño remueve piezas fundamentales en cada uno de nosotros. Y no es que necesariamente deba existir algo entre los dos, sino el simple hecho de atracción es mucho más fuerte.

La verdad es que quién no ha disfrutado un beso tan profundo como el ancho mar, tan intenso como olas gigantes que desembocan a la orilla de una playa arrasando con todo a su paso, un beso en el que despierta tus tormentas y huracanes, un beso que te sumerge quizá en el más potente sueño del  que no quisieras despertar, un beso que recorre cada parte de tu cuerpo y que se disfraza como suspiro esbozado de entre tus labios, un beso que te hace sentir tan vivo, en el que experimentas tantas sensaciones.

Y bueno en ocasiones después de tiempo sin recibir algún beso, al llegar alguien de repente sientes que algo hacía falta en tu vida, un momento de relajación total, un momento de intensidad, de deseo, de desenfreno, de impaciencia, de latidos constantes, de suspiros incontables. Total que un beso puede desencadenar tantas cosas, pero no con esto quiero decir que entre dos personas es necesario surja algo, sino que un simple beso puede nuevamente darte ese empujón que necesitabas, para ver de otra forma tu vida, de darte cuenta que en verdad existe algo que te hace falta y que ha llegado el momento de cambiar.

Nos encontramos en ocasiones en un largo sueño, en espera de algo que quizá jamás llegará, en la dulce y delicada comodidad de nuestro hogar, en nuestra zona de confort sin intenciones quizá de salir; pero cuando después de un tiempo sin probar otros labios y alguien te mira de una forma tal que te sientes tan única y especial, que te embelesa de palabras que poco a poco te van envolviendo, que te sientes tan atractivo (a), tan vivo, tan real y  te das cuenta que quizá no eres tan indiferente al sexo opuesto como a veces imaginamos al no tener pareja. Y de repente se agolpan las ideas en tu cabeza y piensas que ya hay que salir de esa etapa de comodidad, ¡si!, quizá alguien está esperando por nosotros; pero creo que encerrados en uno mismo, atorados en nuestra zona de confort pues no vamos a conseguir alcanzar algún sueño, una meta, tener esa loca esperanza de que alguien esté destinado para nosotros.

A veces es el ahora o nunca, alguien ha despertado nuestros sentidos, y deseas darte nuevas oportunidades, sin temer a los riesgos, a los fracasos, todo tiene su posibilidad de errar, pero estamos aquí para intentarlo una y otra vez.

Es normal que desde que besamos nuestras neuronas sensoriales disparan mensajes al cerebro y al cuerpo, causando deleitables sensaciones, emociones intensas y reacciones físicas. Claro el poder de un beso percibe tanto, aleja miedos, timidez, soledades, tristezas, desencantos, en fin que nos provoca tantos cambios, es uno de los mejores alicientes para saber que estamos vivos, que seguimos en este mundo terrenal esperando recibir muchos más.

El poder de un beso y sobre todo de un buen beso, de esos que deseas que jamás terminaran, de esos que jamás esperaste recibir, o de quienes nunca imaginaste tener una cercanía, de esos que siempre soñaste, desencadena ese deseo enorme por despertar, por sentirte plena y total. (Y Si eso da el poder de un beso, no quisiera saber más, jajajajajaja).

Bueno y es que es más común que las mujeres seamos más emocionales, y creo que en nosotras despiertan tantas cosas que llevamos guardando, tantos silencios, entre combinación con la desesperanza y las soledades. Pero recibir un beso inesperado hace que todo cambie y la percepción sea diferente y más cuando llevas tiempo sin recibir alguno, y surge la idea de seguir sintiéndote vivo, esa idea que va dando vueltas con intensidad en nuestra cabeza.

A veces es el momento de despertar, de vivir, de disfrutar el hoy y el ahora, dejemos de esperar en casa sentados (as) a alguien que milagrosamente no llegará, salgamos al mundo, vivamos cada instante, disfrutemos, vamos a darnos nuevas oportunidades de sentir, de gozar, de desear.

El poder de un beso, ¡si!, cambia nuestras actitudes, y aloca nuestras mentes y despierta nuestras emociones…

La verdad es que cuando un beso reúne a dos personas y los junta es un intercambio de esencias, gustos, texturas, secretos y emociones. Y es que existen mil maneras de besar, besamos  furtivamente, lascivamente, gentilmente, tímidamente, con hambre y exuberancia. Damos besos ceremoniales, afectivos, besos con aire de actores, besos de muerte y hasta besos de piquitos deseos que resucitan princesas en los cuentos. Y entre más besos más despertamos a ese mundo que deseamos alcanzar, despertamos de nuestro largo sueño como princesas encantadas de cuentos de hadas.

Existe tanto detrás de un beso, tantas emociones que se encierran en nuestros pensamientos, al sentir otros labios, nos sentimos tan despiertos y tan deseosos de seguir sintiendo emociones así. Así que amigos dejemos de lamentarnos en ocasiones por no tener pareja, ya que a veces somos nosotros mismos quienes nos encerramos y cerramos las puertas a nuevas oportunidades.

Vamos a despertar de nuestros largos sueños, de la comodidad de nuestros hogares, claro con esto no significa que vamos a ir a diestra y siniestra besando a quienes se nos crucen en nuestros caminos, pero vamos a darnos la oportunidad de conocer, de salir, de vivir y sobre todo de nuevos besos recibir.

El poder de un beso, waoooooo; en verdad cambian tu tranquilo mundo!….

Y como cada viernes los invito a leerme en el Diario Digital e Impreso EXTRA de la Laguna y en mi página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here