…Lo que Corre en la Red

0
305

¡NOSOTROS PODEMOS CAMBIAR CUALQUIER CIRCUNSTANCIA!…

 POR: Estrellita E. de la Torre Lomelí

Cada uno de nosotros somos los únicos que podemos cambiar nuestras circunstancias, el mundo en que vivimos, la forma de enfrentar cualquier problema, toda adversidad, aunque a veces nos quejamos por todas las tragedias que de repente se van presentando a nuestro alrededor, creemos en los castigos divinos, o buscamos algún culpable en quien vaciar nuestro pesar.

Pero claro, está por demás el decir que existen circunstancias que son causa de la casualidad, pero algunas otras son las que nosotros mismos llegamos a provocar.  Y lamentablemente en algunos momentos de nuestras vidas nos cegamos tanto que no nos damos cuenta que a veces los únicos culpables y responsables de nuestros actos somos tan sólo nosotros, o de la respuesta y actitudes que tenemos hacia los demás. Cosas que quizá con nuestra forma de ser llegamos a provocar, pero somos tan incapaces de ver nuestros propios errores.

A veces no nos damos cuenta que los malos momentos en nuestras vidas nos pueden ayudar a crecer como personas, a tomar conciencia de las cosas, a madurar. Pero nos enfrascamos en situaciones o errores que cometimos que no vemos el verdadero problema, que no enfrentamos como debería de ser, que nos negamos quizá a ver que nosotros también podemos ser parte del problema, que no sabemos ser humildes y el reconocer que nos equivocamos, que somos humanos y también podemos actuar a veces de mala forma aún sin pensar.

Dicen que errar es de humanos, y la verdad así es; nadie estamos exentos a cometer errores y a equivocarnos cantidad de veces. Pero debemos saber afrontar cada situación, de estar conscientes de nuestra parte de culpa, de asumir responsabilidades, de tener el carácter y la fuerza de admitir que estamos mal, que actuamos mal.

Nadie en este mundo somos perfectos e incluso somos capaces de cometer los mismos errores una y otra vez; pero llega un momento en nuestras vidas que debemos detenernos y pensar que algo estamos haciendo mal y que ante cualquier mal o error siempre llega la hora de la verdad, o el precio que debemos pagar por nuestra pésima  actuación. Debemos estar conscientes que ante todo actuar ya sea positivo o negativo, la vida te va dando algún resultado ya sea positivo o negativo.

Dejemos de engañarnos a nosotros mismos, de inventar culpables, de ceder las responsabilidades a los demás; y seamos valientes, enfrentemos la verdad y quitemos la venda de nuestros ojos y analicemos que algo no anda bien, que a veces actuamos sin pensar pero erróneamente y en ese momento no lo vemos, pero la vida te va cobrando cada factura, cada error. Somos débiles eso lo sé, a veces nos vamos dejando llevar por los momentos, las personas; pero debemos al final de pensar que estamos actuando mal, que hemos cometido un error y que tiene que llegar el momento de volver a tomar fuerza, confianza y fe de que las cosas tienen que mejorar y que debemos de asumir cualquier consecuencia de nuestros actos y sobre todo aprender a reconocer nuestros errores para así poder continuar.

Por ahí leí esto que me encanto que dice: todos podemos ser nuestros propios psiquiatras sanándonos diariamente, gracias a la reflexión podemos extraer de cada momento la lección de cómo ser mejores”. (Eric Fromm).

Y la verdad es cierto, nosotros y solo nosotros somos los capaces de decidir, de saber que estamos haciendo mal, no culpemos a quienes nos rodean de nuestros propios errores.

Hay que aprender a crecer como personas, a saber sobrellevar nuestros propios errores, a medir consecuencias, a ver los resultados de cada uno de nuestros actos. Cuando aprendamos a verlo veremos que todo será más sencillo para saber afrontar las consecuencias, para salir airosos ante todo.

Hay que estar conscientes de que cada fracaso nos hace más sabios y de que cada error nos da una lección. Que nosotros mismos somos los que causamos alguna circunstancia y que no nos damos cuenta de ello. Así que aprendamos a estar tranquilos, a analizar cada situación, y sobre todo seamos capaces de reflexionar que es lo que anda mal, que estamos haciendo mal, para así poder dar solución a cualquier situación.

Así que amigos hagamos un alto y veamos con los ojos de la razón que es lo que está pasando a nuestro alrededor y en que estamos influyendo para que algo marche mal. Pongamos de nuestra parte para resolver cualquier situación.

Y cómo cada viernes los invito a leerme en el Diario Digital e Impreso EXTRA de la Laguna y en mi página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here