Lo que Corre en la Red…

0
343

¡ANTE TODO LO MALO, LO BUENO LLEGARÁ!…

POR: Estrellita de la Torre Lomelí

A veces simplemente no encuentras palabras, la inspiración te abandona por completo, te quedas con el pensamiento vacío, con la mente en blanco, tratando de buscar un tema a escoger, un llamado, un sentimiento, una luz, un presentimiento; de repente ya no existen frases, palabras, sentimientos, pensamientos, todo se ha convertido en nada.

Pero qué hacer cuando tus letras no acuden a ti, cuando la inspiración ha dejado de surgir, cuando los sentimientos los tienes a flor de piel, pero la tinta de repente se convierte en simples lágrimas, y tus dedos se niegan a escribir y tu corazón a latir y tus pensamientos a surgir.

Qué  hacer cuando no tienes temas que compartir, ni pensamientos bajo la manga, cuando todo se ha vuelto soledad, vacío, llanto, tristeza. Cuando de repente esa sonrisa que te caracterizaba se ha borrado de tu rostro, cuando el brillo de tus ojos ha desaparecido, cuando el sentimiento ha quedado sin motivos, cuando sientes que el corazón se ha convertido en añicos, cuando tus pensamientos no dejan de viajar, cuando todo te abandona.

¡Claro!, creo que en la vida de todo mundo, alguna vez nos hemos sentido tan vacíos de todo, tan llenos de nada, nos hemos llegado a sentir que habitamos un mundo totalmente desconocido e incierto. Es más que obvio, que no todo en el mundo es belleza, risas, alegrías, entusiasmo, fuerza, lucha, sinceridad, amor, compasión, entusiasmo, capacidad, sueños, ilusiones, confianza, paciencia, colores.

Te das cuenta que a veces los sentimientos llegan de golpe y se abalanzan como crueles fieras sobre ti devorando tu capacidad para subsistir, amenazando en ocasiones con apoderarse por completo de cada parte de ti. ¡Claro!, nos damos cuenta que no todo es bello, que no siempre los sentimientos son los perfectos, ni que todo mundo aligera mejor tus días, ni que las tormentas se calman. Te das cuenta de tantas cosas y todo eso, te hace decaer, y todo eso hace que tus pensamientos se conviertan en palabras vacías, que tu capacidad para expresarte se transforme en una hoja en blanco.

¡Claro!, a todo mundo nos llegan los momentos malos, los recuerdos se agolpan fuertemente en nuestro corazón, la memoria de pronto se llena de todo, pero las letras y las palabras se marchan. ¡Claro!, todo mundo disfrutamos de días grises, de sentimientos que van vagando en nuestro existir, de confusiones, de tormentas. No todo en la vida es maravilloso, colorido y lleno de armonía, esperanza, ensueño y amor. No todo es como lo soñamos, como los observamos en las novelas, cómo leemos al final de cada cuento de hadas.

¡Claro!, a veces nuestros días malos en lugar de letras se transforman en llanto rodando por nuestras mejillas. Pero ningún día malo, ni los malos pensamientos, ni los huracanes o tormentas, deben borrarnos las ganas de continuar, de ser, de querer, de luchar. Nada de lo malo que pudiéramos vivir, que pudimos vivir; debe quitarnos esos deseos enormes de poder salir.

Ante cualquier día de lluvia el arcoiris siempre asoma entre las nubes, ante cualquier tempestad la calma surgirá. Somos seres pensantes, con sentimientos, con deseos y sueños; y todo lo que pase a nuestro alrededor bueno o malo es señal de que estamos vivos, agradezcamos cada día vivido, cada experiencia, cada sueño, cada lección, cada desesperanza, cada desamor, cada recuerdo; de todo malo o bueno aprendemos, de cada momento debemos de conservar lo mejor.

Vivamos sin ataduras, sin resentimientos, sin cargas, sin malos deseos; vivamos cada día con la frente en alto, con esas ganas que siempre llevamos a cuestas y en ocasiones alejamos. Vivamos como si no existiera un mañana, soltemos, alejemos, para poder con gran fuerza continuar.

¡Claro!, la vida no siempre es de colores, pero en nuestras manos se encuentra colorearlo. Les comparto algo, espero sea de su agrado.

¡DEJEMOS EL PASADO ATRÁS!…

“El pasado sólo es trampolín para un mejor futuro.
Del pasado sólo aprendemos cada lección que nos ofrece.
Dejemos que la vida continúe y nosotros con ella.
Dejemos de seguir tocando nuestras heridas para poder sanarlas.
Dejemos de dar a quien no merece y de esperar lo que jamás llega.
Dejemos de llorar por quien decidió marcharse y de lamentarnos por quien no supo valorarnos.
Dejemos de ver las tormentas en nuestros días soleados”.

Estrellita de la Torre

Así que amigos, ¡si!, a veces la inspiración nos juega malas pasadas y nuestros pensamientos se escapan, y nuestra fe se extingue y nuestra esperanza se derrumba, ¡Si!, a veces todo se convierte en nada, pero la vida sigue y cada momento vivido, cada recuerdo; sólo nos deja lecciones que debemos no borrar, sino aprender para no volver a cometerlos.

Disfrutemos nuestra vida, con todos sus sinsabores, con las personas que aún se encuentran a nuestro alrededor, agradezcamos a la vida por aquellos que se han cruzado por nuestros caminos, por aquellos que nos regalaron un poco de su tiempo, por aquellos que solo estuvieron de paso. Regalemos bendiciones a quienes nos han ofrecido algo más de experiencia para continuar, a quienes estuvieron y otro camino decidieron tomar, a quienes se fueron y ya no están.

Gracias a la vida por cada lección, espero que en nuestro viaje lo aborden muchos más y aprendamos y enfrentemos con sabiduría y valor, ¡ánimo!.

Y como cada viernes los invito a leerme en el Diario Digital e Impreso EXTRA de la Laguna y en mi Página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here