Lo que Corre en la Red…

0
2163

¡SEAMOS SIEMPRE POSITIVOS!

POR: Estrellita de la Torre Lomelí

Empezaremos este tema con la definición de Positivismo: Este resulta ser aquella tendencia, casi podría decirse innata, que presentamos los seres humanos de buscar aquellas cosas que resultan hacer nuestras actividades, cualesquiera que sean, más prácticas, cómodas y útiles. Debemos decir en este sentido que el positivismo es una actitud, una inclinación hacia la vida que por cierto saben hacer nuestra existencia mucho más sencilla.

Y basados en el Positivismo está por demás decir que en nuestra vida, en el recorrer de nuestros caminos sabemos que nos enfrentamos a miles de fracasos, desamores, tristezas, llantos, nostalgias, recuerdos, dolores, momentos que nos hacen caer, sentirnos derrotados, pesimistas, ahogados, insatisfechos, hartos, solos, decepcionados y que lamentablemente es en esas circunstancias donde nos es imposible salir adelante, creemos que el mundo conspira en nuestra contra.

Es más que claro que estamos conscientes que no vivimos en el mejor de los mundos, y que este no se encuentra habitado por las mejores de las personas; que así como nosotros hay personas que tampoco son perfectas, que al igual cometen miles de errores; pero también sabemos que muchas de ellas actúan con todo el dolo del mundo para hacer un mal, que actúan con venganza, que se mueven con una gran destreza con el fin de causar daños, malestares, incomodidades y tristezas.

Pero también estamos conscientes que algunas de las cosas que hemos hecho nos desagradan, que en ocasiones nuestras decisiones no han sido las correctas, que hemos cometido error tras error, y por más que queremos remediar situaciones, algunas ya no tuvieron el tiempo suficiente para corregirse.

Pero eso no significa que por algún error, vayamos a cargar nuestras culpas por el resto de nuestras vidas; creo que a veces hacemos lo humanamente posible por arreglar alguna situación, pero cosas o personas externas nos hacen tratar de hundirnos un poco más y en estas circunstancias es cuando debemos de poner un alto en nuestros caminos y ver de la mejor manera posible que tratamos no de tapar el pozo, sino de volver a llenarlo con la mejor de nuestras disponibilidades.

Según un estudio que leí por ahí  basados en respuestas de psiquiatras y psicólogos, este argumenta que un 50% de nuestro carácter está determinado por factores genéticos; y un 20% por nuestro entorno, pero hay un 40% que tan sólo depende de nosotros, de nuestra actitud ante lo que sucede. Y es justo en este 40% en el que debemos trabajar para ver el mundo en positivo y que eso nos ayude a ser más felices e incluso, a vivir más años con mejor salud.

La verdad pienso que el mejorar nuestras actitudes frente a la vida nos ayuda de sobremanera a tener una mejor visión de todo cuando sucede a nuestro alrededor y sobre todo que hemos vivido, que existen situaciones que por más que intentamos resolver, cambiar y mejorar es imposible y la verdad en ocasiones no es por falta de compromiso, de actitud, de entrega, de empatía, de solidaridad o de entusiasmo; sino que en ocasiones causas externas o personas nos impiden tratar de resolver de la mejor manera posible cualquier situación, y no se trata de borrar algún error, porque sería imposible; pero al menos analizarlo, pensar las situaciones, mejorar en algunos casos, que pueda existir la comunicación y el deseo de poner de nuestra parte y evitar más conflictos, más malos entendidos, peleas, enojos, dudas, rencores y hasta odios por parte de los afectados; en caso de errores de tipo personal.

Pero debemos aprender que ante todo mal, debe de existir el bien, que ante cualquier error, tratar de componer la situación; pero no por eso hacernos menos como personas. Al contrario, sabemos que no somos perfectos y que al igual que el mundo que nos rodea nadie lo es. Dicen que el que esté libre de pecado arroje la primera piedra, y creo que nadie lo está.

Y ante cualquier cosa negativa que nos aqueja en nuestra vida, debemos combatirla con carga positiva, de tratar de cambiar nuestros pensamientos y sentimientos con respecto a algo, tratar de encarar la vida y las diversas situaciones de la mejor forma.

En la mayoría de las situaciones influyen tanto situaciones positivas como negativas. Lo importante en cada caso es que lo positivo pueda pesar mucho más, cambiar nuestra forma de pensar. No cabe duda que a veces recibiremos críticas, pero las críticas negativas es más que obvio que a nadie le gustan, y ante ellas podemos pensar miles de cosas; pero sobre todo que si la das asegúrate ser una persona mucho mejor que la criticada, que tus acciones estén en sintonía con tus palabras. Se trata de hacer mejorar a alguien, no destruir con actitudes a alguien.

No idealicemos a las personas, hay que tomar las cosas siempre de quien vienen; recordemos que cuando nos encontremos en situaciones difíciles, no les demos vueltas a los problemas, concentrémonos en buscar la solución perfecta, para alejar no solo los pensamientos negativos, sino a las personas negativas también,  alejar cualquier carga negativa que nos puedan traer o dejar en nuestras vidas.

Amigos no hay que sentirnos culpables por todo lo que sucede a nuestro alrededor, solo asumamos la parte que nos corresponda; tratemos de suavizar las situaciones y mejorar todo cuando se pueda. Llenemos de buenos pensamientos y positivismo nuestras vidas, no dejemos que nada ni nadie nos impida volver a brillar con intensidad. Recordemos que el pincel de los colores lo tenemos al alcance de nuestras manos, alejemos cualquier tono gris.

“No hay errores, solo aprendizajes”, no lo olvidemos nunca; y así como las sonrisas y los bostezos son contagiosos hay que procurar rodearnos de personas positivas, de personas que sumen y no que resten en nuestras vidas.

Y como cada viernes los invito a leerme en el Diario Digital e Impreso EXTRA de la Laguna y en mi página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here